Check the new version here

Popular channels

Ancap, el mejor ejemplo de una mala gestión

“La deuda de ANCAP en los últimos ocho años se incrementó un 700%; ¡el endeudamiento es sideral!”, dijo Pablo Abdala


Según Raúl Sendic, ex Presidente de ANCAP y actual candidato a la Vicepresidencia de la República, su gestión al frente del ente es una fortaleza. El aumento del dólar explica las pérdidas, y el patrimonio de ANCAP se incrementó durante su administración. Nada más alejado de la realidad. “No entiendo que se pueda sostener que una empresa, que en el último año perdió US$ 300:000.000 de valor patrimonial, está fortalecida”, dijo el diputado Pablo Abdala. Por otra parte, tener más activos no significa que haya aumentado el patrimonio. Recientemente ANCAP perdió categoría crediticia en el mercado financiero y últimamente se confirmó lo que se sospechaba. Durante la gestión de Sendic, ANCAP se asoció con la multinacional Trafigura, sospechosa de corrupción. Si aún quedaban dudas sobre la deficiente gestión de Raúl Sendic en ANCAP, el 3 de setiembre fueron absolutamente despejadas. Ése día las autoridades del Ente Autónomo asistieron a la Comisión de Industrias de la Cámara Baja, tras la convocatoria de los diputados Pablo Abdala y Álvaro Delgado, para terminar de dar las explicaciones sobre las pérdidas reconocidas en su anterior comparecencia del 18 de junio. Uno de los aspectos más preocupantes en el mes de junio, relacionado con las cifras de las pérdidas, era el hecho de no haber aprobado aún el balance 2013, porque las diferencias técnicas que mantuvo ANCAP con la empresa auditora (KPMG) no se lo permitían. Finalmente, luego de varios meses de desacuerdos con KPMG, el 7 de agosto el Directorio de ANCAP logró aprobar el balance con los votos de los tres directores oficialistas. Lo hicieron en condiciones que fueron cuestionadas enfáticamente por los legisladores del Partido Nacional durante la comparecencia de las autoridades el 3 de setiembre.

Pablo Abdala
Pablo Abdala
Según ANCAP, el ente perdió US$ 169:000.000; según el diputado Pablo Abdala (de acuerdo al tipo de cambio de la época), la cifra alcanza los US$ 176:000.000 Quedó confirmado el incremento del endeudamiento del ente en torno a los US$ 660:000.000 durante el año 2013, y el endeudamiento global en US$ 2.340:000.000. La deuda financiera se ubicó en US$ 1.430:000.000 y tuvo un incremento ‑lo confirmaron los legisladores nacionalistas en el balance de ANCAP‑ de US$ 358:000.000. En otras palabras; se multiplicó por cuatro en los últimos tres ejercicios. En el último año esto determinó una pérdida de valor patrimonial de ANCAP de US$ 300:000.000. Según el balance de 2013 “el valor patrimonial de la empresa está fijado en US$ 850:000.000, y de acuerdo al balance de 2012, en US$ 1.150:000.000. Por lo tanto, se deduce un proceso de descapitalización significativo, equivalente al 25%; un deterioro en la relación activo-pasivo ‑el más comprometido desde que se tenga memoria‑ que, de acuerdo a lo que surge del balance, los pasivos representan el 70%”, afirmó el diputado Pablo Abdala. En cuanto a la valoración de las pérdidas, el balance reconoce que por diferencias de cambio hay que imputar la pérdida de $ 2.117:000.000, es decir, US$ 103:000.000, representando algo más de la mitad de la pérdida. Para Abdala, “el Gobierno ha encontrado una explicación tranquilizadora”, pero “no se justifica imputar la pérdida o parte de ella a las diferencias de cambio”. “Aunque hubo diferencias de cambio, en el país no hubo devaluación, hubo una evolución más o menos previsible. Si esto generó un impacto no fue por una alteración severa de la cotización del dólar, en todo caso, se debe a que hay un abultado endeudamiento en dólares”. Otro aspecto preocupante, en opinión de Abdala, son los gastos de administración y ventas constatados en el balance 2013, que treparon a los US$ 336:000.000. “Ese rubro ‑que comprende retribuciones personales, rubro 0-, que ha sido deficitario, impuestos, tasas y contribuciones, gastos de comercialización, etcétera‑ por sí solo representa US$ 60:000.000 de la pérdida de 2013”. Por otra parte, un guarismo alarmante dentro de los gastos de administración y ventas, es el rubro “Otros Gastos” que representa US$ 123:000.000. Las cuestionables condiciones de aprobación del balance El 18 de