Popular channels

Apagones y escasez de energía, gran desafío para Maduro

Apagones y escasez de energía, gran desafío para Maduro a días del comicio

Un corte de luz, el segundo desde septiembre, dejó a medio país a oscuras el lunes. El gobierno acusó a “la derecha”.







Lo que en cualquier país con buena infraestructura eléctrica sería un episodio aislado, el fenomenal apagón del lunes a la noche se convirtió en un tema de Estado para Venezuela. Olfateando un daño electoral grave para las elecciones municipales del domingo, el gobierno culpó a la oposición por el corte que dejó a la mitad del país a oscuras durante 45 minutos justo a la hora de cenar. Pero es un argumento de corto alcance para un gobierno que militarizó las estaciones generadoras hace dos meses y que fracasa en solucionar los problemas energéticos desde hace al menos una década.

Como siempre, fue la gente de a pie la que sufrió el percance. En Caracas, la lluvia agravó los problemas para millones de empleados que regresaban tardíamente a sus casas. Oscuras y con su habitual tráfico infernal, las calles caraqueñas mostraron su peor rostro cuando miles de transeúntes se vieron forzados a caminar a tientas ante la paralización total del subte y la ausencia de transportes alternativos. Los usuarios del metro fueron desalojados de los vagones. En los alrededores de la estación de Chacao, en centro de Caracas, la situación era de caos, según constató Clarín. Gritos, cánticos contra el gobierno, llamados desesperados por celular a sus familiares, bocinazos. Todo configuró un clima de desesperación para quienes no lograban llegar a su destino. Sobre la avenida Miranda, en su cruce con Libertador, hubo caraqueños que caminaban en grupos, en solidaria protección, por temor a ser asaltados. Marchar a oscuras, sorteando tachos de basura desparramados y los desniveles de las veredas, fue una odisea para más de uno.

“No hay harina, no hay azúcar, no hay leche. Ahora no tenemos luz”, se escuchó en Candelaria, en alusión a la apabullante escasez de productos esenciales que golpea al país. En Colinas de Santa Mónica se oyeron otros gritos, cargados de ironía: “Gracias Maduro”, “Cómo nos gusta la revolución”, mientras miles de vecinos hacían sonar sus cacerolas desde balcones alumbrados a velas.

Hacia la mañana, el tema escaló a la agenda política. Fue el segundo apagón de nivel nacional en los últimos tres meses y es la primera vez desde 2008 que un corte de tamaña magnitud afecta a Caracas.

Según los estrategas oficiales, las recientes medidas casi expropiatorias por las que el gobierno forzó a miles de comerciantes a vender sus mercaderías con una rebaja de hasta el 70% en algunos rubros eran una buena palanca que inclinaría el favor popular hacia los hombres de Maduro en las elecciones del domingo.

El corte se produjo justo cuando el presidente hablaba de ese tema en cadena nacional. Pero ayer, temiendo un cambio de humor, el mandatario disparó contra la oposición al culpar a la “derecha fascista” por el apagón y dijo que la falla ocurrió en la misma estación donde el 3 de septiembre se produjo un corte similar que duró tres horas. A su vez, el titular del Congreso, Diosdado Cabello, habló de un “saboteo eléctrico” por parte de la “burguesía parasitaria”. Sin embargo, los técnicos y especialistas no están de acuerdo.

Ante una consulta de este diario, un experto en el tema, el ingeniero eléctrico Carlos Silva, dijo que los problemas más graves se deben a la falta de inversión y a que todo el sistema está obsoleto. “Hace dos años, el gobierno dijo que se debía a la sequía ya que el 70% del sistema es hidroeléctrico. Pero ahora los ríos están con buen cauce. Otro dato es que Venezuela, con las mayores reservas petroleras del mundo, importa gasolina, diesel y gas licuado de petróleo. Desde 1998 ha perdido más de un millón de barriles de producción de crudo y esto afecta la alimentación de las plantas generadoras. La baja en la producción de la petrolera estatal PDVSA es crucial aquí”, indicó.

Para el chavismo, en cambio, que tiene control en el sector desde hace 15 años, el problema se licúa trasladando las cargas a su adversario político. Y ello pese a que fue el extinto Hugo Chávez el que impuso severos racionamientos en 2010 para enfrentar un problema que Venezuela, país petrolero, no podía solucionar. Ayer, el líder de la oposición, Henrique Capriles, recordó el episodio y reclamó al gobierno desde su cuenta de Twitter: “Por favor, alguna vez en su vida sean responsables”.



http://www.clarin.com/mundo/Apagones-escasez-energia-desafio-Maduro_0_1041495896.html
0
0
0
0No comments yet