Check the new version here

Popular channels

3 terabits por segundo en fibra para jugar al counter


La velocidad es una prioridad en estos días. Hay cada vez más gente conectada, lo que a su vez aumenta la presión sobre la infraestructura actual. Hacer más con menos siempre resulta atractivo para las compañías, pero lo que han logrado Huawei y British Telecom casi equivale a romper el molde. Utilizando un enlace existente de fibra óptica, sus ingenieros establecieron una conexión de tres terabits por segundo.

El desafío roza lo abrumador. Hay 4.400 millones de personas sin acceso a Internet en el mundo, y al mismo tiempo, aquellos que ya están conectados mantienen la demanda de velocidad en un ascenso meteórico. Si bien es cierto que nuestros proveedores locales nos dan ganas de llorar, las historias sobre conexiones de 1 gigabit por segundo (tanto en fibra como en cobre) se han estado multiplicando en los últimos meses. Si quieren seguir este ritmo, las compañías tienen dos opciones: O instalan nueva infraestructura, o desarrollan métodos avanzados para incrementar la eficiencia de sus sistemas actuales, especialmente en su red central.



Así es como nos encontramos con este flamante desarrollo de British Telecom y la china Huawei. La aplicación de la infraestructura conocida como Flexgrid, basada en las plataformas iManager U2000 y OSN 9800/8800 de Huawei, ha permitido a los ingenieros reducir el “espacio” entre los canales de 50 GHz a 33.5 GHz. Esto se traduce en un salto de eficiencia del 50 por ciento, lo que a su vez habilita la agrupación de hasta quince subcanales a 200 gigabits por segundo cada uno. La combinación de estos subcanales da lugar a un nuevo “supercanal” con una velocidad efectiva de tres terabits por segundo, algo así como 100 películas de alta definición en apenas un segundo. La mejor parte es que todas las pruebas fueron realizadas sobre fibra óptica ya instalada. El enlace completo de fibra tiene una longitud de 359 kilómetros, y conecta el Parque Adastral en Suffolk con la Torre BT en el centro de Londres.



Los investigadores reconocen que la demanda de capacidad aumenta entre 25 y 30 veces sobre una década. En estos días, la red central de British Telecom opera a un terabit por segundo, y si las proyecciones son correctas, deberá alcanzar como mínimo los 25 terabits por segundo antes de 2025. En teoría, una sola de las fibras puede ofrecer esa velocidad de transferencia, y si la multiplicamos por las 60 fibras que contiene un cable actual, el máximo del enlace ascendería a unos impresionantes 1.5 petabits por segundo. El primer paso ya fue dado.




0No comments yet
      GIF
      New