About Taringa!

Popular channels

10 caminos contaminantes del dólar blue

Mientras el ministro Kicillof minimiza el impacto del dólar paralelo y asegura que se trata de un mercado especulativo y marginal, sus efectos en la economía real se hacen sentir. Valor de reposición de un bien, desabastecimiento, importación, inmuebles, turismo, inversión, incentivo al corto plazo, rentabilidad, energía, salarios: las vías de contagio que el Gobierno elige no mirar.



El mismo día que el dólar paralelo superó la barrera de los 15 pesos por primera vez, el ministro de Economía, Axel Kicillof, llegó al Congreso de la Nación a defender el proyecto de ley de Presupuesto y aseguró que el dólar paralelo "es un elemento meramente especulativo y no tiene ningún impacto financiero".

Una catarata de funcionarios lo siguieron en la afirmación, reforzando la idea de que se trata de un mercado marginal, ilegal, y que no resulta referencia para la economía, al tiempo que la brecha entre formal y paralelo se ampliaba por encima del 80 por ciento. El viceministro de Hacienda, Emanuel Álvarez Agis, dijo que hay una "psicosis" con el dólar en la Argentina y que "el tipo de cambio oficial es el único que hay y el único legal". Además, agregó que el dólar "tiene una dinámica tranquila, previsible, y permite garantizar la competitividad de la economía sin generar procesos de tensión cambiaria".

Sin embargo, los importadores van a comprar dólares al contado con liquidación a más de 14 pesos para poder pagar las importaciones que adeudan al exterior porque el Banco Central no les autoriza el giro de divisas al cambio oficial, los monotributistas quedaron excluidos de la posibilidad de comprar dólar ahorro y los exportadores -especialmente de granos- se sientan sobre sus ventas para dilatar la mayor cantidad de tiempo posible el ingreso de sus dólares al país que cobrarán en pesos al valor del cambio oficial.

Valor de referencia
Aunque el mercado ilegal del dólar sea pequeño y marginal, lo cierto es que está siendo referencia de muchas operaciones en la plaza formal, lo que termina mostrando el contagio de ese valor señalado como especulativo a la economía real y formal.

Antes de respondernos cuáles son las vías de transmisión que tiene el blue a la economía formal nos haremos otra pregunta: ¿Es el blue el que contagia a la economía real o es la estanflación -recesión con inflación acelerándose- que impulsa y acelera la demanda de dólares y presiona el mercado ilegal?

Para el gerente Pyme de la Bolsa de Comercio, Claudio Zuchovicki, no hay duda de que "es la economía la que está contagiando al dólar paralelo y no a la inversa".

El economista Francisco Gismondi, de la consultora Empiria, coincide. "El cepo generó los problemas de crecimiento, inflación y brecha entre el oficial y el paralelo. En el extremo de este camino, el ejemplo es Venezuela, donde la brecha en el tipo de cambio es exorbitante y no hay inversión, la entrada de capitales es cero".

Más allá de si se trata del huevo o la gallina, lo innegable es que hay vías de conexión entre el dólar ilegal y la economía real, que cotidianamente dejan en evidencia que el valor del blue tiene que ver con algo más que con la pura especulación financiera.



Los diez caminos que hay que mirar:

1 El valor de reposición de un bien.
Cuando un industrial usa una pieza o un comerciante vende un producto tiene que tener en claro cuál va a ser el valor que deberá pagar para volver a comprarlo. Con una brecha en torno al 80%, la expectativa de devaluación sube y eso hace que se recargue en el precio actual del bien el riesgo que tenés de perder dinero cuando vayas a reponerlo.

2 Desabastecimiento.
La dificultad para calcular el valor de reposición de un bien genera incertidumbre, y una manera de protegerse de eso es reteniendo el producto que tenés para vender. "Cómo no está claro si ganás dinero o perdés dinero cuando vendés un bien y no sabés cuánto te costará reponerlo, o cuando especulás con que su precio puede subir por efecto de una devaluación, la salida es frenar las ventas. Lo hace un productor con la soja, pero también lo hace un fabricante con sus piezas, que ha empezado a entregar a cuentagotas, y un comerciante también, porque sabe que si espera un poco más, probablemente podrá vender a un precio más alto o conseguir más pesos de los que le dan hoy, y su referencia para eso es el blue", dice Zuchovicki.

3 La importación.
La falta de dólares que padece el Banco Central lo ha llevado a sentarse sobre las reservas y pisar toda operación de pago de importaciones o pago de dividendos que implique el giro de divisas al exterior, lo que llevó a varios importadores que ya tenían los plazos vencidos a pagar sus deudas por la vía del contado con liquidación, que tiene un precio similar al del blue. "El problema es que si tenés que pagar una importación al valor del contado con liquidación, tus mayores costos se los trasladás al precio, y eso genera más inflación y más recesión", asegura Gismondi

4 Inmuebles.
Desde que el cepo al dólar llegó a los créditos hipotecarios y los préstamos para la compra de viviendas no pudieron cambiarse más por dólares para pagar la operación, el mercado inmobiliario entró en una caída a la que le cuesta encontrar un piso. En los tres años de cepo, la suba y la baja del volumen total de escrituras de propiedades en la Capital Federal ha ido al ritmo del achicamiento o la ampliación de la brecha cambiaria. Cada vez que el blue da un salto se frenan todas las operaciones porque el mercado debe volver a encontrar un precio, ya que los vendedores no quieren resignar valor en dólares, y los compradores se resisten a convalidar el precio del blue.

