luca prodan fotos ineditas



LUCA está sentado en el banco de una plaza con su característico perfil: campera de cuero, anteojos oscuros por el sol y un sombrero. Tiene una guitarra acústica y a su lado, una mujer sostiene en sus piernas a un pequeño rubio, al que el líder de Sumo le sonríe.

En los restos de basura en el barrio de Flores, entre las calles Pumacahua y Rivadavia, en la puerta de un banco donde habitualmente paran indigentes, Alejandra Santillán encontró un pedazo de historia del rock argentino. "Estaban tiradas en el piso. Había muchas fotos, diapositivas y algunos negativos", contó la mujer a la revista Mavirock.



Y es que en su paso habitual por esa esquina, Alejandra vio a una persona parecida a Luca en una foto: "Cuando me agaché a levantarla del piso, me di cuenta de que era él. Me emocioné tanto como si hubiera visto a un familiar o un amigo".

"Cuando llegué a mi trabajo, le mostré a mis compañeros lo que había encontrado, pero ellos no reconocieron a Luca", contó. Su búsqueda no terminó ahí. Motivada por la curiosidad y por la indiferencia de sus compañeros de trabajo que no reconocieron a Prodan, volvió al punto de encuentro al salir de su trabajo.

"Luego de unas horas, cuando salí, volví al mismo lugar y comencé a buscar nuevamente si había alguna otra foto tirada en la calle. Y a varios metros de donde había encontrado las primeras apareció otra imagen de la misma secuencia, pero a diferencia de las otras, en esta puede verse que el nene que mira a Luca está sonriendo".