Canales populares

Al Jazeera a la caza de Occidente

La principal cadena de información en arábe da el salto al mercado anglosajón de televisión al lanzar un canal en inglés





Conocida en Occidente por ser el cauce habitual empleado por muchos grupos terroristas de la nebulosa Al Qaeda para dar a conocer sus reivindicaciones, Al Jazeera se dispone a dar el salto definitivo a la conquista del mercado televisivo anglosajón con la inauguración de un canal enteramente en inglés el próximo miércoles.

La cadena árabe, con sede en Qatar, lleva compitiendo desde 1996, y con más intensidad a raíz de los atentados del 11 de septiembre de 2001, cuando emitió en exclusiva los vídeos de Osama Bin Laden, con las grandes cadenas estadounidenses -sobre todo CNN- por ser la primera en dar las noticias de Oriente Próximo.

Pero a diferencia del canal propiedad del multimillonario Ted Turner, Al Jazeera ofrece información desde una perspectiva distinta, más afín a las inquietudes del pueblo árabe. CNN siempre ha contado con la hegemonía global en la retransmisión en directo de guerras y conflictos de la zona más caliente del planeta, pero ahora mira de reojo y con recelo el auge imparable de su rival árabe.

En ese contexto, Al Jazeera cree que ha llegado el momento de desafiar el dominio de los medios occidentales de noticias jugando en su propio terreno, emitiendo para el mundo anglosajón con la importante excepción de Estados Unidos, que por cuestiones técnicas y no políticas todavía no está a su alcance. El nuevo canal de noticias en la lengua de Shakespeare emitirá las 24 horas y simultáneamente desde cuatro centros ubicados en Kuala Lumpur, Doha, Londres y Washington.

En este último país es donde mayores son los reproches hacia la labor informativa de Al Jazeera, a la que la Administración Bush poco menos que sitúa como cómplice de los objetivos de los terroristas que asolan Irak y Afganistán. También algunos Gobiernos árabes, los más próximos a la influencia estadounidense, han puesto el grito en el cielo por la cobertura de la cadena árabe.

Al Yazirá, que cuenta con 400 periodistas en plantilla, sacudió al mundo occidental y al árabe cuando comenzó a emitir en 1996 desde Qatar, un pequeño país del Golfo Pérsico aliado de EE UU con unos 840.000 habitantes. Enseguida ganó crédito internacional con su exclusivo seguimiento del saudí Bin Laden en Afganistán. Pero con el éxito llegaron las críticas por dar imágenes explícitas de sufrimiento, un tabú en la profesión periodística.

Un ejemplo claro de ello son sus reportajes sobre la situación en Irak, donde aparecen soldados estadounidenses muertos en combate en Irak y prisioneros de guerra. La cadena qatarí se defiende asegurando que su única meta es ofrecer una visión fresca de regiones del mundo que considera devaluadas informativamente. Como resume su lema: "Un punto de vista y su contrario".

Link: http://www.observa.com.uy/Osecciones/vida/nota.aspx?id=64627
1Comentario