About Taringa!

Popular channels

Adiós para una leona de ambo verde

Que lindo seria ver una plaza llena con carteles por quien si vale la pena hacerlo, pero extrañamente, de esto en los medios no se habla, no es importante parece...asi estamos!!!



Al teléfono alguien decía que habían chocado dos trenes. Eso es imposible, respondió la mujer. No pueden ir dos trenes por la misma vía. Estela Morandi, la jefa de Catástrofe del SAME, sabía de situaciones difíciles. Había salvado vidas en los atentados en la embajada de Israel y en la AMIA, en el despiste del avión de LAPA y el incendio de Cromagnon. Llevaba dos décadas con el ambo verde puesto.

El día de la tragedia de Once, el 22 de febrero de 2012, un tren se había estrellado contra el andén. Estela chequeó la información que en los primeros segundos sonaba inverosímil, puso todos los recursos del SAME a disposición y ayudó a rescatar a más de 700 personas. En ese escenario lloró, se secó las lágrimas y siguió trabajando. Lo hizo sin parar durante 12 horas, hasta que todo terminó.
Desde este lunes, en las redes sociales circula una foto de Estela de aquel día. Se la ve parada frente a un hombre acostado en una camilla. Estela tiene el pelo corto y ruge. Parece estar dando una orden, una de esas órdenes claras, inapelables, que la gente como ella sabe dar en momentos de vida o muerte. La imagen es la que sus colegas eligieron para homenajearla. El lunes murió de golpe, a los sesenta años. El martes fue su entierro y las sirenas de las ambulancias del SAME sonaron en su honor.

“La despidieron como una heroína, como lo que ella era. Cortaron la calle Monasterio –sobre la que está la sede central del SAME, en Parque Patricios- y sonaron las sirenas diez minutos”, contó a Infojus Noticias su hija Paula, reportera gráfica. “Ella siempre dejó todo por lo que hizo, aunque no tuviera que hacerlo”, recordó.

Estela era médica toco-ginecóloga y legista, egresada de la Universidad de Buenos Aires. Fue la primera universitaria de su familia. Trabajó en hospitales públicos, en guardias y ambulancias, hasta que se inclinó por la emergentología y llegó al SAME.



“Era la no claudicación. Nunca. Era una persona a la que la definía la entrega total para todo”, dijo a Infojus Noticias Alberto Crescenti, director del SAME. “En un mundo donde todos miran cada vez más para otro lado cuando pasa algo, ella ayudaba sin mirar”, agregó.
0No comments yet
      GIF