Alejandra Martínez tuve que demostrar que pienso

"Me costó sacarme la etiqueta de Gran Hermano, tuve que demostrar que pensaba"

(Y se nota)





Aunque ya pasaron diez años de su participación en Gran Hermano, muchos siguen recordando a Alejandra Martínez por este reality. Le costó demostrar que podía ser más que una "cara bonita" y hoy es conductora de El Garage TV (El Trece) y del programa de golf Hoyo 19 (Fox Sport).

En una entrevista con Paparazzi, afirmó que no le fue fácil quitarse la etiqueta de Gran Hermano y se dedicó a estudiar: "Me costó mucho. Sabía que iba a ser un camino largo y que muchas cosas no tenía que hacer porque no estaba preparada e iba a meter la pata, como actuar. Los primeros años viví de la publicidad, después vino la conducción. Pero fue un trabajo de hormiga: tuve que demostrar que pensaba. Me ha pasado muchas veces estar hablando con alguien y que me dijera: '¡Ah, vos pensás!'. Siempre estudié, me esforcé, empecé a trabajar de cajera en un supermercado para pagarme los libros y ayudar en mi casa".

Alejandra tiene 36 años está estudiando periodismo deportivo y ya se recibió de contadora pública, profesión que practica cotidianamente: "Está buenísimo para la vida en general porque lo aplicás en todo como en la administración de tu casa: las cuentas las manejo... Y sirve para discutir y firmar un contrato, por ejemplo, hay chicas que firman cualquier cosa... O para hablar con un representante: primero empezá a darme trabajo y después hablemos de la representación".

Además de su carrera profesional, Martínez logró formar su propia familia con el corredor Juan Pablo Rossotti y tiene dos hijos, Sofía (6) y Benicio (1 año y medio). Ella aseguró que busca un equilibrio entre la maternidad y el trabajo: "Soy de las mujeres que piensan que son tan importantes la familia y los hijos como su espacio de realización personal".