Abraham y Manfredi los traficantes que hablaban con la Rosa

Fueron condenados por importar casi 10 toneladas de efedrina. Llamados con la sede de Gobierno y negocios con el Estado y el narcotráfico. Con quiénes hablaron en la Casa Rosada.




En las últimas horas, la jueza María Servini de Cubría mencionó que los “narcos” relacionados con el tráfico de efedrina llamaban a la Casa Rosada. Los cruces telefónicos que constan en su causa indican que desde la sede de Gobierno hubo comunicaciones con dos de los condenados el viernes por importar y desviar unos 9 mil kilos al mercado ilegal. El Gobierno debe informar ahora quiénes utilizaban esos teléfonos en la Casa de Gobierno, y si no lo hacen, la jueza federal procederá a allanar.

Según revela diario Perfil este domingo, uno de los cruces más llamativos es el del 22 de mayo de 2008. Ese día, 22 minutos antes de las 14, Julio De Orué, director del Registro de Precursores Químicos –ente que habilitaba a importar efedrina–, recibió un llamado de un celular de la empresa de Alfredo Augusto Abraham. Unas dos horas más tarde, Miguel Zacarías –funcionario del organismo antidrogas– recibió un llamado desde el conmutador de Casa Militar –Casa Rosada–. Antes de las 22.30, ese mismo conmutador llamó a Guillermo Manfredi, socio de Abraham.

Manfredi fue condenado el viernes a cuatro años de prisión. Quedó en libertad porque era el único miembro de la droguería Farmacéuticos Argentinos SA que estaba preso y ya cumplió su sentencia. La Justicia le adjudicó a Manfredi un papel menor. Figuraba como accionista y se dedicaba a retirar de la Sedronar los permisos para importar efedrina.

Abraham se llevó la pena más alta: 11 años. Para el Tribunal Oral Federal Nº 4 era el jefe de la organización. También para el fiscal Diego Luciani, que impulsó el juicio. Abraham se comunicó con el conmutador de la Rosada tres veces durante 2007: el 22 de febrero, el 3 de abril y el 29 de mayo.

Según consta en la causa de Servini, ese conmutador es el que registra la mayor cantidad de llamados al celular de Miguel Zacarías, secretario privado de José Granero, titular de la Sedronar, y miembro de la familia Zacarías, que acompaña a los Kirchner desde Santa Cruz.

En la causa del triple crimen, un empleado de Sebastián Forza y su custodio declararon que Ibar Esteban Pérez Corradi, prófugo del crimen, compraba efedrina a Abraham y luego la vendía a los narcos mexicanos.





link: https://www.youtube.com/watch?v=Bp3Q15iEsx0