Check the new version here

Popular channels

27 años, candidato a intendente!

Hola a todos y a todas, vengo a contarles una historia que me toca muy de cerca.

La cosa es muy simple, Dante Bowen, de 27 años es precandidato a intendente de Dolavon (Chubut) por el FPV.

¿Pero, quién es Dante?



En principio les cuento que es un amigo de quién escribe estas palabras, un compañero de militancia y un gran colega.

No importa la bandera política que tengas, lo que creemos realmente interesante es el lugar que la juventud ha logrado conseguir en los últimos años. Como Kirchneristas, atribuímos ese espacio como un logro de las políticas de Néstor y Cristina Kirchner. Podrán asentir o disentir sobre el origen de tal índice de participación en los jóvenes, lo que resulta innegable es que la juventud se ha puesto en marcha.

Estas son las palabras con las que él mismo cuenta que va a ser candidato:


Sí, voy a ser candidato, pero antes de hablar de eso quiero contarles cómo llegué hasta acá.

Nací en Dolavon hace 27 años, me crié en el barrio 26 viviendas y fuí a la escuela que nos educó a todos los dolavenses, la 101. Durante toda mi juventud, el fútbol y el "depo" fueron mis escoltas, todavía me acuerdo cuando salimos campeones con la séptima división.

Luego llegó el día en que comencé en el histórico IWCM, tantas anécdotas recuerdo, pero ahí algo ya empezó a hacerme ruido.
Ese ruido se transformó junto a mis compañeros en la conformación del centro de estudiantes, primeros pasos en el mundo de la política, logramos un lindo proyecto que pese a algunas trabas pudimos conseguir; un test vocacional para los cursos que egresaban en los colegios de 28 de julio y Dolavon, con el fin de buscar una guía en el camino a seguir.

Me hice más grande, tomé un micro a Buenos Aires y me fui a estudiar, abogacía, algo que me gustaba. Como nunca pude quedarme quieto, empecé a militar en una agrupación llamada IURE. En la universidad no solo aprendí leyes, empecé a entender todo un mundo que se relacionaba con la política cada vez más de forma directa.

Después de unos años de militancia gremial y estudiantil, me fui a militar al territorio, a los barrios mas humildes de Buenos Aires. Conocí Piedrabuena, Lugano, donde quedó una parte de mi corazón, pero con el orgullo de saber que también quedaron compañeros organizados y convencidos de que un mundo mejor es posible.
Mientras caminé por todos esos lugares, nunca estuve solo, no estuve solo en la escuela 101, tantos amigos de la infancia, tantas maestras que me formaron. No estuve solo en el CSyDD, jugamos con una banda de pibes increíbles. No estuve solo en el IWCM, tantos otros compañeros y profesores que fueron enseñándome valores; pese a mi rebeldía. No estuve solo en las aulas de la Universidad, hice nuevos colegas, amigos, compañeros. No estuve solo en las villas y barrios cuando militaba el territorio. Los vecinos, los compañeros y compañeras, fueron los que terminaron de forjar mi vocación incondicional de servir, de pelear codo a codo con los que la tienen más difícil, porque el crecimiento y los logros nunca son individuales, sino colectivos.
Allí parí mi transformación militante, al fuego de este proyecto nacional que pone a los jóvenes como protagonistas del cambio. Pude independizarme a los 20 años, trabajar y formarme en la gestión de políticas públicas ocupando distintos cargos como funcionario público, desarrollando un Estado abierto a la participación e integración de la gente, conectados con las más profundas necesidades de nuestro pueblo.

Aquí estamos con esta pasión por este arte de lo posible, sabiendo que mi destino siempre fue volver al pago para transformar todos juntos nuestro Dolavon, en un pueblo del desarrollo, de la generación de puestos de trabajo genuino, de la inclusión, de la promoción de una cultura popular como un valor primordial. No se debe ser tan necio de no reconocer las cosas buenas que se hicieron, yo reivindico varias cosas, pero esa debe ser nuestra base para empezar a hacer y realizar todo lo que nos falta.

Porque Dolavon puede vivir mejor. Porque el futuro ya llegó. Y porque tenemos muy buenas ideas que vamos a armar de manera colectiva, olvidando las diferencias personales que nos han dividido por tantos años y que no nos han permitido armar un proyecto que nos contenga a todxs.
Estoy seguro de que esta vez, tampoco estaré solo, porque vamos a caminar juntos todos los dolavenses que sentimos y tenemos la esperanza que podemos más, que se puede estar mejor, que se puede empujar para adelante. Animémonos a construir el pueblo que queremos, el pueblo que nos merecemos.

Dolavon para la Victoria no es solo una candidatura más, es un conjunto de ideas que nos incluye a todos los dolavenses.

Dolavon para la Victoria es un proyecto que se piensa y se construye con propuestas de todos los vecinos.

Dolavon para la Victoria es un equipo de gente que trabaja para mejorar el pueblo.

Dolavon para la Victoria es energía, es potencia transformadora, es prepotencia de laburo para construir la felicidad de nuestro pueblo.

Dolavon es ir para adelante, todos juntos, hacia la Victoria!

Muchas Gracias!
Atte.: Dante Bowen.-



Estamos muy contentos por esta oportunidad que surge luego de años de militancia, solidaridad y laburo entre todos y para todos.

Les dejo las redes sociales para apoyar con un simple "like" si lo desean.








Si sos chubutense y vivís en el valle, no dudes en contactarte para sumar propuestas!
0
1
0
0
1Comment
ClaudiaTuAmor

🤤

0