A 70 años del bombardeo a Guernica

Mañana se conmemoran los 70 años del bombardeo nazi a Guernica
Piden al gobierno que condene la dictadura franquista

Con actos en todo el mundo, mañana se conmemorará el 70 aniversario del bombardeo nazi a la ciudad símbolo vasca de Guernica -como apoyo al golpista español Francisco Franco-, donde murieron alrededor de 1.000 personas y se destruyó el 70 por ciento de la estructura edilicia.


A las 12 del mediodía del País Vasco, el presidente del Gobierno vasco, Juan José Ibarretxe, leerá un texto titulado "Guernica por la paz", el que será enviado a todos los centros vascos del mundo luego de su lectura.

Ayer, el vocero del ejecutivo vasco, Miren Azkarate, leyó un documento dado a conocer por la agencia de noticias Ansa en el que aseguró que "sigue pendiente un gesto del Estado español hacia Guernica. El actual gobierno y el Parlamento son herederos de aquel gobierno legítimo de la República, truncado por el alzamiento de Franco".

"Por lo tanto, tienen toda la legitimidad democrática para condenar la dictadura franquista y para pedir perdón por todos los crímenes cometidos en nombre de España, un gesto y un reconocimiento que se nos debe a Guernica y a Euskadi, y también a la propia sociedad española", agregó el documento

Durante todos estos años, la polémica sobre esa matanza de civiles fue muy grande, pero lo cierto es que se trató de la prueba de fuego de la Fuerza Aerea alemana del Tercer Reich dos años antes de que comenzara la Segunda Guerra Mundial.



El 26 de abril de 1937, a las 16.30, la Legión Cóndor de la aviación alemana tapó el cielo que cubría Guernica y lanzó durante tres horas una gran cantidad de bombas y de proyectiles incediarios sobre este poblado de 5.000 habitantes.

Un año atrás, el general español Francisco Franco había levantado a un sector del ejército contra la Segunda República Española, en lo que fue el comienzo de la Guerra Civil de ese país.

Para el día del ataque aéreo sobre Guernica, el "Ejército de los Rojos" -como los golpistas llamaban a los defensores de la Reública- había perdido la mayoría del territorio español, pero mantenían al País Vasco como un bastión infranqueable.

Franco, ante la imposibilidad de hacerse por sus propios medios de esa zona del norte de España, decidió recurrir primero a la ayuda italiana -donde se encontraba el fascista Benito Mussollini-, para luego recibir el apoyo de Adolf Hittler, quien ya estaba enfrentado con las potencias occidentales.

Luego del ataque, la propaganda franquista aseguró que los defensores de la República incendiaron Guernica para culparlos a ellos, mientras que "los rojos" denunciaron la realidad del hecho, aunque debido a su inferioridad en la lucha, su versión perdía credibilidad.

Sin embargo, todas las dudas se borraron en el juicio de Nuremberg, cuando el entonces mariscal de la aviación germana, Hermann Goering, declaró: "La guerra civil española dio una oportunidad de poner a prueba a mi joven fuerza aérea, así como para que mis hombres adquirieran experiencia".



Anécdotas sobre el cuadro

Se dice que en 1940, con París ocupada por los nazis, un oficial alemán, ante la foto de una reproducción del Guernica, le preguntó a Picasso que si era él el que había hecho eso. El pintor respondió: «No, han sido ustedes».

Dicen que cuando Dolores Ibárruri, "La Pasionaria", vio el cuadro en el Casón del Buen Retiro, dijo con una voz tranquila y baja: «La Guerra Civil ha terminado».





"No, la pintura no está hecha para decorar las habitaciones. Es un instrumento de guerra ofensivo y defensivo contra el enemigo."

- Pablo Picasso



FUENTE: http://www.pagina12.com.ar/diario/ultimas/20-84064-2007-04-25.html