Check the new version here

Popular channels

4 señales de que estás en una relación enfermiza



Hay relaciones sanas y relaciones enfermizas. Una relación sana es aquella en la que ambas personas son libres de ser ellas mismas, no hay miedo de hacer lo que amas o ser quien eres y tomar tiempo para ti mismo no hará que la otra persona se distancie.

En una relación sana, ninguno de los dos necesita del otro para "completarse". Ambas personas están para sí mismos, sus sentimientos y pensamientos, y están abiertas al flujo del amor y la atención entre sí.

Se trata de dos pares que celebran juntos, en lugar de "necesitar" algo del otro.

En resumen, una relación de este tipo es una donde ambas personas están en armonía. Y eso es exactamente lo que se siente: en sintonía, relajado, y simplemente divertido.

Las relaciones enfermizas, en cambio, se ven y se sienten muy diferentes.

Las relaciones enfermizas pueden parecer una relación sana en la superficie. Pueden pasar mucho tiempo juntos, incluso han conocido a amigos y familiares de cada uno, y la gente se refiere a ustedes como una "pareja".

Pero no se tiene una relación real - al menos no una que se caracterice por el amor y la armonía.

Estas son las señales de que estás en una relación enfermiza:
1. Sigues teniendo los mismos problemas

Cuando te encuentras con la misma discusión con tu pareja por enésima vez, es una buena señal de que probablemente estás en una relación enfermiza. Si tuviste el mismo problema en tus relaciones anteriores, o sigues eligiendo parejas con problemas similares también es una señal. Los patrones que se repiten -en especial de relación en relación- indican que tienes sentimientos no resueltos del pasado, creando una dinámica destructiva que te impide disfrutar de la armonía.

2. No te sientes seguro o entendido

Una de las señales más claras de una relación enfermiza es que es difícil para una persona dejar que la otra persona diga la verdad acerca de sus sentimientos. Las relaciones enfermizas te hacen sentir como si tuvieras que cerrar una parte de ti mismo. Si sientes que tu pareja no te entiende, y que no eres libre de decir exactamente lo que está en tu mente, sabes que no estás en una relación real.

3. Alguien siempre debe tener la razón

En una relación real, cada persona está alerta de su papel en un problema, y la prioridad para ambos es el crecimiento de la relación. Las relaciones enfermizas se caracterizan por las luchas de poder. Ambas personas están compitiendo por el título de la víctima, con lo que el otro se convierte en el autor del delito. Nadie gana.

4. Es difícil estar en esa relación

Si te sientes agotado con tu pareja, es muy probable que estés atrapado en una relación enfermiza. En una relación armoniosa, en tanto las personas asumen la responsabilidad de cualquier problema que surja, vienen con soluciones creativas que añaden aún más a los sentimientos positivos que comparten.
0
0
0
0No comments yet