Check the new version here

Popular channels

A 60 años de Nagasaki los yankis siguen igual

El mayor acto de terrorismo de la Historia

El sol brillaba y el cielo estaba azul, el 6 de agosto de 1945, cuando Miyoko Matsubara, una niña de 12 años, empezó a trabajar con más de 200 compañeros de su escuela secundaria para niñas en Hiroshima, Japón. Demolían casas para crear cortafuegos, y estaban riendo y hablando. Eran las 8:15 de la mañana.

“De repente, mi mejor amiga, Takiko, gritó: ‘¡Escucho el ruido de un B-29!’ Pensaba que no podía ser, porque ya había sonado la señal de campo libre, y miré hacia arriba y… vi un cuerpo luminoso caer de la cola del avión… Escuché un rugido ensordecedor, indescriptible".
“Cuando desperté, la mañana clara y soleada se había cambiado a noche. Estaba en una neblina densa y polvorosa. Takiko, quien había estado a mi lado, simplemente había desaparecido… La única ropa que todavía tenía puesta era la interior, que estaba sucia, pero era de color blanco. El color blanco me salvó de la muerte… Me percaté que tenía la cara, manos y piernas quemados e hinchados, y la piel estaba despellejada y colgaba en tiras. Desesperadamente, empecé a correr.

“En camino a la casa, vi a mucha gente. Todos estaban casi desnudos y parecían personajes de las películas de horror, con su piel y carne horriblemente quemados y ampollados. Miles estaban atrapadas bajo los edificios derrumbados. Los muertos y los que morían estaban por todas partes; arrastrándose intentaban alejarse de los incendios que les rodeaban. Sus ojos colgaban de las cuencas, y sus cabellos estaban de puntas; caminaban con los brazos alzados, llorando por sus madres y susurrando desesperadamente: “¡Agua, agua!”

Era el fin de la Segunda Guerra Mundial. Un avión de la Fuerza Aérea norteamericana acababa de dejar caer una bomba atómica en Hiroshima, una ciudad de 350 000 habitantes, civiles, en su mayoría. La onda expansiva de la explosión niveló todos los edificios en un área de 2,5 kilómetros alrededor del punto de impacto.

Unas 100 000 personas murieron instantáneamente, incluyendo 8 000 niños y niñas como Miyoko, quienes habían sido movilizados para construir cortafuegos. Tres días más tarde, el 9 de agosto, Estados Unidos dejó caer otra bomba atómica en la ciudad de Nagasaki, justamente encima del área más poblada, matando en el momento a 74 000 personas e hiriendo 75 000 más. Muchas personas agonizaban con poca o ninguna atención médica por días o semanas, con gusanos infestando su carne podrida antes de que murieran por grandes dosis de radiación, quemaduras y otras heridas. Más de 60 000 murieron en los meses siguientes, y otros 70 000 murieron antes de llegar a 1950. Muchas fueron muertes lentas, por el cáncer.

¿Por qué el Gobierno de EE.UU. ocasionó tanto sufrimiento?

El pretexto oficial —todavía defendido por algunos hoy día— fue una mentira: que los bombardeos acelerarían la rendición de Japón, pondrían fin a la guerra y salvarían vidas.
En realidad, Japón ya había expresado su deseo de salir de la Guerra y EE.UU. lo sabían. El jefe del estado mayor de las fuerzas militares norteamericanas en ese momento, el Almirante William D. Leahy, reconoció: “Los japoneses ya estaban derrotados y listos para rendirse por el efectivo bloqueo marítimo y los exitosos bombardeos con armas convencionales. Tuve la impresión de que los científicos y otros querían hacer esta prueba por la vasta cantidad de dinero que se había gastado en el proyecto. Truman sabía eso, igual que los demás involucrados.”

Previamente, EE.UU. habían bombardeado con fuego a casi todas las otras ciudades de Japón incluyendo a Tokio. El 9 de marzo de ese mismo año, 300 bombarderos norteamericanos dejaron caer petróleo y después más de 1 600 toneladas de bombas llenas de napalm sobre esa ciudad. Más de 100 000 habitantes murieron quemados.

David Kruidenier fue de los pilotos de aviones B-29 que hicieron ataques aéreos en Japón, en 1945. El admitió: “Habíamos estado bombardeando con fuego a las ciudades más grandes para matar la máxima cantidad de civiles, e Hiroshima fue la más grande no atacada que quedaba”. Con una sola bomba hicieron lo mismo que antes requería cientos de aviones y miles de toneladas de explosivos.