5 Turismo.
Con la diferencia entre oficial y paralelo, el turismo vive en el peor de los mundos. Mientras que para el que viaja fuera del país los valores se sostienen y se puede pagar un paquete al valor del billete oficial -más el pago a cuentas de Ganancias y Bienes Personales del cargo del 35%- los precios en los destinos locales suben más por que siguen el ritmo de la inflación. En tanto, los pasajeros que vienen al país en viajes corporativos o desde países desarrollados donde es poco común usar el efectivo, se encuentran con una Argentina cara, que desalienta la venta de tickets de llegada que dejarían dólares genuinos. Una importante fuente del negocio hotelero, explicó a 3Días que también la brecha frena la organización de eventos a mediano plazo. "Nadie reserva con más de tres meses de anticipación una reunión de incentivo a los empleados o una capacitación a la fuerza de venta porque no sabe cuánto le costará si en el medio hay una devaluación, y eso lo hace porque mira como referencia al dólar blue".

6 La inversión.
Gismondi, de Empiria, sostiene que la inversión es también una vía de contagio del dólar blue a la economía real. Es que cuando un inversor ve la diferencia entre el dólar oficial y el paralelo y sabe que los fondos que ingrese al país el Banco Central se los cambiará por pesos al tipo de cambio oficial, percibe que la Argentina es cara. "Es muy caro pagar hoy con dólares al cambio oficial en la Argentina. Si el monto del negocio es chico, el dinero se puede llegar a canalizar por vía del contado con liquidación, pero eso no es viable para un gran proyecto, por eso se han ido desactivando ese tipo de negocios en los últimos años", marca el economista.

7 Incentivo al corto plazo.
Para Zuchovicki, el mayor daño que le hace a la economía la existencia de un paralelo y una brecha por encima del 80% es que "te vas quedando sin moneda de largo plazo y eso es perjudicial a la hora de hacer negocios", dice. El economista de la Bolsa señala que "si bien hasta ahora se utilizaba el dólar para extender un contrato de alquiler de un campo a 10 años, por ejemplo, cuando la brecha es tan alta no se anima a firmarlo ni el locador ni el locatario, porque ninguno de los dos puede estar seguro de si podrá pagarlo o cobrarlo, según corresponda, en caso de que el dólar vuele".

8 Rentabilidad.
Como consecuencia de la devaluación y la brecha entre el oficial y el paralelo, el resultado que se le exige a una inversión es mucho más alto, por el riesgo de que en algún momento los dos tipos de dólares se alineen y la rentabilidad calculada en pesos se esfume al dividirla por el nuevo valor de la moneda dura. Un ejemplo para entenderlo mejor, si un inversor tenía u$s 20.000 y con ese dinero compró una cochera el 1 de enero de este año esperando obtener una renta del 6% anual, que serían u$s 1.200 anuales o 100 mensuales. Al valor del dólar de enero, el inversor fija el alquiler en 650 pesos, pero ve mes a mes como la devaluación le deteriora su renta y en la actualidad está cobrando al valor del paralelo sólo u$s 40, lo que se correspondería con una renta anual de sólo el 2,5%. En la práctica, para evitar ese escenario, los inversores se cubren exigiéndole a sus negocios una renta más alta que el estándar o sentándose sobre sus dólares a la espera de que se despeje el escenario.

9 Energía.
El economista y ex presidente de YPF, Daniel Montamat, detecta vías de contagio del blue también en el sector energético. "El petróleo y los productos petroleros se rigen por el dólar oficial y no pueden faltar dólares para eso. Son la prioridad, porque sin esa importación falta energía y se para la máquina. Hasta las refinadoras el combustible llega al valor del oficial. El problema son los insumos que esta industria usa, donde empieza a jugar como valor de referencia el paralelo, porque allí sí hay restricciones de importación y muchas de las operaciones se terminan pagando al valor del contado con liquidación y eso hay que trasladarlo a los costos", marca el especialista energético.

10 Salarios.
La expectativa de devaluación que genera una brecha tan alta entre el dólar oficial y el paralelo hace que los gremios estén alertas a reabrir las paritarias para compensar la pérdida de poder adquisitivo que ya tuvieron los sueldos por la inflación y también en moneda dura, si se calcula la devaluación ya acumulada del peso en lo que va del año. La caída de la actividad frena a muchos sectores que ven peligrar el empleo en su actividad, pero en otros donde se percibe la rentabilidad la presión avanza al mismo paso que el paralelo. "En la industria petrolera, los costos del trabajo se están volviendo un tema serio, porque se han ido acomodando más al dólar informal que al formal. Es una industria rentística y eso le da margen al gremio de presionar", explica Montamat.

Diez caminos, diez vías que muestran que el valor del dólar paralelo no es sólo especulativo y marginal, si no que es un pulpo con brazos comunicantes con la economía real.
0No comments yet