Popular channels

a Gestación Subrogada como indicador de la crueldad humana

La Gestación Subrogada como indicador de la crueldad humana


Para los que todavía no lo conozcáis, la gestación subrogada es una técnica mediante la cual una pareja que por cualquier motivo no puede gestar hijos propios de forma natural, tiene la posibilidad de hacerlo a través de una tercera persona, una mujer, que concibe a su hijo por ellos. Es el único método que permite a una pareja donde la mujer es incapaz de concebir, el poder formar una familia con hijos propios, “de su propia sangre”, al menos hasta que se invente la gestación artificial. Si es una pareja heterosexual la que desea acudir a esta técnica, el óvulo suele ser de la madre y el esperma del padre. En el caso de hombres solteros o parejas homosexuales masculinas el óvulo suele ser de una donante anónima (al igual que se dona esperma se donan también óvulos) y el esperma de uno de los dos miembros de la pareja. Este es simplemente un breve resumen. En esta página de la Asociación por la Gestación Subrogada en España tenéis mucha más información

Gracias a esta técnica, miles de parejas, heterosexuales y homosexuales, han podido cumplir el sueño de formar una familia con hijos propios y ha traído la felicidad a miles de hogares. Esta técnica además contribuye a paliar la deficiente tasa de natalidad en los países desarrollados, con una población envejeciente que acabará haciendo quebrar, por mucho que los políticos de turno se empeñen, todos los estados del bienestar europeos. Por si fuera poco, además constituye un generador adicional de puestos de empleo (médicos, enfermeros, científicos, abogados, técnicos de maquinaria especializada, etc.), una fuente de ingresos considerable para las mujeres “gestantes” y un elemento más de crecimiento económico para todo el país.

Familias felices, desarrollo económico, puestos de empleo… aparentemente todo son ventajas, ¿no?

Pues bien: la gestación subrogada está prohibida en prácticamente todo el mundo, con muy contadas excepciones. Increíble, ¿verdad?

El hecho de que la gestación subrogada esté prohibida en gran parte del mundo, sobre todo en los países autodenominados como “desarrollados” (…) es algo que mi mente no llega a comprender. No lo entiendo, de verdad. Lo intento pero no lo entiendo. La única explicación posible es, como reza el título de esta entrada, la crueldad humana. Sólo a través de la crueldad se explica que algo que puede hacer feliz a mucha gente sea prohibido, o dificultado. No existe otra explicación.

Pero adentrémonos un poco más en las razones que arguyen los detractores de esta técnica para analizar las miserias que esconden. Por un lado, la izquierda. La izquierda mundial, esa misma que va gritando por todos los recovecos del planeta que “mi cuerpo es mío”, esa misma que defiende que se pueda acabar con lo que podría llegar a ser una vida “porque yo decido en mi cuerpo”, esa misma que defiende que puedas poner fin a tu vida si no quieres vivir más, se opone a esta técnica, porque consideran que es una “mercantilización del cuerpo de la mujer”. Es curioso que Manuel Valls, Primer Ministro francés, utilizara exactamente las mismas palabras que yo meses atrás plasmé en la novela Perfectopía (*) al analizar las razones por las que la izquierda se opone a esta técnica. En resumen, para la izquierda, puedes abortar y suicidarte legalmente, pagar por ello y está bien, pero no puedes disponer de tu cuerpo para poder engendrar el hijo de otra pareja. En ese momento tu cuerpo ya no es tuyo, y lo que en un aborto (el pago, sea directo o no) no es mercantilización en la gestación subrogada sí lo es. La izquierda, donde su hipocresía acaba convertida en miseria, en crueldad, una vez más.

Por otro lado tenemos a la derecha. Ellos en general se oponen al aborto y a la eutanasia. Defienden la vida. Adornan sus manifestaciones con fotos de niños pequeños y llevan a sus propios hijos a dichas manifestaciones. Son “pro-vida”. Excepto si la vida la quieres traer al mundo a través de la gestación subrogada. Entonces es inmoral. Es antinatural, contra-natura, va contra la ley de Dios, o cualquier otra excusa que el estrecho círculo de prejuicios que siempre se dibuja en su mente consiga vomitar. Si además se considera que esta técnica permite tener hijos a las parejas homosexuales u a hombres solteros apaga y vámonos. A los maricones esos ni agua. A la hoguera.