Al parecer la bomba atómica fue usada para probar en blancos vivos y para demostrar la superioridad militar abrumadora de EE.UU. No sólo tenían una bomba de plutonio, sino que estaban dispuestos a lanzarla. Estaban dispuestos a matar en masa a centenares de miles de civiles.

¿A quién estaba dirigido ese mensaje de intimidación, de terrorismo?

Al resto del mundo, pero particularmente a la Unión Soviética. Los aliados habían acordado, en la conferencia de Yalta, que la URSS atacaría a Japón tres meses después de la rendición de Alemania. Stalin había informado que las fuerzas soviéticas estarían listas para ese ataque a tiempo; quiere decir, el 8 de agosto. Pero EE.UU. en realidad no quería que la URSS entrara en la guerra contra Japón. La bomba fue lanzada sobre Hiroshima el 6 de agosto.

Las poblaciones civiles de Hiroshima y Nagasaki no fueron asesinadas para poner fin a la Segunda Guerra Mundial, sino para comenzar la Guerra Fría. El llamado “Siglo Norteamericano” había empezado.

Inmediatamente después de los bombardeos norteamericanos empezaron a mentir sobre lo que habían hecho. El mismo día que bombardearon a Nagasaki, el 9 de agosto, el presidente Harry Truman declaró: “El mundo debe tomar nota de que la primera bomba atómica fue lanzada a Hiroshima, una base militar. Eso fue porque queríamos evitar, en ese primer ataque —en la medida que fuera posible— las muertes de los civiles”.

TERGIVERSAR LA HISTORIA

El término terrorismo ha sido mixtificado por los grandes medios de comunicación. Si un iraquí, cansado de ver cómo mueren niños en su país, se amarra explosivos a la cintura y los estalla al paso de un convoy militar norteamericano en Iraq, es un acto de terrorismo. Pero si un soldado de EE.UU. dispara misiles sobre la población civil de ese país no es terrorismo, sino un acto militar defensivo contra la insurgencia.

Con los actos bárbaros contra Hiroshima y Nagasaki se manipuló a la prensa.

Hasta 1960, el Gobierno estadounidense prohibió hacer público las fotografías de los daños después de los bombardeos. El entonces secretario de Estado, Christian Herter, escribió una carta a John McCone, director de la Comisión de Energía Atómica, para expresar que su sección tenía “graves reservas sobre la divulgación de estas fotos porque hemos estado preocupados sobre el impacto político, especialmente en Japón, y porque no estamos dispuestos a regalar un arma de propaganda a los comunistas que ellos usarían contra nosotros por todo el mundo”.

Dentro de Japón, durante la ocupación por EE.UU., que duró desde el fin de la Guerra hasta 1952, los oficiales norteamericanos aprobaron un Código de Prensa, censurando los reportajes japoneses y las publicaciones científicas con información sobre los bombardeos. Las autoridades de ocupación decomisaron diarios personales, poemas, fotos, película de cine, muestras médicas, portaobjetos de microscopio, y los archivos de los médicos sobre el tratamiento para radiación. Fueron alrededor de 32 000 artículos. Los médicos japoneses tenían que hacer las autopsias en secreto y circular los resultados de mano a mano, bajo amenaza de persecución.

Los actos de terrorismo de toda índole son repudiables, pero aparte de condenarlos es preciso entender las razones que explican la multiplicación de esos actos. El intelectual Atilio Borón advirtió sobre “la trampa" que tienden los “intelectuales bienpensantes”, para usar la afortunada expresión de Alfonso Sastre: “Ellos nos invitan a fulminar sin atenuantes tales monstruosidades, pero sin preguntarnos por sus causas, clausurando toda discusión sobre el otro terrorismo, el que surge y se consolida a partir de Hiroshima y Nagasaki como una política de Estado, implementada por Washington con el aval ético y político de los gobiernos del capitalismo avanzado”.

Recientes declaraciones del Presidente de EE.UU. ejemplifican cómo realizan esta “alquimia ideológica”, cuando tuvo el cinismo de afirmar que “la clase de gente que vuela metros y autobuses no es gente con la que se pueda negociar o aplacar". Y reiteró que todo el que mata a gente inocente es terrorista.

