Al-Qaeda estira sus tentáculos hasta el subcontinente indio


-


Anunció en un video que amplía sus bases para librar la Guerra Santa en la región

El líder de Al-Qaeda, Ayman al-Zawahiri, anunció la formación de una filial de la red terrorista en el subcontinente indio, encabezada por el jefe de los talibanes, el mullah Omar, según un video difundido en foros jihadistas.

El establecimiento de una nueva filial de Al-Qaeda tiene el objetivo de "levantar la bandera de la jihad, recuperar el gobierno islámico e imponer la sharia [ley islámica]", subrayó Al-Zawahiri en el video de 55 minutos de duración.

El líder del grupo terrorista se dirigió a la audiencia de una región con un gran número de musulmanes y aseguró que tanto en Myanmar y Bangladesh como en las ciudades y estados indios de Assam, Gujarat y Ahmedabad y la región de Cachemira "sus hermanos" de la organización militante "no los han olvidado y están haciendo todo lo posible por rescatarlos".

Este anuncio se produce en un momento en el que el radical Estado Islámico (EI) comenzó a reclutar musulmanes indios y se perfila como un contendiente de Al-Qaeda, de la que se escindió tras proclamar un califato en los territorios de Siria e Irak bajo su control.

Y si bien en su testimonio Al- Zawahiri no hace una referencia explícita a EI, sí llama a la unidad entre los jihadistas y argumenta que "la discordia es una maldición, un tormento y una desgracia para los creyentes, pero un motivo de gloria para los no creyentes".

Además, Al-Zawahiri, de origen egipcio y mundialmente conocido por haber sido la mano derecha de Osama ben Laden, señaló que la nueva filial, cuyo nombre es Al-Qaeda de la Jihad en el subcontinente indio, dio "sus frutos tras más de dos años de esfuerzos para agrupar a todos los jihadistas en una sola entidad".

Esta nueva entidad representa la quinta rama oficial de la red terrorista y la primera en Asia, y se suma a las ya existentes con bases en la región del Sahara en África, en Yemen, en Siria y en África occidental.

Para esta nueva sede, Al-Zawahiri nombró emir del grupo a Mohamed Omar Muyahed, más conocido como mullah Omar, líder máximo del movimiento talibán.

El jefe de Al-Qaeda, también conocido como "el doctor" por haber sido el cirujano personal de Ben Laden, promete en el video que va a "destruir las fronteras artificiales establecidas por los ocupantes ingleses para dividir a los musulmanes de la región". La población del subcontinente fue dividida por Gran Bretaña en 1947 con criterios de segregación religiosa, tras lo cual millones de musulmanes inundaron Paquistán, pero una minoría importante de musulmanes se quedó en la India, donde hoy representan aproximadamente el 15% de la población, con 175 millones de personas, y son la tercera población islámica del mundo.

Por eso Al-Zawahiri subrayó que "esta entidad bendita fue creada para unir a los mujahidines (combatientes) en todo el mundo y pidió a los musulmanes de Myanmar, Bangladesh, Cachemira y otras zonas que den su apoyo con dinero y armas, y que se unan a la Guerra Santa.

El líder terrorista también hizo hincapié en el "fracaso de la democracia laica", que consideró un "espejismo engañoso que no conducirá al gobierno del islam".

Por su parte, el gobierno indio mostró su preocupación y emitió una alerta en todo el país, dijo un vocero del Ministerio del Interior ayer en Nueva Delhi, mientras que el ministro del Interior, Rajnath Singh, se reunió con asesores de seguridad para deliberar el procedimiento por seguir.