Check the new version here

Popular channels

Allanar la Rosada para investigar contactos con narcos

Servini quiere allanar la Rosada para investigar contactos con narcos



“Hay llamados entre algunos narcos y la Casa Rosada”, advirtió la jueza que investiga al Sedronar y los Zacarías.
“Le damos un tiempo. Si no contestan, volvemos a reiterar. Y si no contestan, vamos a allanar. Todo puede llevar un mes”. La jueza María Servini de Cubría lanzó esa dura advertencia contra el Gobierno nacional luego de confirmar que existen llamados desde los teléfonos de la Casa Rosada a narcos.
La magistrada pidió información a la Secretaría General de la Presidencia sobre doce líneas telefónicas de la Rosada que recibieron llamados desde la Sedronar, donde trabajaba Miguel Zacarías, uno de los hermanos ligados a la familia Kirchner que es investigado por el escándalo de la efedrina. La jueza quiere saber qué funcionarios o empleados usaban esas líneas.

“Tenemos entrecruzamientos de algunos llamados entre teléfonos de la Casa Rosada con algunos narcos. Queremos saber quiénes usaron esos teléfonos”, lanzó Servini, que detalló que se refería a integrantes de la Sedronar y a los Zacarías.

La jueza opinó en diálogo con radio Mitre que “el narcotráfico tiene que tener un apoyo de adentro” de la política y “de alguna fuerza de seguridad”. “Es muy difícil investigar el narcotráfico porque hay muchas presiones de todos lados. Hay amenazas, los abogados se enloquecen, pero no he tenido problemas con la política”, indicó.

La causa que lleva Servini involucra al ex titular de la Sedronar, José Granero, procesado por el descontrol en el registro de precursores químicos que posibilitó el ingreso de efedrina, y su secretario, Miguel Zacarías. Además, Máximo Zacarías, actual empleado del PAMI, fue acusado por un ex trabajador de la Sedronar de haberse interesarse en la importación de 1000 kilos de efedrina.

Los otros dos hermanos Zacarías tienen vínculos cercanos con el matrimonio Kirchner. Rubén fue jefe de Ceremonial y Protocolo de la Presidencia desde la gestión de Néstor Kirchner hasta el año pasado. En tanto, Luis integró el área de Ceremonial y actualmente que trabaja en la Secretaría Privada de Cristina.

Servini le apuntó a Granero por cómo manejo las denuncias por la efedrina. “La denuncia original se dividió en varias denuncias y así es difícil poder investigar. Cuando se divide una causa en veinte o en cinco, le impiden la investigación”, indicó la magistrada. “Cada denuncia la hacía en un lugar distinto”, dijo respecto a Granero.

Respecto a los llamados, la persona que acusó a Máximo Zacarías es Pedro Lucas Paradelo, un ex empleado del registro de precursores químicos. Paradelo registra casi una veintena de comunicaciones con el Servicio de Comunicaciones de la Casa Militar y casi diez llamadas de otros tres abonados distintos de Presidencia de la Nación y uno de la Jefatura de Gabinete de Ministros, informó La Nación. Estas llamadas coinciden con fechas en que se presentaban en el registro de precursores autorizaciones para importar efedrina.

Paradelo también registra tres llamadas telefónicas con Sandra Oyarzábal, asesora de Granero en la Sedronar, y luego empleada de Farmacéuticos Argentinos SA, un laboratorio investigado por traficar efedrina. Ella es pareja de Alfredo Abraham, otro empresario farmacéutico investigado por esta maniobra.

Ese diario indicó que una vez que desde la Sedronar se comunicaban con un teléfono de Presidencia, cortaban y llamaban a Paradelo en coincidencia con la aparición de trámites de importación. Ayer, cuando fue indagado, justificó las comunicaciones por razones laborales, pero cuando le preguntaron por los Zacarías, Paradelo señaló que Máximo se interesó en importar 1000 kilos de efedrina.
+1
0
0
1
0No comments yet