A Randazzo lo bajaron hasta de los carteles

Florencio Randazzo se quedó sin nada luego de que declinara su candidatura presidencial y se bajara de la carrera por la gobernación de la provincia de Buenos Aires. Su decisión de negarse a jugar en la Provincia lo llevo a estar al borde de la salida del Gobierno y del Ministerio del Interior y Transporte que aun controla.
Tan mal estaría con Cristina Kirchner que no pudo colar ni a un solo hombre de su confianza en las listas que cerraron el fin de semana. 
Pero el malestar fue más allá. La Presidenta dio la orden de borralo de todos lados y algunos hasta lo tomaron literal. Muchos de los carteles que estaban en la vía pública y en los que Randazzo aparecía al lado de Cristina haciendo campaña desaparecieron.






El caso más llamativo fue el de un enorme cartel ubicado sobre la Avenida 9 de Julio. Se los veía al ministro y a la Presidenta con el lema: "El desafío es seguir transformando". Dos días después del cierre de listas lo pintaron de negro para que no se viera más.






Por ahora, el ministro resiste y promete que se va a quedar en el cargo hasta el 10 de diciembre. Pero lo cierto es que su actividad en el Gobierno bajó considerablemente y casi no tiene contacto con ningún ministro. Además, dejó de actualizar su cuenta de Twitter que solía usar a diario.