Check the new version here

Popular channels

alertó de sus síntomas pero la dejaron irse de vacaciones

La enfermera alertó de sus síntomas pero la dejaron irse de vacaciones

La auxiliar de enfermería contagiada de ébola tuvo que insistir para que le hicieran la prueba. Los servicios sanitarios aceptaron al sexto día.


La enfermera que atendió a los dos misioneros españoles fallecidos por ébola en el Hospital Carlos III de Madrid y que ha sido contagiada por la enfermedad presentó los primeros síntomas el 30 de septiembre, es decir, apenas seis días después del fallecimiento del segundo misionero, Manuel García Viejo, a pesar de lo cual los servicios de salud a los que recurrió no consideraron necesario su aislamiento y la dejaron irse de vacaciones.
La auxiliar de enfermería ha abandonado esta madrugada el Hospital Universitario Fundación Alcorcón y ha sido trasladada hasta el Hospital La Paz-Carlos III de Madrid, donde fueron tratados los dos misioneros fallecidos por el virus.

Según ha indicado este lunes el director general de Atención Primaria de la Comunidad, Antonio Alemany, su estado es estable, aunque con cuadro de fiebre.

La mujer se encontraba de vacaciones desde el día siguiente al fallecimiento de Manuel García Viejo, el 25 de septiembre, y haciendo "vida normal", hasta que cinco días después, el día 30, aparecieron los primeros síntomas, "fiebre y un poco de astenia" o sensación de debilidad, según Alemany.

Pese a que la enfermera alertó a los servicios de salud laboral del Hospital de Alcorcón de sus síntomas y de que estuvo en contacto con los misioneros fallecidos por ébola, no se consideró necesario su aislamiento y la mujer continuó de vacaciones.

De hecho, la enfermera tuvo que insistir para que le hicieran la prueba, según informan hoy diferentes medios, hasta que al sexto día, ayer, los servicios santiarios accedieron a ello. No ha sido aislada hasta esta madrugada.

Entró dos veces a la habitación de García Viejo

Una de las grandes dudas del caso es cómo se contagió la enfermera. Según Alemany, la mujer entró en la habitación de García Viejo en dos ocasiones, una para atenderle directamente.
La otra ocasión en la que entró en la habitación de García Viejo fue para recoger el material utilizado durante la atención el misionero una vez fallecido.

Según explica el Ministerio de Sanidad, el virus del ébola se transmite por contacto directo con la sangre o los fluidos corporales de una persona infectada, siempre que ésta haya experimentado síntomas, pero no se transmite "ni por el agua ni por el aire".

30 personas bajo vigilancia

Sanidad vigila ahora a todas las personas que hayan estado en contacto con la auxiliar de enfermería desde que empezó a presentar síntomas.

Así, su marido está siendo sometido a vigilancia epidemiológica, al igual que los miembros del equipo del SUMMA que han tratado a la paciente antes de ingresar en el Hospital de Alcorcón.
Esta vigilancia también se realizará con quien haya podido mantener un contacto estrecho con la paciente, pero, no obstante, aún están buscando los contactos que haya podido mantener.
En cuanto a los profesionales sanitarios que estuvieron con ella y que también atendieron al misionero García Viejo, que fueron unos 30, se continúa con el protocolo (medición de temperatura dos veces al día durante 21 días).
0
0
0
0
0No comments yet