Check the new version here

Popular channels

Ahora, con 5 puertas





El Mini moderno, por llamar de alguna manera al modelo que empezó a fabricar BMW cuando se hizo cargo de la marca de origen británico, apareció originalmente en 2000, y en 2006 se hizo su segunda generación. A la tradicional versión Cooper, hatchback de tres puertas, se le fueron sumando sucesivamente otras opciones, como la “rural” Clubman o el crossover Countryman.

A finales de 2013 al Mini le llegó el turno de su segunda renovación. La tercera generación comenzó a venderse en el mundo este año, pero solamente en su versión más tradicional, la de tres puertas. Ahora le llega el turno a la de cinco puertas, versión que ya fue mostrada en extenso por la marca con difusión de imágenes pero que para su exposición en ”carne y hueso” habrá que esperar al próximo Salón de París, que tendrá lugar el mes próximo.

Visto en el último Salón de Ginebra como Clubman Concept, el Mini 5 puertas tiene una distancia entre ejes 72 mm más larga que el del tres puertas. Lógicamente, eso redunda en mayor comodidad para los pasajeros traseros, que disponen de la totalidad de todo ese alargamiento. Además, en el habitáculo –61 mm más ancho–, la distancia hasta el techo creció 15 mm.

Justamente la fortaleza de este vehículo es lo que ofrece para quienes viajan atrás, porque son los que también disfrutan de las dos puertas adicionales para el acceso al espacio posterior. Todos pueden llevar más equipaje, porque el espacio del baúl también se ve acrecentado en 67 litros, con un total de 278.



El Mini Cooper 5 puertas, 161 mm más largo que el de tres (3.982 mm en total), está propulsado por una nueva gama de motores con tecnología TwinPower Turbo y de diferente configuración. Entre los nafteros, hay dos de tres cilindros, de 102 y 136 CV de potencia, y uno de cuatro, más potente, de 192 caballos. Entre los propulsores diésel, las dos versiones del tres cilindros entregan 95 y 116 CV, mientras que el de cuatro ofrece una potencia máxima de 170 caballos.

Siempre tracción delantera, la transmisión de serie es una manual de seis marchas, siendo opcional una automática secuencial Steptronic de la misma cantidad de engranajes. Dispone de sistema de arranque y parada, el famoso Start-Stop que apaga el motor cuando el auto está detenido y automáticamente lo enciende cuando el conductor coloca un cambio para circular nuevamente.

Esta novedad trae de serie controles de tracción y de estabilidad con bloqueo de diferencial. Las versiones más deportivas (S y SD), cuyas carrocerías son también las más largas (4.005 mm), incorporan el denominado System Performance Control, otra ayuda electrónica que entra en funcionamiento en situaciones realmente límite, y el control dinámico de suspensión, también para ayudar a que el conductor pueda disfrutar de una conducción más deportiva reduciendo el riesgo de sobrevirancia (trompo, en castellano pistero).

Trae seis airbags, sistema head-up display (proyección de información en el parabrisas) y pantalla multifunción de 8.8 pulgadas, entre otros elementos de seguridad y confort. Pero lo destacable por sobre todo quizás sea la incorporación de la tecnología de LED, que se usa no sólo en las óptica delanteras y traseras, sino también en la interior.

El nuevo Mini estaba programado originalmente para llegar al país este año, pero por ahora está en veremos, dada la situación actual del sector. Quizás cuando finalmente arribe el tres puertas, éste sea acompañado por el de cinco.



0
0
0
0No comments yet