Popular channels

Alemania podria expulsar a Reino Unido de la Union Europea

La canciller advierte al 'premier' que deberá dejar la UE si sigue su política antiinmigración

La restricción de acceso de trabajadores de los Veintiocho socava un pilar comunitario




EUROPA Crisis intergubernamental Merkel enseña a Reino Unido la salida de la Unión Europea
La canciller advierte al 'premier' que deberá dejar la UE si sigue su política antiinmigración

La restricción de acceso de trabajadores de los Veintiocho socava un pilar comunitario

Angela Merkel junto a David Cameron. Angela Merkel junto a David Cameron. © Andrew Winning / Reuters MUNDO
ROSALÍA SÁNCHEZ / CARLOS FRESNEDAEspecial para EL MUNDO / Corresponsal Berlín / Londres Actualizado: 03/11/2014 20:20 horas
9
ADVERTISEMENT

La paciencia de la canciller alemana Angela Merkel tiene un límite y el 'premier' británico David Cameron parece haberlo rebasado. La canciller alemana, según ha desvelado el semanario 'Der Spiegel', ha advertido al primer ministro británico que dejará de luchar por mantener al Reino Unido en la Unión Europea si sigue adelante con su agenda antiinmigración. La 'línea roja' establecida por Alemania y la sugerencia de que Reino Unido abandone la unión ha cristalizado en las últimas horas en alarmantes titulares como "Bye Bye Cameron" en medios alemanes o "Aufwiedersehen Britain" en las páginas del 'Telegraph'.

La conversación entre ambos jefes de gobierno habría tenido lugar durante la cumbre europea del mes pasado. Merkel habría advertido a Cameron concretamente que sus planes para limitar la entrada de trabajadores de la UE al Reino Unido socavan el principio de libre circulación, uno de los principios fundamentales del bloque, según las fuentes del Gobierno alemán que maneja 'Der Spiegel'. La canciller alemana habría utilizado además la expresión "punto de no retorno" al referirse a las excepciones que Londres intenta imponer. Cameron está tratando de evitar a toda costa la fuga de votantes al antieuropeísta UKIP en las próximas elecciones prometiendo una política antiinmigración más dura. En este contexto planea pedir a Bruselas el establecimiento de "cuotas de inmigración" y la adopción de un sistema de puntos para inmigrantes de la UE.

Un punto de inflexión

Hasta ahora, Alemania jamás había admitido en su discurso oficial la salida de Reino Unido del bloque como una posibilidad real. El portavoz del gobierno de Berlín, Steffen Seibert, se negó ayer a confirmar o desmentir esa información, pero sí subrayó que la insistencia de Reino Unido en la línea de limitar el acceso de los ciudadanos europeos de baja cualificación a su territorio es una conducta "no negociable". "No se puede eliminar el principio de libre acceso dentro de la UE. Esto no es negociable para Alemania", dijo Seibert. "Otra cosa es intentar solucionar el problema común de los abusos de esta libertad para elegir el lugar de residencia en el seno europeo", agregó dejando una puerta lateral abierta al enfrentamiento y apuntando a la reforma que acaba de legislar la gran coalición alemana, que prevé la expulsión de su territorio de los ciudadanos europeos que lleven 6 meses sin encontrar trabajo.

Desde Londres, el secretario del Tesoro británico, George Osborne, trataba de limar asperezas y aseguró que no ha habido una confrontación directa con Alemania sobre la libertad de movimientos en la Unión Europea. "Hemos tenido un buen debate con los alemanes y yo mismo he estado en Berlín hace unos día para hablar de ese asunto", dijo Osborne. "Ellos entienden la inquietud que existe entre los británicos cuando la gente viene de otros países a reclamar ayudas sociales y sin perspectivas de trabajo", dijo, quejándose de que "esta situación está creando una gran presión sobre nuestros servicios públicos y lo británicos quieren una solución política". "Lo vamos a hacer de una manera tranquila y razonada, pero los británicos quieren respuestas", recalcó Osborne, escudándose en que "nosotros somos 'empleados' al servicio de los británicos".

Revuelo por una especulación

"El revuelo que tenemos ahora mismo ha sido causado por las especulaciones sobre lo que Angela Merkel respondería a algo que David Cameron podría decir en el futuro", agregó el titular del Tesoro británico. "Tendremos que escuchar primero lo que dice Cameron; desde luego yo no voy a hablar por él ni a dar su discurso desde un sofá".

Fuentes de Downing Street, citadas por 'The Guardian', aseguran sin embargo que David Cameron retirará su propuesta de implantar cuotas de inmigración entre países de la UE ante la oposición mostrada por Alemania y por otros Gobiernos. El 'premier' podría optar por medidas menos drásticas como forzar el regreso a sus países de los inmigrantes de la UE que no hayan encontrado trabajo en el Reino Unido al cabo de tres meses.

"En el fondo será un debate sobre cómo funciona la libertad de movimientos en el siglo XXI", anticipó Osborne. "Nunca habíamos previsto que viniera tanta gente, sobre todo gente que no tiene ofertas de trabajo y que gana acceso a nuestro sistema de ayudas sociales. Esto es algo que hemos intentado frenar en los últimos meses, pero no ha sido suficiente. Y esto causa mucha infelicidad colectiva, porque la gente cree que no es justo que esta asistencia social sea mantenida por los contribuyentes británicos".

El alcalde de Londres, Boris Johnson, se apuntó también al debate advirtiendo que "ha llegado el momento reexaminar nuestra relación con la UE en cuestión de inmigración". Johnson, euroescéptico y posible rival de Cameron en el liderazgo del Partido Conservador, aseguró que el Reino Unido debe hacer un viraje de la UE hacia su propia Mancomunidad de Naciones, "y asegurarse de que llegan a nuestro país los mejores inmigrantes, vengan de donde vengan".

El también conservador y euroescéptico David Davis aseguró que Gran Bretaña está a las puertas de la "negociación del siglo" con la UE y pidió a Cameron que no dé su brazo a torcer ante las resistencias de la canciller alemana: "Al fin y al cabo, Angela Merkel no es la Dama de Hierro".
0
0
0
0No comments yet