Alex Freyre "fabricó" su matrimonio gay

Era un militante kirchnerista que se caso con su "novio" par impulsar el casamiento gay en argentina



El periodista Bruno Bimbi, autor del libro Matrimonio igualitario, aseguró que Alex Freyre y José di Bello no son pareja ni nunca lo fueron, y su casamiento fue decidido por ellos y por militantes LGBT para dar impulso a la ley sancionada en 2010.

En el blog [email protected] de TN, Bimbi contó la historia detrás del casamiento de Freyre y Di Bello, que terminó dando impulso a la causa por el matrimonio igualitario.

Bimbi, quien también es militante por la diversidad, cuenta que antes de la sanción de la ley se empezó a mover el avispero con los amparos en la justicia para conseguir el reconocimiento de las uniones entre personas del mismo sexo.

"Ahora necesitábamos dos hombres o dos mujeres que presentaran el próximo amparo en capital, en el fuero contencioso administrativo, y se prepararan para, si todo salía bien, ser los primeros en casarse. Y no había candidatos", dice Bimbi.

Según el periodista, Freyre y Di Bello se ofrecieron para hacerlo.

Cuenta Bimbi:

—¿José y vos están en pareja? —preguntó María Rachid, sorprendida.

—Eso no importa —dijo Alex, muy seguro—. Esto es un compromiso militante y la Federación necesita que alguien lo haga. Nosotros no les tenemos miedo a las cámaras, tenemos experiencia en el manejo con los medios, somos activistas desde hace muchos años y nos sabemos el discurso de memoria. Después, si nos tenemos que casar, nos casaremos, que todo sea por la causa.


El periodista relata que la decisión generó distintas posturas entre los militantes. Rachid se oponía a que Freyre y Di Bello se casaran.

La idea era que tras la sanción de la ley la "pareja" se divorciara, pero eso no ocurrió hasta hace días atrás, cuando anunciaron su separación.

El relato de Bimbi deja ver el malestar de muchos militantes por el vuelo mediático que tomó Alex Freyre.

Alex se había creído el personaje. Cuando el telón cayó y el público se retiró de la sala, él siguió actuando, como si nada. No sólo no había querido contar la verdad —y nos había pedido no hacerlo— sino que, en vez de dar vuelta la página y seguir con su vida, agrandaba una mentira que ya no era más necesaria, porque la ley ya estaba aprobada.

"Creo que muchos militantes que hicieron mucho por la conquista del matrimonio igualitario están deseando, como yo, que la farsa de la pareja que nunca fue se termine de una vez. Hay muchas, miles de parejas de verdad que están casadas y pueden representarse a sí mismas, si los medios precisan hablar con alguna. Alex Freyre no es el vocero de todos ellos sólo porque fue el primero en firmar un acta de matrimonio. Y el problema no es que su matrimonio haya sido de mentira. El problema es que estábamos mintiendo por las miles de personas que necesitaban un derecho que no tenían, no por Alex Freyre", dice el autor.

Hasta el momento, Freyre no dijo nada sobre la historia que cuenta el periodista.