junio, cuando las autoridades del Ministerio de Industria concurrieron a la Comisión de Industria de la Cámara Baja, el balance de ANCAP estaba pronto para su aprobación. Sin embargo, fue aprobado hace poco más de un mes porque el Ente mantenía diferencias con los auditores sobre la evaluación de los activos o de determinados activos de la empresa. Las diferencias se saldaron y el balance se aprobó, pero las condiciones para lograr el objetivo fueron cuestionadas por el diputado Abdala el 3 de setiembre durante la comparecencia de las autoridades del Ministerio de Industria. “ANCAP se compromete, según el balance, a estabilizar el margen bruto en un 15%.¿Qué quiere decir esto? Duplicar el resultado bruto. El resultado bruto que se incrementó el último año y que representa el 7% de los ingresos totales de ANCAP. La empresa, para atemperar la pérdida, se comprometió ‑así está expresado en el balance‑ a duplicar el resultado bruto. Pero esto es duplicar los ingresos, y para lograr el objetivo no se me ocurre otra vía que no sea aumentando las tarifas. Que ANCAP pueda cumplir con el compromiso que ya asumió para el próximo ejercicio, implicaría que los combustibles tuvieran que aumentar entre un 8% y 10%, al margen de los incrementos habituales que se dan por el incremento de los costos que inciden en la paramétrica, es decir, por el incremento del petróleo, del dólar, del costo de la mano de obra y demás costos expresados en los ajustes que periódicamente se realizan en el precios de los combustibles”, dijo Abdala. En ese sentido, según el legislador, surgen “dudas razonables” con respecto a la política en materia de combustibles. El precio del petróleo bajó: en agosto, el promedio del barril fue de US$ 103; hay una diferencia significativa con el precio de referencia de ANCAP de US$ 110 el barril. Pero por otra parte subió el tipo de cambio. En otro contexto la oposición le estaría reclamando al gobierno bajar los precios de los combustibles y el gobierno eventualmente se estaría justificando en el sentido de que no podrá trasladar esa baja del petróleo a los precios. Sin embargo, “el Presidente de ANCAP no dijo que no estaban en condiciones de bajar porque subió el dólar sino que tendrían que subir. Pero por alguna razón no lo hacen o, en todo caso, no lo hacen para colaborar con el Ministerio de Economía y Finanzas en que no se incremente la inflación. Ahí es donde advierto una innovación en el discurso o una falta de sintonía novedosa entre la ecuación o la paramétrica y lo que el Gobierno o ANCAP comunican como situación vinculada con los costos y con el precio de los combustibles”, afirmó el legislador. ¿Cómo estabilizar el margen bruto? Argumentos encontrados El Vicepresidente de ANCAP dijo en la Comisión de Industrias que puede haber algunas alternativas más directas para estabilizar el margen bruto, o lo que es lo mismo, incrementar los ingresos del ente, que aumentar las tarifas o aumentar los precios de los combustibles. Por un lado, Germán Riet señaló que una de las alternativas podía ser bajar los costos. Tras lo cual Abdala afirmó: “Yo no creo mucho en que bajen los costos con este panorama económico, financiero y patrimonial que tenemos. Pero si hay un plan para bajar los costos, lo presentan, lo conocemos, tomamos nota y lo aceptamos como la solución al problema”. Riet también propuso, sin mayores detalles, la alternativa de bajar impuestos. “¿Van a bajar impuestos? ¿Van a bajar el IMESI? ¿Le van a dejar parte del IMESI a ANCAP para que obtenga ese resultado bruto? Es un camino, pero es una decisión muy pesada, muy fuerte, muy importante. ¿Ese es el camino, o es aumentar las tarifas? Algún camino tiene que haber o, como dijo el Vicepresidente, si el margen bruto no se recupera en el 2015, no se cae el mundo abajo. ¿Qué quiere decir? ¿Eso no es maquillaje? ¿Eso no es poner una nota en el balance simplemente para solucionar el tema con los auditores y vestir el balance?”, disparó Abdala. Tres días después, el Vicepresidente dijo al diario El País: “Hasta fin de año llegamos bien. Con el nuevo gobierno subirán las tarifas”. El jerarca agregó: “Además de sentido político, tengo sentido común. Debo defender los intereses económicos de ANCAP, pero esta empresa no es el ombligo del Uruguay, porque hay que ver el país en conjunto, y como el Poder Ejecutivo