Te damos la bienvenida a la comunidad de T!Estás a un paso de acceder al mejor contenido, creado por personas como vos.

O iniciá sesión con
¿No tenés una cuenta?

link: http://www.youtube.com/watch?v=wIJaQpKPnZ4

Uno de los juegos más divertidos de A todo o nada es el que las azafatas tienen que adivinar a distintas personas -algunas del espectáculo, otras del deporte y otras históricas- con las distintas características que les van diciendo los participantes.

Esta vez la elegida para sentarse en el sillón fue Ailén Bechara y protagonizó una situación que puso loco a Guido Kaczka. En la foto estaba Carlitos Balá y, a pesar de la perfecta descripción de todos, no pudo acordarse el nombre.