Check the new version here

Popular channels

Al menos 15 mil soldados rusos dentro de Ucrania




Las familias denuncian que 15.000 soldados rusos luchan en Ucrania
Putin asegura que su ejército puede conquistar en dos semanas Kiev si se lo propone

Activistas calculan que al menos 200 rusos podrían haber muerto en Ucrania

Cerca de 15.000 soldados rusos fueron enviados a Ucrania en los últimos dos meses y varios centenares habrían muerto en combate, según grupos de derechos humanos. Estos cálculos se basan en las informaciones proporcionadas por las familias, cuyos allegados fueron enviados a realizar maniobras y luego dejaron de comunicarse con casa.



Durante las últimas semanas se han oficiado discretamente entierros en suelo ruso de militares, cuyas muertes no han sido explicadas por Moscú. Pero desde diversos sectores de la sociedad civil ya se empieza a extender tímidamente una protesta por la falta de transparencia sobre lo ocurrido con miles de jóvenes.

Desde el principio de la crisis, Moscú ha negado haber desplegado tropas en Ucrania para ayudar a los separatistas prorrusos en los combates contra las fuerzas ucranianas. El sorprendente resurgir de los milicianos, hasta hace dos semanas acorralados en sus bastiones de Donetsk y Lugansk, y las fotos de satélite en las que se ve a blindados rusos avanzar hacia la frontera ucraniana han arrojado muchas dudas sobre la sinceridad de Moscú.

Sin embargo, ahora quien habla no es una cancillería occidental ni el viejo enemigo de la OTAN: son las propias familias de los militares, que viven con angustia el goteo de noticias sobre algunos militares que deberían haber vuelto a casa hace semanas y que han dejado de contestar al teléfono. Valentina Melnikova, presidenta del Comité de Madres de Soldados, la principal organización que representa a las familias de los militares, calcula que ahora mismo hay entre 7.000 y 8.000 soldados rusos en Ucrania.



Sus palabras dibujan una cifra mucho mayor que la apuntada por la OTAN la semana pasada, cuando aventuró que había "más de 1.000 soldados rusos" en Ucrania. Y han dado la vuelta al mundo al mismo tiempo que se filtraban unas supuestas declaraciones altisonantes de Vladimir Putin. El presidente ruso aseguró al jefe de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso, que su ejército puede conquistar Kiev en sólo dos semanas si se lo propone. Así se desprende de una conversación telefónica entre el presidente de Rusia y el comisario europeo saliente. Según publicaba el diario italiano 'La Reppublica', Putin trató de hacer ver a la Unión Europea que pese a las sanciones no va a levantar el pie del acelerador, y que si Occidente sigue con el enfoque que mantiene hasta la fecha es capaz de ir más allá en su intervención en Ucrania.

Más de 2.600 muertos

El conflicto en el este de Ucrania lleva casi 2.600 muertos y unos 6.000 heridos entre mediados de abril, momento en que Kiev lanzó su operación contra las milicias, y el pasado 27 de agosto, según el último balance de la ONU. En base a datos proporcionada por los propios soldados rusos o por sus familias, los defensores de los derechos humanos calculan que al menos 200 militares rusos podrían haber muerto en Ucrania. Según el jefe de Ciudadanos y Ejército, Sergei Krivenko, y la líder de Madres de Soldados en San Petersburgo, Ela Polyakova, miembro del consejo asesor en derechos humanos del presidente ruso unos 100 soldados de la brigada de infantería número 18 habrían muerto en Ucrania. El diputado de la oposición rusa Lev Shlosberg aseguró el sábado que unos 100 paracaidistas de la ciudad de Pskov habían muerto en suelo ucraniano, según AFP.




Ayer, fue la primera mañana sin tiroteos en la ciudad de Donetsk, mientras las tropas ucranianas perdieron el aeropuerto de Lugansk. El ejército aseguraba que sus hombres retrocedieron ante la amenaza de tanques rusos que rodeaban el aeródromo. En Mariupol la noche del luens se seguían cavando trincheras, mientras las autoridades ucranianas confirmaban que el misil que derribó la embarcación que patrullaba en el mar de Azov fue lanzado desde Bezhimenne, territorio prorruso. Seguían desaparecidos dos de los marineros del barco guardacostas.

Desde Kiev, el presidente ucraniano, Petro Poroshenko, acusó a Rusia de estar llevando a cabo una intervención en el país. El colectivo de madres de soldados rusos le da la razón: "Los jefes militares están dirigiendo una operación especial secreta", aseguró Melnikova. Es difícil comprobar las cifras, pues Moscú ha impuesto un apagón informativo sobre cualquier información referente al despliegue de soldados.


0No comments yet
      GIF
      New