Check the new version here

Popular channels

A Videla no lo mataron: Según la Justicia, no hubo homicidio

Según la Justicia, no hubo homicidio culposo en la muerte de Videla

LA ATENCIÓN MÉDICA AL EX DICTADOR





Los tres médicos imputados fueron sobreseídos por el juez Salas.






El deceso estaba caratulado como “muerte dudosa”. La familia del ex dictador tiene el camino libre para cremar sus restos.


Los tres médicos imputados en la causa fueron sobreseídos por el Juzgado Federal N°3 de Morón. La familia del ex dictador tiene el camino libre para cremar sus restos.





Después de dos años de instrucción, el juez subrogante Juan Pablo Salas del Juzgado Federal N°3 de Morón decidió sobreseer a los médicos Tamara Silvana Urbini, Jorge Alberto Domínguez y Cecilia Sussano, imputados en la causa N° 50004572/2013 referida al deceso de Jorge Rafael Videla caratulada como “muerte dudosa”.

La resolución judicial a la que tuvo acceso Clarín, fechada el 28 de mayo, pero recién notificada a todas las partes en la última semana, indica escuetamente en su párrafo resolutivo: “Sobreseer (a los tres imputados) en la presente causa en orden al delito de homicidio culposo, previsto y penado en el artículo 84 del Código Penal”.

En un primer momento, el juez Salas llamó a indagatoria a los tres médicos del Servicio Penitenciario Federal tras comprobar que el ex dictador había muerto el 17 de mayo del 2013 en el Penal de Marco Paz, a causa de una cardiopatía dilatada (paro cardiopulmonar) producto de fracturas múltiples y de una hemorragia interna no detectada a tiempo. Por ese motivo, pasaron a ser investigados por posible mala praxis y homicidio culposo.

Leé más: “Los restos de Videla, en una misteriosa tumba ajena en Pilar”

Las investigaciones, sin embargo, demostraron que en todo momento Videla recibió una debida atención, y que, por otro lado, los estudios médicos no facilitaron la presunción de un estado crítico del interno de la celda 4620.

“En definitiva, tanto los estudios físicos llevados adelante por los profesionales de la medicina, como los complementarios efectuados (placas radiográficas como análisis de laboratorio), no reflejaron un cuadro clínico veraz, que permita presumir que Videla había sufrido una fractura de su pelvis y de las costillas 8, 9 y 10”, dice el documento.

La autopsia reveló que la hemorragia interna se debió a dichas fracturas producto de una caída en los días previos a la muerte. A partir de las pesquisas se constató que Videla fue asistido en todo momento por los médicos de guardia, enfermeros y celadores del Penal de Marco Paz: se le suministraron analgésicos para el dolor y pastillas de carbón para controlar una diarrea padecida por esos días.

Además, se le realizó un análisis de sangre que mostraba niveles normales para su edad, y se le tomaron algunas placas que no fueron lo suficientemente claras para advertir la fractura en la pelvis al no estar desplazada. En sus descargos, los médicos implicados aseguraron que se le brindó la debida atención y presentaron como testigos a los enfermeros de turno.

A la luz de las pruebas, se declaró falta de mérito para procesar o sobreseer a los médicos. Su categoría pasó de acusados a imputados y el juez Salas solicitó una pericia general a cargo de una junta del Cuerpo Médico Forense, encabezada por Luciano Pointevin, para determinar si el tratamiento fue acorde a la patología y si el fallecimiento de Videla obedeció a una negligencia médica.

Según consta en la resolución, la junta médica descartó que los profesionales hayan actuado con “negligencia o impericia, sino por el contrario, se indicó que las placas de tórax no evidenciaban una fractura de costillas, mientras que respecto de la placa de pelvis de frente, se señaló que existía un desplazamiento, visible pero no evidente”.

Desde la Fiscalía de Sebastián Basso informaron que no se cuestionará la resolución adoptada por el despacho del juez Salas. Con la causa sobreseída, la familia Videla tiene total libertad de solicitar, ahora sí de manera formal, el permiso para cremar los restos del ex teniente general como adelantó su abogado Adolfo Casabal Elia.

Investigación: Enrique La Hoz Velarde
0
0
0
0No comments yet