Check the new version here

Popular channels

Albañil mexicano disolvió a 300 personas en ácido

Se trata de restos que permanecían desaparecidos desde 2006, en Tijuana, en plena "guerra contra el narcotráfico". La cifra oficial de individuos "no localizados" durante esa etapa es de 22.322



La ciudad de Tijuana ha sido testigo de un macabro descubrimiento. Lo que parecían simples pedazos de roca marrón ha resultado ser restos de grasa humana, huesos y dientes de un número aún indeterminado de personas.

De acuerdo con la BBC Mundo, los restos pertenecen a personas que desaparecieron en la ciudad fronteriza con los Estados Unidos en el marco de la llamada "guerra contra el narcotráfico", que emprendió Felipe Calderón en el año 2006.

El responsable del este horripilante cuadro es Santiago Meza López, un ex albañil detenido en 2009 que confesó haber "deshecho" al menos 300 cuerpos.


El mecanismo era simple. Una banda ligada al Cártel de Sinaloa le entregaba los cuerpos de sus víctimas y Meza López, junto con otros jóvenes, los hacían desaparecer gracias a una mezcla de ácido, sosa y otras sustancias químicas.

Al menos desde 1990, Tijuana ha sido una de las trincheras históricas de la disputa entre el Cártel de Sinaloa y el que fundaron los hermanos Arellano Félix. Uno de los jefes de este último grupo era Teodoro García Simental, conocido como "El Teo" o "El Tres Letras", quien a partir de 2008 se separó de la organización y se alió con sus antiguos rivales. Así inició una batalla que en pocos años causó la muerte a más de 3.000 personas y la desaparición de otras 900.

A muchos de ellos los disolvió Meza López, alias "El Pozolero", empleado de García Simental. No se conoce el número exacto de las víctimas pese a la confesión del albañil originario de Guamúchil, Sinaloa.

La identidad de quienes pudieran encontrarse en las fosas se desconoce y probablemente no se sabrá porque según la Procuraduría General de la República (PGR), la forma en que los cuerpos fueron disueltos impide realizar exámenes de ADN.

Meza López no ha aportado más información. Cuando los fiscales le mostraron fotos de desaparecidos, dijo que no reconoció a ninguno. Él, insiste, sólo recibió cadáveres.

La desaparición de personas es una de las cuentas pendientes del gobierno de Felipe Calderón: la Secretaría de Gobernación aseguró que la cifra oficial de personas "no localizadas", es decir, desaparecidas, es de 22.322 hasta el 31 de julio de este año.
+1
0
0
0No comments yet