¿Quiénes eran entonces los que mandaron a bombardear Hiroshima y Nagasaki con bombas atómicas?, los miles de niños y personas que murieron con esos actos de terror ¿no eran personas inocentes? ¿Qué eran los 4 millones de vietnamitas masacrados que luchaban por su independencia? ¿Qué son los iraquíes invadidos, ocupados, torturados y asesinados? ¿Qué eran los 73 cubanos que murieron en un avión en pleno vuelo y cuyo ejecutor protege el Gobierno de Estados Unidos?

http://barcelona.indymedia.org/newswire/display/194611/index.php
0
25
0
25Comments
      gleri

      gracias por compartir el articulo, yo tampoco sabia nada del destino de la ciudad de
      Kokura, hasta que lei la nota en www.elortiba.org (transcripta del pagina/12)
      todo muy Penoso.

      0

      al data del post esta alterada

      0
      Lalexander

      emmm es verdad, como mierda es q tiene MENOS treinta y dos mil puntos?????

      0

      gracias por el texto
      hay un documental en discovery que refleja las experiencias de algunas personas
      durante y despues de la explosion, es lamentable ver eso
      lo peor es que nadie los juzgara
      eeuu jamas paso ni por 1/10 de este dolor indescriptible por que jamas lo vivio en
      carne propia, pero algun dia la van a pagar, eso se sabe hace tiempo

      0
      bochobolso71

      lo mismo me pregunto yo... 🙄 Los 10 que tenes son los que te doy
      ahora....TOMAAAA!!! (van con rabia, como si tuviera un yanki enfrente mio) 😈

      0
      Zanahoria

      Me pregunto como conseguiste la puntuacion negativa de este post. 🙄

      0
      alfavictordelta

      😛God Bless America 😛 fuck yeah!!!!! 😈

      0
      chugo

      el articulo esta muy bueno. Estoy de acuerdo totalmente. Pero no significa que avale ni
      aliente los atentados terroristas. Lo importante -creo yo- es no demonizar a nadie, y
      hacer una critica personal, que vaya mas alla de lo que diga la cnn... tratando de
      rescatar lo que verdaderamente importa de todo eso que nos muestran. Porque de
      hecho, la sobreinformacion es igual a la desinformacion. la mejor forma de esconder
      algo importante es metiendolo entre muchisimas cosas que no importan un carajo no ??
      Gracias x el articulo che.

      0
      PabloF

      Gracias, los puntos no importan. Lo realmente importante de este tipo de articulo
      es que representa la ultima veta que poseemos para difundir la "verdad" de estas
      hechos que aborrecen a la humanidad. hechos que aun hoy siguen ocurriendo,
      mientras presiono las teclas en este comentario, pero que ninguna persona, gobierno o
      entidad denuncia con la suficiente fuerza como para impedir algo... nunca perdamos la
      verdadera libertad de expresion y opinion. 🆒

      0
      mascacho

      Te felicito PabloF me dejaste sin palabras. Pronto los desgraciados tendran lo que se
      merecen.
      Perdona me quede sin puntos.

      0
      PabloF

      TODAS SON DE VERDAD, y son cosas que pasan mas alla de nuestras tranquilas
      fronteras....Algunas de las fotos de mi anterior comentario vienen de esta pagina...
      http://desastresguerra.blogspot.com/

      Yankis hijos de puta! 😡 😡 😡

      0
      Cachofilo

      Buenisimo PabloF, muy buen articulo e 😯 INCREIBLES las fotos de esos hijos de puta
      tirando mierda por todo el mundo... son reales? 😯

      0
      bebotinia

      Tengo 22 años y espero ver caer al imperio estadounidense como cayeron otros imperios
      (romanos, egipcios, etc) Solo eso espero. Lo de EE.UU no tiene perdon ni de Dios. Se
      creen la policia del mundo y nos va a llevar a todos a la autodestruccion. Repito
      solo espero ver como se derrumba ese imperio de mierda. Solo eso. 😡

      0
      w4r

      por eso cuando veo cine de terror asiatico con mis amigos les digo:" loco..... estan
      tan limados por que les tiraron no una si no 2 bombas atomicas!"

      0
      mauro81

      Lo mismo que Shadowmaker,no tengo palabras para describir el odio que les tengo a
      estos hipocritas,ignorantes y nacionalistas yankes. 😈 😈 😈 😈

      0
      dj morcilla

      excelente el articulo, van 10 para vos y mi desprecio x yankilandia

      0
      shadowmaker

      Ahh PabloF me olvidaba ... MIS DIEZ VAN PARA VOS !!!!!.
      PabloF y pepetopo 🙆‍♂️ 🙆‍♂️ VAN TRES VECES QUE LEO LOS ARTICULOS ...
      EXCELENTES !!!!!.
      Una vez mas ...gracias

      Shadow

      0
      PabloF

      PD: Muy bueno el dato Pepetopo, no lo sabia... 😯

      0
      PabloF

      Gracias Shadow!

