Actriz porno Christy Mack denunció brutal golpiza del luchad

Actriz porno Christy Mack denunció brutal golpiza del luchador Jon Koppenhaver


La estrella del cine XXX terminó en el hospital con más de 18 huesos rotos. El expeleador de Bellator continúa prófugo de la justicia.


Christy colgó en Twitter algunas fotos tras la paliza que recibió.


La tormentosa relación entre una estrella del cine porno y un luchador de MMA terminó de la peor forma: ella con 18 huesos rotos después de una brutal golpiza del hombre que otrora amó; él, prófugo de la justicia de los Estados Unidos. Esta es la historia de Christy Mack y Jon Koppenhaver.


La pesadilla comenzó el viernes por la madrugada, cuando –según reportó la actriz en su cuenta de Twitter– Koppenhaver, conocido como ‘War Machine’, fue a su casa y la encontró junto a una tercera persona. “Me halló con un amigo, quien estuvo completamente vestido y desarmado”, sostiene Mack en su testimonio.


Koppenhaver perdió la razón y, sin mediar palabras, golpeó al acompañante de Christy –cuya identidad aún se desconoce– y lo echó de la vivienda de la actriz, ubicada en Las Vegas, Estados Unidos. Según la agredida, se separó de ‘War Machine’ en mayo y desde entonces él vive en San Diego.


“Me obligó a desnudarme y bañarme frente a él. Luego empezó a golpearme en el rostro. No recuerdo cuántas veces me pegó, solo sé cuántas heridas sufrí de su parte”, añadió Christy en su comunicado.

El resultado de la golpiza fue este:

*18 huesos cerca de los ojos terminaron rotos
*Dientes rotos y algunos arrancados de raíz

*Christy es incapaz de masticar y solo ve con el ojo derecho
*Una costilla fracturada
*Una pierna muy lastimada, lo que le impide caminar



Mack reveló también que se ofrece una recompensa US$10,000 por la captura de su expareja.


Según el portal TMZ, el presunto agresor es acusado de sietes delitos, entre ellos “ataque con un arma letal” y “violencia doméstica con resultado de graves lesiones”, entre otros.


La organización Bellator, en la que hasta ahora peleaba Koppenhaver, lo despidió apenas se conoció el escándalo. Él desapareció luego del incidente y continúa prófugo de la justicia, pero hasta el lunes ofreció su versión sobre lo ocurrido la semana pasada a través de su cuenta oficial en Twitter :


“No soy un mal tipo, fui a darle una sorpresa a mi novia, ayudarla para su show y darle un anillo de compromiso, pero terminé luchando por mi vida”, detalló el luchador de MMA en un mensaje publicado este martes por la mañana.