Más miserias, más crueldad.

Todo el espectro político de los países desarrollados (con sus diminutas excepciones) se opone a permitir a miles de parejas y personas solteras ser felices. Los hijos tienen que ser propios, como Dios o el Estado manda. Como aquella pareja heterosexual que tenía a su hijo de 3 años vestido de Spiderman a las 12 de la noche durmiendose subido sobre sus hombros mientras ellos bailaban al “Pingüino en mi ascensor” en el concierto de las fiestas de Arganzuela bebiendo kalimotxo. Esa pareja estaba mucho mejor capacitada para ser padres que una pareja de gestación subrogada. O las parejas que veo todos los días aquí en Alemania a las 8 de la mañana en las escaleras del metro bebiendo cerveza y alcoholizados con el niño de 4 o 5 años merodeando alrededor son mucho mejores padres que otros de gestación subrogada porque, obviamente, los han tenido de forma natural y sin que medie el malvado mercado. O esos miles de niños productos de embarazos no deseados, o de descuidos adolescentes, serán obviamente mucho más felices. Hay miles de ejemplos. Tiene que haber algo especial en sus mentes por lo cual piensan que si los hijos los tienes de forma natural o adoptas los vas a querer más y los vas a cuidar mejor que si te recorres medio mundo y te dejas los ahorros de tu vida en poder tener tus propios hijos.

Recorrer medio mundo y gastarte tus ahorros porque a pesar de que esta técnica está prohibida en prácticamente todo el planeta, todavía existen algunos lugares (cada vez menos) a los que se puede acudir para poder tener hijos propios mediante gestación subrogada. El más conocido es California, pero también existen otros, con ciertas limitaciones, como Tailandia, Rusia, India, etc. El lugar más fiable es California, donde tienes todas las garantías legales y médicas, pero es también el más costoso (el proceso completo puede rondar hasta los 120.000€). En el resto de lugares suele ser más económico pero al tratarse de lugares de escasa seguridad jurídica y de condiciones médicas y sanitarias de dudosa calidad, suelen ser menos recomendables.

Es decir, gracias a la hipocresía de unos y a la estrecha mentalidad y los prejuicios de otros, miles de parejas en Europa y en el resto del mundo no pueden cumplir su sueño de formar una familia a no ser que sean ricos (gracias, izquierda, por defender la “igualdad”) o arriesgándose a un tortuoso proceso que puede acabar en tragedia (gracias, derecha, por defender la “vida”).

Por suerte hay gente en España que ya está luchando para cambiar la legislación sobre este tema. Y por suerte en España al menos, aunque la técnica no sea legal en territorio español, los hijos de parejas gestados mediante esta técnica son inscritos como hijos propios de forma automática (¡Es que lo son!). Además, esta empresa te ayuda desde España con todos los trámites para acudir a esta técnica en California, donde es legal, y te asesora. Pero me sigue pareciendo increíble que algo que sólo trae felicidad a tanta gente, tanto a gestantes como a familias, esté prohibida en gran parte del mundo, y sobre todo en los países “desarrollados”.

No se, igual no estamos tan desarrollados como creemos.

P.D. En el suplemento "Crónica" de El Mundo el pasado fin de semana hablaban sobre un caso de gestación subrogada en España. La forma de contar la historia es, por desgracia, bastante desafortunada, como en esta entrada de blog hicieron notar.

(*) En Perfectopía, el libro que he (auto)publicado este año, la gestación subrogada juega un papel fundamental en la historia y de hecho, “en el futuro” de la novela, está legalizada en lo que allí se conoce como “el mundo libre”. Mi interés en la gestación subrogada surgió debido a la incapacidad de unos familiares para poder concebir un hijo de forma natural, aunque finalmente, y tras mucho sufrimiento lo han conseguido. Aparte, y mis amigos más cercanos ya lo saben, tengo un interés personal en recurrir a esta técnica, y estoy ahorrando para poder formar una familia. Tras ello, ya sólo me queda plantar un árbol. Espero poder hacerlo con mi hijo o hija.


http://elreyestadesnudo.tumblr.com/post/101789145170/la-gestacion-subrogada-como-indicador-de-la-crueldad
0
0
0
0No comments yet