ve la economía de Uruguay, sabrá si ANCAP tiene que sufrir pequeñas o grandes pérdidas en función de otras variables macro económicas”. Debilidad financiera La instancia del 3 de setiembre en la Comisión de Industria demostró una vez más, a través de elementos presentes y no presentes en el balance de ANCAP, la “debilidad” financiera que afecta al ente. Entre los elementos no presentes en el balance se destacan las autorizaciones que en junio y julio otorgó el Poder Ejecutivo a ANCAP para que se endeudara con la compra mensual de petróleo, es decir, para asumir gastos corrientes. En junio autorizó un endeudamiento por US$ 50:000.000 para contraer un préstamo con la banca panameña a fin de comprar el crudo de ese mes. De acuerdo con los servicios de la Gerencia Económico Financiera, el préstamo es a los efectos de cubrir las necesidades de capital de trabajo de la empresa; es una razón estrictamente financiera que fue calificada por el diputado Pablo Abdala, como “bastante extraordinaria”. Exactamente un mes después, el 30 de julio, se reitera la situación, autorizándose un contrato por US$ 110:000.000 -está la firma del Presidente de la República, porque dado el volumen de la operación es necesaria la autorización expresa del Poder Ejecutivo y del propio Presidente de la República- , estableciendo el artículo 1º de ese Decreto que es para atender las necesidades de capital de trabajo de la empresa. En cuanto al mercado financiero, Abdala se refirió a la reciente pérdida de categoría crediticia tanto del Ente Autónomo como de algunas de sus empresas. “Básicamente ALUR el negocio más importante y Cementos del Plata han visto sus categorías rebajadas de manera significativa y no sólo por parte de los bancos privados, sino también por el propio Banco de la República Oriental del Uruguay que le acaba de otorgar a ANCAP la categoría 2B”, dijo. “En el caso de ALUR, el Banco de la República le otorgó la categoría 3, un escalón todavía más comprometido, en este caso, hablamos de deudores con capacidad de pago comprometida. Así la califica el Banco de la República, otro tanto, ITAÚ y el Citibank”. En cuanto a “Cementos del Plata supongo que tendrá que ver con las pérdidas del pórtland que está en los US$ 30:000.000 se ubica en la categoría 4, es decir, deudores con capacidad de pago muy comprometida”, agregó. Según datos de la Central de Riesgos Crediticios del Banco Central, ANCAP mantiene deudas por US$ 95,6 millones con el sistema bancario uruguayo. De ese total, US$ 75,6 millones los debe al Banco República y US$ 20 millones al Banco Santander. ALUR, por su parte, debe al sistema bancario un total de US$ 116,4 millones. Su principal acreedor es el Banco Itaú, al cual le debe US$ 26 millones. Fortalezas y debilidades Lo que algunos actores políticos del oficialismo consideran fortalezas, en realidad son debilidades. Así quedó demostrado durante la sesión del 3 de setiembre cuando el Ministro de Industria afirmó que ANCAP se ha fortalecido porque ahora tiene más activos. “Yo no veo que se haya fortalecido. No entiendo que se pueda sostener que una empresa, que en el último año perdió US$ 300:000.000 de valor patrimonial, está fortalecida”, dijo Abdala. Por otra parte, explicó que el hecho de tener más activos no significa que haya aumentado el patrimonio. “Tenemos más activos pero tenemos mucha más deuda. Se dice que los activos generarán rentabilidad, ganancia, pero ¿cuándo la van a generar? ¿La generará ALUR, que es la que lleva muy buena parte o la mayor parte de las inversiones? ¿Cómo la generará? ¿Pagando más del doble del valor del mercado, como estamos pagando hoy? Hoy estamos pagando aproximadamente US$ 2 el litro de etanol, cuando importarlo de la región y ponerlo en la puerta de la planta de Bella Unión nos costaría US$ 0,70 por litro. Por supuesto, con esos mecanismos artificiales, con esas transferencias encubiertas y con todas las demás asistencias financieras que ANCAP otorga a ALUR, sostenemos la operación. Ahora, ¿de ahí vendrá la ganancia para pagar las deudas y compensar las inversiones que tanto se sostienen?”, se preguntó el legislador. Abdala manifestó que hay que tener un plan estratégico y hay que hacer inversiones, pero marcó la diferencia con el oficialismo. “¡Hay que invertir bien! Ahí están las diferencias que notoriamente tenemos”.