      Y como dice la gente de Molotov:
      "macanazos asesinos yeah es lo que son, es la unica raza que odio de corazon" 😐

      0
      shadowmaker

      La verdad que decir algo que exprese toda la rabia que me despiertan estos ... estos ...
      llamemoslo "SUJETOS" seria en vano. Me da mucha rabia verlos lloriquear como nenas
      por el 11 de septiembre cuando ellos masacraron a millones de inocentes en todo el
      mundo sin siquiera pestañear 😡 😡 😡 .
      Todos los imperios se cayeron, el romano, el egipcio, el Maya, etc. ... no se si voy a
      tener el privilegio de ver la caida de estos gusanos ... espero que mi hijo si.
      Gracias por la reflexion entre medio de tanta teta y culo queridos PabloF y pepetopo !!!
      Altisimo POST !!!.
      Saludos

      Shadow

      0
      pepetopo

      "(...)
      A las 10 de la noche del 8 de agosto, en el aeropuerto de Tinian (en el extremo norte
      de las Islas Marianas), Fat Man, una segunda bomba atómica, fue cargada en un
      bombardeo B-29, llamado Bock’s Car, que levantó vuelo a las 4 menos cuarto de la
      mañana del 9 de agosto y a las 11 y dos minutos dejó caer la bomba sobre Nagasaki.
      (...)
      Pero hay una historia más sobre Nagasaki. Y es que el objetivo de la bomba de
      plutonio, en principio, no había sido Nagasaki sino Kokura.
      (...)
      Nadie oyó hablar de Kokura, donde la gente vivió como hizo siempre, y los días
      amanecieron y terminaron, como siempre, y el tiempo pasó y la gente nació y murió,
      como fue siempre.
      En 1963 Kokura se fusionó en una nueva ciudad que se llamó Kitakyushu. El nombre de
      Kokura dejó de figurar en los mapas. Kitakyushu es ahora un gran centro de comercio
      con más de un millón de habitantes.
      Nadie habla hoy de Kokura y, sin embargo, la segunda bomba atómica, la que hizo
      estallar en pedazos Nagasaki, no estaba destinada a Nagasaki sino a Kokura.
      El avión se llamaba Bock’s Car, y a bordo viajaba la bomba de plutonio. Bock’s Car
      alzó vuelo el nueve de agosto, a las cuatro de la mañana de un amanecer de Tinian,
      navegando hacia el Sol.
      Bock’s Car alzó vuelo hacia Kokura.
      Entre las ocho y las nueve menos diez dio vueltas sobre Yakoshima aguardando a sus
      aviones escolta, uno de los cuales no llegó y, sin esperarlo, siguió vuelo hacia Kokura.
      ¿Cómo sería ese día, qué destino tenía en el almanaque del tiempo?
      ¿Quién decidió que sobre Kokura hubiera nubes bajas?
      El avión llegó a las diez menos diez, y voló en círculos, esperando que el cielo se
      despejara.
      Ese día, seguramente, los habitantes de Kokura habrán mirado el cielo, y dicho, ¡qué
      día gris sobre el fondo gris de la guerra! Algunos habrándicho: “aquellas nubes no
      nos dan tregua, ¿no podrían mostrarnos un poco el sol sobre el fondo gris de la guerra?”
      Y por encima de esas nubes, el Bock’s Car, con una bomba atómica ya lista, volaba
      dando vueltas circulares, esperando que las nubes se abrieran. ¿Cuántos habitantes de
      Kokura habrán mirado al cielo esperando que el cielo se despejara, deseando lo mismo
      que el piloto?
      Pero no, para tristeza de los habitantes de Kokura, el tiempo no mejoró y como el
      parte meteorológico no daba esperanzas ni noticias de un cielo despejado, y se
      empezaba a agotar el combustible, el Bock’s Car dejó de dar vueltas en círculo y
      enfiló hacia Nagasaki.
      Los habitantes de Kokura vivieron porque ese día estaba nublado."
      Fuente
      Pagina12

      0
      Dr-Freud

      😡

      0
      Cachofilo

      Realmente genial el articulo, es bien sabido lo hipocritas que son los yankis y es
      increible que esto + lo de irak y vietnam, y etc etc sea un secreto a voces que nadie
      (ningun gobierno) se atreve a denunciar.... +10 para vos!
      😡

      0
      ivo_u2

      Sin comentarios... 😕 😕 😡 😡 😐 😐

      0