Check the new version here

Popular channels

Abel Pintos: "Mi vida fue un reality"

Abel Pintos: "Mi vida fue un reality"


El favorito de Extra Show
La gente lo eligió en una votación en Clarin.com y redes sociales. A los 30 años, celebra 20 de carrera en el pico de popularidad.




Más de 2200 personas te votaron como el favorito de esta semana. ¿Te sentís un elegido?

Me hace feliz que la gente me elija, para escuchar mi música o para leerme en un reportaje. Me están permitiendo, de alguna forma, ser parte de sus vidas.



Gran parte de tus votos llegaron a través de Facebook y Twitter. ¿Sos fan de las redes sociales?

Me divierten mucho. Ayudan a desmitificar. Comentar la felicidad que te da tocar en un estadio lleno es genial. Pero al otro día, decir que tenés dolor de muela te humaniza.




Tenés 30 años y 20 de carrera. Prácticamente, tu vida fue la música.

Sí, mi vida fue un reality. La gente me dice: "Me acuerdo de vos cuando eras chiquito'. Y la música fue la forma de vida que yo elegí desde chico. Después se convirtió en mi trabajo. Yo sé, igual, que voy a forjar el resto de mi vida alrededor de esto.




Si ese Abel chiquito se encontrara con quien sos hoy, ¿cómo te vería?

Me envidiaría, probablemente. Porque yo soñaba con hacer todos los días lo que hago hoy. Es genial.




¿Creés que funciona así, que lo que se desea mucho, se cumple?

Bueno, a eso de 'lo que deseo lo consigo' ahora le llaman ley de atracción. Antes, quizás, fue la fe. Y pareciera un proceso natural que no queremos terminar de entender. Tu mente genera un montón de pensamientos y tu corazón un montón de deseos. Vos podés elegir en cuál hacer foco y vivir para eso. Y ocurre.




¿Hubo momentos difíciles o disfrutaste todo el camino hasta hoy?

Trabajé mucho para lograr todo lo que tengo hoy, pero no es que sufrí 20 años hasta que llegué acá. Cada momento fue el mejor momento para mí.




Antes mencionabas la palabra envidia. Pero es difícil relacionar eso con tu personalidad.

Si es que existe una envidia sana, sería una envidia sana. Si no, quizás, podría decir que el Abel chiquito me admiraría.



En tu carrera, ¿cuál sería el equivalente al 'gol a los ingleses' de Maradona?

El día que escribí mi primera canción, Sueño dorado. Era algo que no consideraba. Nunca fue un proyecto para mí escribir canciones. Y eso, la verdad, provocó muchas cosas en mí.




¿Te considerás un buen letrista?

Empecé a escribir sin haberlo planeado y fue grandioso, una libertad emocional absoluta. A partir de ahí, respeté esa norma para siempre. No me siento a escribir canciones. Escribo cuando algo pide una expresión. No le tengo miedo al papel en blanco. Y si no, me dedicaré a escribir covers. No me voy a sentar a escribir canciones, en una especie de ingeniería musical.... No. Nunca.




Intuyo, entonces, que no te llevás muy bien con las rutinas. ¿Es así?

No... (se ríe). En realidad, todos los días vocalizo cuando me levanto. Lo hago a diario, pero nunca igual. Y un poco de eso es en todo.




Pareciera que tenés todo lo que querés. ¿Te quedan ambiciones, sueños por cumplir?

¡Claro! Los demás pueden decir: 'Ya está, ya llegó... Ahora que sólo se dedique a hacer shows'. No. Hoy más que nunca es el momento para aprender. Tengo todas las posibilidades y las herramientas.




El 8 de noviembre vas a cantar el estadio Único de La Plata. ¿Después vendrá un River, por ejemplo?

Es que en River pasaron muchas cosas, y en el estadio Único no tantas. Pareciera que está reservado para las bandas de afuera, y queremos cambiar eso. Es un desafío.Además, yo me vine de Bahía Blanca, donde nací, a Buenos Aires. Mi primer teatro lo llené en el interior, y luego en Capital. De alguna manera, tocar en La Plata es respetar eso, porque está en la provincia. Es simbólico.




En medio de las giras, ¿encontrás momentos para vos?

Sólo en el tiempo de descanso. Eso no significa que duerma todo el día. Trato de no hablar mucho, porque me cansa más que cantar. Leo mucho... Y en ese momento encuentro armonía.




Las fans no te deben dejar descansar mucho.

La relación con ellas es buenísima. Cada vez mejor. Viene cada vez más gente a los recitales, pero pareciera que hace 20 años vienen 20 mil personas. Lo siento así. Y nos divertimos mucho todos.
0
0
0
0No comments yet