Álvaro Delgado
Álvaro Delgado
Durante la sesión en la Comisión de Industria el diputado Álvaro Delgado se refirió a ANCAP focalizando su atención en la gestión de riesgos y el tipo de cambio. En ese sentido señaló que hoy ANCAP “es de las empresas más descalzadas del país en cuanto a la exposición a dólares, a pesar de que el Gobierno ha intentado desdolarizar las deudas”. Delgado afirmó que hubo avances con respecto a Petróleos de Venezuela S.A (PDVSA) a través del préstamo del Ministerio de Economía y Finanzas en Unidades Indexadas, a una tasa superior a las que se emiten en deuda. En el caso de PDVSA se avanzó al hacerlo en otra moneda. “En el resto de los endeudamientos ha tenido un descalce importante, que hace mucho más vulnerable la exposición de la empresa al riesgo del tipo de cambio”. En cuanto a la gestión de riesgos Delgado explicó que es potestad final del Directorio de la empresa, y se preguntó por qué ANCAP no utilizó herramientas que ayudaran con el descalce, la exposición y quizás el déficit de 2013. Los datos preliminares de lo proyectado para 2014 son, por lo menos, “bastante alarmantes”, dijo. El legislador comentó que en algunas notas contables, por ejemplo al final del balance 2012, “hasta había advertencias de la exposición que tenían a la diferencia del tipo de cambio”, e insistió en el cuestionamiento de por qué no se tomaron algunas medidas que permitieran gestionar el riesgo de moneda de forma diferente. En términos de debilidades durante la gestión de Raúl Sendic en ANCAP también se destacan las irregularidades relacionadas con PETROECUADOR y la empresa Trafigura; una multinacional holandesa acusada de corrupción en varios países latinoamericanos. (ver nota siguiente). Pero estamos en tiempos electorales y no hay que hacer olas. Por ese motivo, cuando el 20 de agosto la oposición intentó conformar una comisión investigadora sobre la gestión en ANCAP, los dieciséis legisladores frenteamplistas votaron en contra y abortaron la iniciativa de los ocho de la oposición. Al fundamentar el rechazo a la comisión investigadora, el senador oficialista Enrique Rubio alegó cuatro razones. Entre ellas, la más significativa: “La cuarta razón es que esta comisión tiene una foto, y esa foto es la del candidato a vicepresidente del Frente Amplio. Ese contexto no es el mejor para investigar”. El senador Alberto Couriel fue más directo: “estamos en tiempos de campaña electoral, hablemos con honestidad. ¿Una comisión investigadora para qué? ¿Para que traigan al candidato del Frente Amplio a la vicepresidencia todos los días al Senado? Desde ese punto de vista no se justifica”.

Nacionalistas piden investigar
turbio negocio de Ancap
Ancap se asoció, durante la presidencia de Raúl Sendic, con una multinacional holandesa –Trafigura- acusada de corrupción en varios países latinoamericanos y le permitió ganar, entre 2010 y 2011, por lo menos 200 millones de dólares. A su vez, este negocio significó un incumplimiento de un acuerdo suscrito con el gobierno de Ecuador. El diputado Pablo Abdala, opinó que “Ancap debe darle claridad a esta denuncia” divulgada por el semanario Búsqueda. “Me parece que se inscribe en el marco de la desprolijidad en la que se ha desarrollado la gestión durante todos estos años. Es un hecho muy grave”, agregó. La denuncia periodística reveló que en el año 2010, Uruguay y Ecuador acordaron un mecanismo para evitar el lucro de empresas petroleras no estatales. El negocio consistía en el envío de petróleo ecuatoriano a Ancap, para que la empresa uruguaya lo refinara, y de ese modo pagaría con su trabajo parte de sus necesidades petroleras, devolviendo a Ecuador combustibles y derivados. La renovación del contrato en el año 2011 hizo trepar la cantidad de petróleo incluido en el acuerdo a 16 millones de barriles. Pero Ancap, en forma unilateral, y violando lo acordado con Ecuador, acordó con Trafigura, triangular los embarques, que terminaron siendo vendidos en el mercado internacional, con enormes ganancias para el intermediario. Según se informó, de los 16 millones de barriles de petróleo que debía refinar Ancap, apenas llegaron a Uruguay 720.000 barriles (apenas el 4,5% del total), mientras que el restante 95,5% del petróleo