Check the new version here

Popular channels

Ahora, bonistas reclaman u$s3.000 millones y apuntan a cuent

Ahora, bonistas reclaman u$s3.000 millones y apuntan a cuentas de Lázaro Báez en EEUU

La American Task Force Argentina, un grupo de lobistas que representan a acreedores en default, señaló que buscarán "en todo el mundo" activos del empresario ligado al Gobierno para embargarlos



A través de una teleconferencia, Robert Cohen, abogados del fondo NML convocado por la American Task Force Argentina, afirmó este jueves que el grupo de acreedores que representa mantiene reclamos contra el Estado argentino por u$s3.000 millones y que buscarán fondos del empresario Lázaro Báez "en todo el mundo" para embargarlos y así compensar parte de la deuda cuyo cumplimiento exigen.

El argumento de la ATFA, un lobby financiado por el fundador y CEO del fondo Elliott, Paul Elliott, es que fondos de Báez depositados en el exterior son fruto del lavado de dinero del ex presidente Néstor Kirchner y la actual mandataria Cristina Kirchner.

Cohen explicó que, según una investigación del fiscal José María Campagnoli, el dinero del empresario santacruceño pasó de cuentas en el estado norteamericano de Nevada a las Islas Seychelles, y luego a Suiza. Dichos fondos podrían haber sido blanqueados a través de la adquisición de títulos públicos argentinos para ser reingresados al país.

El letrado consideró que ese dinero podría provenir de una operación de fraude contra el Estado argentino, como lo es un delito de corrupción en la función pública, y, por lo tanto podría ser motivo de embargo.

Por ello, Cohen insistió en ligar operaciones financieras de Lázaro Báez con negocios del matrimonio presidencial, en supuestas maniobras para lavar dinero "Báez pagaba cientos de miles de dólares por ocupar habitaciones en un hotel de los Kirchner en Santa Cruz que nunca se ocupaban", recordó el abogado.

SI LOS FONDOS DE BÁEZ PROVIENEN DE UN FRAUDE AL ESTADO, PODRÍAN SER EMBARGADOS POR LA JUSTICIA NORTEAMERICANA

Según publicó en exclusiva Infobae, un juez de distrito de Nevada consideró esta semana que Báez "“malversó” fondos" de la República Argentina a través de 123 sociedades radicadas en aquél distrito de los EEUU y que, por lo tanto, el fondo buitre NML Capital puede llevar adelante acciones para embargar dinero y cobrarse parte de la sentencia por u$s1.660 millones en favor de los holdouts.

Pero Robert Cohen aclaró que "la Argentina nos debe más fondos, unos u$s3.000 millones que no estas ligados al pari passu, y esta investigación a Báez está relacionada con eso". El abogado explicó que el motivo de sus esfuerzos es que su cliente, NML, pueda cobrarse "parte de la deuda" que Argentina se niega a pagarles. Confirmó además que todavía no hay fecha para reanudar las negociaciones con la Argentina y el mediador Dan Pollack, nombrado por el juez Thomas Griesa.

Este martes, el magistrado de Nevada Cam Ferenbach, "“no hay dudas de que Báez malversó fondos de Argentina y que un malversador o ladrón no adquiere título de propiedad sobre aquello que roba”". Por eso, falló a favor de NML, el fondo de Paul Singer, que había pedido efectuar una acción de discovery sobre las 123 compañías.

Esta posiblidad se encuadra en el procedimiento "discovery" del sistema jurídico de los EEUU, que permite recolectar información sobre activos potencialmente embargables. A la vez, la resolución del juez Ferenbach se sustenta en que la Corte Suprema de los EEUU ratificó el 16 de julio que los bonistas que litigaron contra la Argentina por sus tenencias de bonos en default están habilitados a pedir información sobre activos del país en el exterior potencialmente embargables para cobrar la sentencia a su favor.

La causa se basa en la investigación del fiscal Campagnoli que el juez denomina, en español, "“La ruta del dinero K"”, como la bautizó, en abril de 2013, el programa de televisión Periodismo Para Todos. Según Campagnoli, Báez "“lavó u$s65 millones a través de 150 corporaciones de Nevada"”. Ferenbach también sostuvo que "“el gobierno de Kirchner tomó represalas y removió a Campagnoli de su oficina”".

Cohen explicó que "las 123 firmas de Lázaro Baez son solo la punta del iceberg y estamos tras la pista para sacar a la luz el resto".

Este jueves, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, aseguró que la causa en Nevada no tiene la más mínima razonabilidad. "Hay un juez de (el tribunal norteamericano de) Nevada que pretende inventar una causa para ver posibles fondos que tiene interconectado el país con el sector privado. La verdad que es una patraña, una mentira que no tiene la más mínima razonabilidad", declaró Capitanich en su contacto diario con la prensa.
0
0
0
0No comments yet