Check the new version here

Popular channels

Ahora sí el mundo se cayó encima de la Argentina



Ayer fue un día negro en los mercados internacionales, ya que cayeron fuerte los índices de Wall Street por la baja venta minorista y producción manufacturera de los Estados Unidos y principalmente por una posible recesión en Alemania, el país clave de la Eurozona, que hasta ahora crecía. Pero da la impresión de que se viene una recesión a lo que hay que agregar la propagación del virus ébola, que ya se cobró otro infectado en el hospital presbiteriano de Dallas (Texas). A todo esto, el Estado Islámico (ISIS) sigue acechando la ciudad de Kobane, Siria, poblada por los pershmergas kurdos armados por occidente, que resisten con éxito. Ahora se sumó Turquía permitiendo usar las bases americanas en su territorio para que operen los bombarderos que apoyan a los kurdos. El caso es que con este conflicto en Siria e Irak, las tensiones con Irán y la grave situación interna de Pakistán y Afganistán, el petróleo sigue bajando y llegó a los 80 dólares, influido por la gran producción americana del shale oil, que disminuye la dependencia americana de Medio Oriente en materia energética.

Profecía cumplida

Los mismo pasa con la soja, nuestro gran producto de exportación, que ronda los 350 dólares la tonelada en Chicago por la superproducción del agro de EEUU. Esto significa para nuestro país que los productores sojeros alejados de la zona núcleo sufrirán pérdidas y seguro que la cosecha del 2015 será menor que este año, con un ingreso menor de 7.000 millones de dólares en ese año próximo.

Cristina viene diciendo desde principios de año, cuando se vio obligada a devaluar, que el mundo se cayó encima de la Argentina, para justificar la situación de estanflación que sufría el país. Pero ahora, antes del miércoles negro de ayer, la economía argentina entró en una recesión profunda de más del 4% anual, ya que el segundo semestre mostrará una caída del 6% contra el -2 del primer semestre. Por lo tanto, el gobierno con medidas policiales sólo logró que el dólar blue bajara a $ 14,65 y el contado con liqui y el bolsa a $ 13,40 muy lejos del oficial de $ 8,50, una brecha que hasta ahora el gobierno sostiene pero que en cualquier momento explota. Así las cosas, con la debacle mundial que profundiza la caída profunda del PBI argentino, sólo le queda al cristinismo -como alternativa racional- solucionar el problema de la deuda con todos los holdouts a partir de enero del año que viene. Así y todo, aun si se logra el arreglo, es muy difícil que el gobierno pueda reactivar la economía y, como están las cosas, el kirchnerismo llegaría a diciembre con la lengua afuera.
0
0
0
0No comments yet