Check the new version here

Popular channels

A EE.UU le queda poca vida Financiera..

"La economía de EE.UU. pronto colapsará y generará una revolución en Occidente"



El lamentable estado de la economía estadounidense, que acabará estallando como una burbuja, llevará a una confrontación inevitable entre los ciudadanos de a pie y la élite no solo en EE.UU., sino en todo Occidente, opina el analista Harry Dent.

Las manipulaciones de los bancos y los esfuerzos por aplazar una crisis financiera de una manera artificial han distorsionado el ciclo natural económico, lo que desembocará en la ruina del mundo occidental, asevera el analista en su artículo publicado en el portal The Market Oracle.

La burbuja extendida de la economía de EE.UU. ya se ha hinchado tanto como podía y está a punto de estallar, lo que evidencia la vuelta de la desigualdad extrema en los ingresos de la llamada clase media y la élite norteamericana. "Nos estamos acercando rápidamente al punto en que, a menos que algo cambie, las personas corrientes iniciarán una revuelta", asegura el autor.

Con ello, Dent supone que debido al descontento de la mayoría de la población por las ganancias extremas de la clase alta, EE.UU. no será el único país en vivir "la rebelión de las masas", sino que "la gente común empezará a rebelarse en todos los países desarrollados". "Sin duda, la próxima revolución occidental no será agradable, pero va a marcar el comienzo del próximo gran resurgimiento de la clase media en los países desarrollados y acelerará la nueva oleada de clase media en los países emergentes", concluye el analista.

"EE.UU. debe prepararse para su ruina financiera"


El propio representante de la élite estadounidense, el multimillonario Donald Trump, coincide con Harry Dent en que la economía de EE.UU. está a punto de alcanzar la ruina financiera. Esta primavera en el marco de una entrevista con Fox News, citada por 'Money News', Trump aseguró que los inmensos niveles de deuda, la alta tasa de desempleo y la inevitable reducción de la calificación crediticia son todos los ingredientes necesarios para una pronta ruina financiera del país.

Según el multimillonario, EE.UU. ya no es un país rico. "Cuando no eres rico, tienes que salir a pedir dinero prestado. Estamos pidiéndoles prestado a los chinos y a otros. Muy pronto nuestra deuda será de más de 16 billones", afirmó.

Por otra parte, Trump sostuvo que la tasa de desempleo real es más del doble de lo que se informa en este momento, y señaló que la cifra de desempleo de 8,2% "no es un número real". La tasa verdadera ha ascendido a 16%, e incluso algunos creen que la tasa de desempleo es tan alta como un 21%, mencionó el empresario.

Para describir el "mal" estado de la economía de EE.UU., durante la entrevista Trump eligió una "buena palabra, que es 'recesión'". En otras palabras, "EE.UU. pronto podría llegar a ser como Grecia o España, pero en una escala mucho más grande, concluyó el multimillonario.




El capital privado bate un récord al huir de Estados Unidos



En EE.UU. se ha registrado una disminución récord de capital privado debido a la reducción por parte de China y Japón del número de los bonos del Tesoro, que los inversionistas privados comenzaron a vender masivamente, revela un reciente informe.

La huida total de títulos a largo plazo, así como de activos a corto plazo (como las transferencias bancarias), ha ascendido a 153.500 millones frente a una entrada de capital de 33.100 millones en mayo, según ha comunicado este viernes el Ministerio de Hacienda de EE.UU. De esta cantidad, las salidas netas de capital extranjero privado han sido de 156.900 millones frente a los 3.400 millones de dólares de entrada de capital extranjero, informa Bloomberg.

Según los datos del informe con respecto al junio, la venta de bonos del Gobierno por parte de inversores privados llegó hasta 44.600 millones dólares en junio, lo que supone una cifra récord. "A principios de junio fue detectada una venta masiva de bonos del Tesoro, lo que asustó a muchos inversionistas privados", anunció Gennadiy Goldberg, estratega de TD Securities en Nueva York.

De acuerdo con el informe del Ministerio de Finanzas, los titulares chinos de bonos estadounidenses han reducido sus inversiones en 2.500 millones de dólares (hasta 1,27 billones) y los japoneses en 600 millones de dólares (hasta 1,22 billones).

El porcentaje total de las inversiones chinas y japonesas en los valores estadounidenses está disminuyendo desde 2004. Según los datos de Bloomberg este junio la caída alcanzó un 41,4%, mientras que en agosto de 2004 la cifra se situaba en un 50,9%.

Los bonos del Tesoro bajaron en junio en el contexto de la mejora de los datos económicos y una tendencia inflacionaria en la economía estadounidense. El 17 de junio el Departamento de Trabajo de EE.UU. publicó los datos según los cuales el índice de precios de los artículos en mayo subió inesperadamente hasta un 2,1%, lo que representa la tasa más alta desde octubre de 2012.

Los rendimientos de los bonos comenzó a caer después de que la presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, durante una conferencia de prensa el 18 de junio describió los datos sobre la inflación como "problemáticos" y señaló la necesidad de apoyar la economía estimulando la demanda de bonos del Gobierno.
0
0
0
0No comments yet