Te damos la bienvenida a la comunidad de T!Estás a un paso de acceder al mejor contenido, creado por personas como vos.

O iniciá sesión con
¿No tenés una cuenta?
La DINAMA constató que 23 fábricas industriales vierten efluentes no tratados (que contienen nitrógeno, carbono y fósforo) en el río Santa Lucía, una de las causas que ha provocado un elevado grado de contaminación del curso de agua. Cada una de las empresas dispone de un cronograma de plazos para revertir la situación irregular.



Las 23 empresas “son supervisadas y cada una dispone de un cronograma con plazos que varían entre mayo y diciembre. Finalizado ese tiempo el Ministerio aplicará multas en caso de retrasos”.

El pasado 19 de marzo el Poder Ejecutivo anunció 11 medidas para mejorar la calidad del río Santa Lucía que abastece de agua potable a Montevideo y parte de su área metropolitana y que es una importante afluente del río de la Plata.

La contaminación del río Santa Lucía se debe, entre otras causas, a la utilización de nutrientes y agrotóxicos que se ejecutan en las plantaciones, a la falta de saneamiento en ciudades como Fray Marcos y San Ramón y a la actividad industrial.



En ese marco, entre las medidas que anunció el gobierno, se incluyó la necesidad de implementar un programa sectorial de “mejora del cumplimiento ambiental de vertimientos de origen industrial en toda la cuenca hidrográfica exigiendo, a su vez, la reducción del nivel de nivel de Demanda Bioquímica de Oxígeno (DBO), nitrógeno y fósforo”.

En las últimas horas una delegación de la Dirección Nacional de Medio Ambiente visitó las obras de 23 fábricas industriales que vierten sus líquidos en el río Santa Lucía para constatar que los nutrientes de nitrógeno, carbono y fósforo “sean eliminados de forma efectiva”.



El director nacional de Medio Ambiente, Alejandro Nario, destacó el “interés privado en cumplir con exigencias y plazos que están previstos en la medida impuesta por el presidente Tabaré Vázquez”.

Plazos

Dijo que las 23 empresas “son supervisadas y cada una dispone de un cronograma con plazos que varían entre mayo y diciembre. Finalizado ese tiempo el Ministerio aplicará multas en caso de retrasos”.

Nario aseguró que las empresas son de “distinto porte” y que muchas de ellas “ya comenzaron las obras, mientras que otras están en fase de aprobación de proyectos porque las propuestas primarias no fueron de conformidad de DINAMA”.



Por su parte, el consultor internacional Álvaro Carozzi explicó que “se debe cambiar el tratamiento de líquidos en lagunas por sistemas de lodos activados”.

“Un buen tratamiento de efluentes industriales, llegando a valores bajos de salida luego de un proceso exigente, puede eliminar la contaminación del río. Pero juegan otros actores como el agropecuario y el agrícola”, dijo el especialista según informó Presidencia de la República