Canales populares
  1. Noticias y actualidad
  2. »
  3. Otros países

7D, 9D, 14D - El juez aceptó la apelación de Clarín


Ley de medios: el juez aceptó la apelación de Clarín y mantuvo la cautelar


Ahora la causa pasa a la Cámara de apelaciones que deberá confirmar o rechazar si son constitucionales dos artículos de la ley. Así el Gobierno no puede actuar de oficio sobre el grupo.



El juez Horacio Alfonso concedió ayer la apelación pedida por el Grupo Clarín para discutir en un tribunal superior la constitucionalidad de la ley de medios. De esta manera recobró automáticamente su vigencia la medida cautelar que impide aplicar dos artículos de esa norma a empresas del grupo.

“Concédese libremente el recurso de apelación interpuesto contra los puntos 2 y 3 de la parte resolutiva de la sentencia dictada en autos, debiendo elevarse los autos oportunamente a la Excelentísima Cámara en forma de estilo”, expresó ayer Alfonso en el marco de la causa principal por la ley de medios.

La fórmula es la que se utiliza habitualmente y la que el propio magistrado había aplicado en otra causa sobre la misma ley. Así, la apelación tiene efectos suspensivos sobre lo que había resuelto el magistrado el viernes pasado. Ese día Alfonso había validado la ley objetada por Clarín y al mismo tiempo levantó la medida cautelar que regía a favor de cinco de sus empresas.

Así ratificó la vigencia de la medida cautelar dictada en su momento por la Justicia y ampliada el 6 de diciembre pasado por la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil y Comercial federal. Hacia este tribunal partió el expediente ayer desde el juzgado 1 del fuero, subrogado por Alfonso al encontrarse vacante.

“El juez Alfonso concedió los recursos con efectos suspensivos. Es lo que corresponde de acuerdo con el Código de Procedimiento”, expresó el abogado del Grupo Clarín, Damián Cassino, al conocer la decisión del magistrado.

El Grupo Clarín había advertido ayer que el titular de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA), Martín Sabbatella, podía haber incurrido en el delito de desobediencia al iniciar el lunes el proceso de transferencias de licencias. Es porque la empresa considera que la cautelar seguía vigente dado lo que había dispuesto la Cámara de Apelaciones el 6 de diciembre, cuando dijo que ella tenía vigencia hasta el dictado de una “sentencia definitiva” en la causa.

La sentencia de Alfonso -de primera instancia- será ahora analizada por los miembros de la sala I de la Cámara de Apelaciones, María Susana Najurieta y Francisco de las Carreras, a quienes se sumó como tercer juez esta semana Ricardo Guarinoni, sorteado entre sus pares para actuar en esta causa.

Los jueces de Cámara deberán determinar si los argumentos utilizados por el juez Alfonso fueron válidos o si, por el contrario, se le da la razón al Grupo Clarín en cuanto a los derechos afectados por la aplicación de cuatro artículos de la ley, el 41, el 45, el 48 y el 161.

Una vez notificado del arribo de la causa a la Cámara, los abogados del Grupo Clarín tendrán diez días para expresar por qué consideran injusto el fallo del juez Alfonso. Una vez cumplida la “expresión de agravios” se le correrá traslado a la contraparte, es decir el Estado, para que conteste a lo que dijo la empresa, dentro de otros diez días hábiles. Después de ello el tribunal estará en condiciones de confirmar o revocar lo dispuesto por el juez de primera instancia.

El magistrado obvió expresamente algunos de los argumentos planteados por la empresa pero tampoco tuvo en cuenta en su fallo tres pericias independientes que demostraron el perjuicio que puede sufrir el Grupo Clarín y sus abonados a televisión por cable si se aplica la ley en forma plena.

Para el Grupo Clarín , la ley sancionada por el Congreso afecta diversas garantías constitucionales, entre ellas el derecho a la propiedad como así también la libertad de expresión. Sin embargo, Alfonso priorizó el rol del Estado como concedente del servicio de televisión y dijo que en ese sentido puede cancelar licencias antes del vencimiento de los respectivos contratos, una medida cuestionada (ver “ En el juicio de fondo ...”).

Fuentes judiciales estimaron que el fallo de Cámara podría conocerse en febrero o marzo. Otras fuentes sostuvieron que el tribunal puede abreviar los plazos judiciales al habilitar días y horas inhábiles. Esto en virtud de lo expresado por la Corte Suprema de Justicia de la Nación de apurar la causa cuando aún no existía sentencia de primera instancia. Igualmente, lo que resuelva la Cámara puede ser apelado luego por las partes ante la propia Corte Suprema.


0No hay comentarios