Popular channels

La achicoria, planta sustituto del café







La achicoria es una planta medicinal originaria de la parte mediterránea de Europa, Asía y norte de África. Parece ser que ya en el Antiguo Egipto se utilizaba con fines medicinales. Es uno de los mejores sustitutos del café si se busca un sabor similar, aunque su infusión resulta mucho más clara y ligera.

La planta entera puede alcanzar casi un metro de altura, posee hojas con gran cantidad de vello y borde dentado. La floración tiene lugar en los meses de verano y dan lugar a unas hermosas flores de color azul, en raras ocasiones se pueden encontrar en color blanco o rosado. Es fácilmente localizable en muchos bordes de caminos, aunque pocas personas son conscientes de que se trata de la planta achicoria.


Propiedades de la achicoria



Esta planta medicinal además de como sustituto del café se usa con fines terapéuticos, debido a sus altas propiedades para la salud.

Aperitiva: Es decir, puede abrir el apetito si se toma en el momento adecuado, aunque también puede tener un efecto saciante.

Colerética: Es decir, aumenta la secreción de bilis y con ello descongestiona el hígado.
depurativa. Ayuda a conseguir una depuración del organismo.

Laxante: Aunque de efecto ligero, puede ayudar a combatir el estreñimiento, ya que activa el movimiento intestinal.

Diurética: Es muy eficaz para ayudar en la eliminación de líquido acumulado en el organismo.

Antiarrítmica: Gracias a su contenido en inulina que tiene acción hipotensora junto con cierta bradicardia (ritmo cardiaco lento).

Antibiótica: Por su contenido en ácido clorogénico e isoclorogénico.

De todos estos beneficios los más destacables son sus efectos diurético e hipotensor.


La achicoria como sustituto del café



La parte de la planta que se utiliza para elaborar el sucedáneo de café, es la raíz de la achicoria. Para ello se recolecta, se deja secar, se tuesta y para finalizar se muele muy fina.

Las raíces de la achicoria son bastantes gruesas, ello provoca que se tenga que realizar unos cortes longitudinales antes de proceder al secado.

Parece ser que fue en la Francia napoleónica cuando se inicio el uso de la achicoria como sustituto del café, después pasó a Reino Unido y más tarde a Estados Unidos.

Una de las ventajas de esta planta es que no contiene nada de cafeína, por lo que pueden tomarla las personas que por sus circunstancias personales no les es aconsejado o no la admiten, como hipertensos o con problemas del sistema nervioso.


Café con achicoria



La achicoria combina muy bien con el café, de ese modo resulta una bebida con menos cafeína y de similar sabor al original.

Para realizarlo primero haces la decocción de la achicoria, dejando que hierva durante 2 o 3 minutos, luego apagas el fuego, añades el café molido y tapas. Deja reposando unos 3 o 4 minutos.

La dosis puedes variarla según la tolerancia a la cafeína, pero 3 cucharadas pequeñas de achicoria por una de café, podría ser una proporción adecuada, para 3 tazas de agua.

También puedes mezclarla con malta u otro tipo de cereales. La achicoria siempre te aportará ese punto amargo que asemeja al café, además de sus propias ventajas y propiedades como hemos visto más arriba.


Curiosidades:



En la Guerra Civil Española, debido a la ausencia de café, se tomaba la achicoria como sustituto, ya que esta planta era muy barata y, además, había en abundancia. También se siguió tomando en la postguerra, y en la actualidad todavía los supervivientes, la mayoría entonces niños, recuerdan con nostalgia sus tazas de achicoria con leche.

0
0
0
0No comments yet