Check the new version here

Popular channels

A la cárcel viequense por abusar sexualmente de menor

buenas noches



 



Joshua Ayala Carmona cumplirá 11años de prisión a nivel federal por agredir sexualmente a una menor de 14 añosa principios de este año, al igual que hizo en 2012 contra otra joven de lamisma edad, hechos por los que fue sentenciado a probatoria a nivel estatal.


El joven viequense de 22 años fuetrasladado esta tarde del Centro de Detención Metropolitano (MDC, por sussiglas en inglés), en Guaynabo, hasta la sala del juez federal Jay A. GarcíaGregory en el Tribunal Federal en Hato Rey para la lectura de sentencia.


Cabizbajo y serio, Ayala Carmonadijo que la ahora perjudicada era la persona que lo escuchaba y aconsejabaluego de ser convicto por el caso anterior.


"No justifico mis actos,cometí un error. En el caso anterior, ella era la que me aconsejaba y meescuchaba. Creo que mezclé mis sentimientos por ella. Sé que fue unerror", manifestó el convicto en sala previo a ser sentenciado.


Su abogada, Yasmín Irizarry, dela Oficina del Defensor Público federal, y la fiscal Julia Meconiates, llegarona un acuerdo para desestimar los cargos de producción de pornografía infantil yque se declarara culpable por cargos de transportación de menor con laintención de sostener actos sexuales ilícitos con una pena recomendada de entre10 y 12 años. Ayala Carmona se declaró culpable el 15 de abril pasado trasllegar a dicha negociación.


Hoy su abogada argumentó para quese le impusiera la pena mínima estatutaria de 10 años, dado a que es unasentencia "seria" y opinó que era "suficiente" para losactos cometidos. Recordó que lo que hizo su representante es ilegal, pero quela diferencia de edad no era mucha.


Manifestó además que, como partede las condiciones de libertad supervisada una vez termine el término enprisión, es no ir a lugares donde haya menores de edad, como playas. La abogadasolicitó al juez que se haga una excepción en este caso porque su representadovive en Vieques, por lo que estaría sumamente limitado.
Por su parte, Meconiates señalóque imponer la sentencia mínima enviaría "el mensaje equivocado"tanto para el convicto como para la perjudicada y la comunidad en general.Recordó que es la segunda vez que incurre en este tipo de acción y que estandocon grillete y bajo probatoria, fue que cometió los actos.


El juez le impuso una sentenciade 11 años de cárcel y 15 años de libertad supervisada. Recordó que el joventiene dos hijos y que tiene historial de uso de marihuana, Percocet y alcohol.
De ir a juicio y ser encontradoculpable, se exponía a una pena de entre 10 años y cárcel de por vida.
Los hechos ocurrieron el 8 deenero de 2014, cuando Ayala Carmona se comunicó por mensajes de textosexualmente explícitos con la perjudicada y pautaron verse al otro día.Planificó que la menor llegara a un lugar cercano a su residencia en Vieques,dado a que no podía buscarla a su casa porque tenía grillete.


Ayala Carmona fue detenido el 10de enero pasado por agentes de la Oficina de Seguridad Interna del Servicio deInmigración y Control de Aduanas (ICE-HSI).
Según la denuncia, el hombreconocía a la menor de 14 años porque fue su vecina en Vieques y se comunicabacon ella vía mensajes de texto, pidiéndole fotos de sus partes íntimas. Laadolescente, accedió y se las envió a través de la aplicación para teléfonosmóviles qik. Además le pedía que borrara los mensajes para que su madre no losviera, según indicaron las autoridades.


La investigación reveló que AyalaCarmona le decía a la menor que quería ser el primer hombre en su vida y lehizo proposiciones sexuales. Hasta que el 8 de enero ocurrieron los hechos,cuando le pidió que se escondiera en el carro hasta que verificara que su madreestaba durmiendo para entonces buscarla y llevarla hasta su habitación.


Las autoridades indicaron queAyala Carmona confesó los hechos y dijo estar consciente que la menor estaba enoctavo grado. Admitió además que le dijo a la menor que no dijera nada a nadieporque podrían revocarle la probatoria de cinco años que cumple a nivel estatalpor un caso similar, por lo que tiene prohibido incluso hablar con menores deedad.


El 29 de octubre de 2012, AyalaCarmona fue sentenciado a cinco años de probatoria con grillete por seis cargosde agresión agravada, caso que se vio en el Tribunal de Primera Instancia deFajardo.
El 7 de agosto de 2012, el jovense declaró culpable tras llegar a un acuerdo con la fiscalía para reclasificarlos cargos de violación técnica y maltrato de menores que pesaban en su contrapor hechos ocurridos el 26 de febrero del mismo año, cuando agredió sexualmentea una joven de 14 años en la playa Almendros, en Vieques.


Cuando fue sentenciado, se leadvirtió que no podía tener contacto con menores de edad y que debía residircon su padre, José Luis Ayala, permanecer en la residencia 24 horas congrillete, y que se establecería un horario para que saliera a estudiar ytrabajar solamente.


Cuando hizo alegación deculpabilidad, la jueza María Inés Cartagena Colón le advirtió que de serencontrado culpable por los delitos originales, se exponía a una pena de 20años. Además, le recalcó que de volver a cometer actos similares, se exponía auna sentencia de 50 años de cárcel.
0
0
0
0
0No comments yet