7 asesinatos a tiros en Rusia en circunstancias poco claras



Políticos, abogados y periodistas han sido asesinados en la época Putin en circunstancias poco claras

Políticos, abogados y periodistas fueron las víctimas preferidas de los sicarios rusos en los turbulentos años noventa. En menor número pero de manera muy significativa, estos asesinatos a tiros se reprodujeron en la era Putin, en particular durante el 2009 y con el trasfondo de otra guerra, la de Chechenia. A esta misma época corresponde la muerte por envenenamiento del exespía Alexander Litvinenko en el 2006 y el aparente suicidio de su patrón, el magnate Borís Berezovksy el año pasado, ambos en Londres.



SERGUEI YUSHENKOV.


Diputado opositor, vinculado al magnate Borís Berezovsky, fue asesinado de tres tiros por la espalda en abril del 2003. Participaba en la investigación de los atentados contra viviendas en tres ciudades, entre ellas Moscú, en las que murieron casi 300 personas y que desencadenaron la segunda guerra de Chechenia. Sus asesinos nunca fueron encontrados. El año anterior era asesinado Vladímir Golovlev, fundado junto con Yushenkov, del partido Rusia Liberal.


PAUL KLEBNIKOV.


Periodista estadounidense de origen ruso y residente en Moscú, dirigía la edición rusa de la revista económica Forbes. Klebnikov -que investigaba la muerte en 1995 del director de la televisión pública Vladislav Listiev- fue tiroteado desde un automóvil en julio del 2004. Una semana después era apalizado y apuñalado otro periodista, Paila Peloyan. Con Klebnikov sumaban 13 periodistas asesinados en dos años.


ANNA POLITKOVSKAYA.


El caso de la periodista asesinada el 7 de octubre del 2006 duró casi ocho años y acabó en la condena, en junio del2014 acinco acusados del homicidio material, pero se sigue ignorando quién dio al orden de acabar con ella, precisamente el día del cumpleaños de Vladímir Putin. Politkóvskaya investigaba los crímenes de guerra cometidos en Chechenia.


STANISLAV MARKELOV y ANASTASIA BABUROVA.


El abogado de derechos humanos y la periodista ucraniana fueron tiroteados en el centro de Moscú en enero del 2009. Markélov, llevaba el caso de una joven chechena asesinada en el 2000, y Babúrova, que investigaba a grupos neonazis rusos, recibieron balazos en la cabeza. El asesino, un miembro del grupo ultra Russki Obraz, fue condenado a cadena perpetua al año siguiente. El militar investigado por Markélov, Yuri Budánovl, sería también asesinado, al parecer en un acto de venganza. Markélov y Babúrova estaban vinculados a Nóvaya Gazeta, donde había trabajado Anna Politkóvskaya.


EDUARD CHUVASHOV.


El juez de Moscú había condenado a varios neonazis y ultranacionalistsas violentos por crímenes recistas y fue muerto de un tiro en el pecho a las puertas del edficio en que vivía, en abril del 2010. El pasado 11 de febrero, la fiscalía pidió la condena de cuatro miembros dela Organización Militante de los Nacionalistas Rusos (BORN) por, entre otros cargos, la muerte del juez.


NATALIA ESTEMIROVA.


Miembro de la organización de defensa de los derechos humanos Memorial y colaboradora de Anna Politkóvskaya, fue secuestrada y asesinada en julio del 2009 en Grozni. Memorial, que tuvo que cerrar su oficina en la capital chechena, y otras entidades y personas acusaron del crimen al Ramzán Kadírov, el hombre que gobierna Chechenia en nombre del Kremlin.