acordado fue desviado a Estados Unidos. La empresa Trafigura, que hizo el negocio con Sendic, se ha visto envuelta en varios episodios de corrupción con petroleras estatales de Venezuela, Jamaica, México, Ecuador y Zambia. Además fue expulsada de 14 países por negocios sospechosos. El presidente de Ecuador, Rafael Correa, calificó a Trafigura como una empresa “mafiosa” y cuando advirtió la situación canceló el acuerdo con Ancap. El director nacionalista en Ancap, Carlos Daniel Camy, en varias oportunidades puso en duda este negocio y pidió una intervención del Tribunal de Cuentas. Además, planteó que si Ancap quería tener el respaldo de un broker global para actividades de trading, debía llamar a competencia a los principales actores mundiales en el rubro y no adjudicar directamente a Trafigura. Sin embargo, las gerencias de Ancap vinculadas a estas activida­des respondieron negativamente al planteo de competencia. En otra instancia, preguntó si Petroecuador conocía formalmente la operación Ancap-Trafigura y si el presidente José Mujica y el Ministerio de Industria estaban al tanto de la triangulación Petroecuador-Ancap-Trafigura. Paralelamente, se conoció la resolución de Correa poniendo punto final al acuerdo con Ancap, y Camy le dio la razón al Presidente de Ecuador. A su vez, reclamó que el Tribunal de Cuentas encarara una auditoría “operación por operación” de todas las realizadas con Ecuador en 2010 y 2011. Incluso sugirió separar temporalmente de sus cargos a los gerentes involucrados, hasta conocer los resultados de la auditoría del Tribunal de Cuentas. Finalmente, el Directorio encomendó a la Gerencia de Servicios Compartidos (Servicios Jurídicos) el inicio de las acciones tendientes a formalizar la denuncia de los contratos entre Ancap y Petroecuador (Correa ya había dicho que Ecuador no seguiría adelante con el convenio) y los relacionados con las operaciones de trading en general. Sin embargo, ni los gerentes fueron molestados ni hubo auditoría. Tras el escándalo que generó el informe periodístico, el vicepresidente de Ancap, Germán Riet, dijo en conferencia de prensa que el ente autónomo contratará una auditoría externa por sus negocios con Petroecuador. Riet argumentó que el contrato con Petroecuador no establecía restricciones a Uruguay respecto a la reventa de petróleo crudo a excepción de destinos como Chile y Perú debido a que Ecuador no tenía la intención de competir con esos países. Además explicó que en cada compra de petróleo que se realizaba, Uruguay actuaba como operador de la negociación, es decir que se encargaba de los trámites operativos, entre otros, y que Ecuador siempre tenía conocimiento sobre el destino de ese barco, que incluyó a Uruguay en dos oportunidades. El vicepresidente de Ancap subrayó que el contrato no establecía el intercambio de divisas, sino que el compromiso era de entregar productos refinados como gasoil, gasolina, supergás, en las cantidades que la empresa lo pidiera a cambio de la compra de petróleo crudo y con los precios fijados por Petroecuador. Por su parte, el director de Ancap, Juan Gómez, estableció que el acuerdo con Petroecuador no fue violentado en ningún momento y que este definía con claridad que el petróleo no iba necesariamente a refinarse en la Refinería de la Teja ya que esta no tiene la capacidad para tal operación, pero que si lo haría ocasionalmente en la medida en que el crudo fuera compatible con la refinería. Por lo tanto, el comercio se establecería a través de otros para ofrecerle a Ecuador, la posibilidad de tener refinados en su país. El contrato finalizó en enero de 2012, luego de dos años de vigencia, debido a que el directorio de Ancap consideró que no podía hacer frente a las exigencias operativas de Petroecuador. Sin embargo, la oposición no quedó conforme con las explicaciones de los directores oficialistas, y pidió que se investigue la situación en el Parlamento. El Frente Amplio ya anunció su negativa a crear comisiones investigadoras, y el presidente José Mujica, al ser consultado sobre el tema, dijo que si la oposición“tiene pruebas” que las presenten a la Justicia.

NO ES DE MI AUTORIA NO SE PUEDE PEGAR EL LINK
FUENTE. http://lademocracia.info/?p=581
0
0
0
0
0No comments yet