Check the new version here

Popular channels

Apocalipsis malthusiano y cambio climático





Fue a finales del siglo XVIII que el economista Thomas Malthus publicó su aterrador vaticinio sobre las hambrunas del futuro, provocadas por el crecimiento geométrico de la población vs el incremento aritmético de la producción de alimentos. Quienes lo han estudiado a través de los años, pensaron concluyentemente que su planteamiento era equivocado e ingenuo, porque no había considerado el avance científico que permitiría aumentar las cosechas y la producción masiva de alimentos, puenteando así esa brecha de diferentes ritmos de crecimiento.



Lo grave fue que el cambio climático nunca se tomó en consideración, siendo este un fenómeno observado hasta hace relativamente pocas décadas, del cual se pensaba aún más recientemente, que era una condición normal; que correspondía a ciclos naturales donde las modificaciones dramáticas del clima de regiones enteras eran parte de efectos propios del planeta, que los humanos por nuestra corta existencia, encontramos difícil de discernir.

Incluso, se había venido operando una campaña abierta por parte de empresas globales de la energía, donde sus científicos desbancaban cualquier alusión a ese supuesto cambio climático, que ahora como hecho probado, causa perturbaciones económicas en varias latitudes, impactando actualmente en algunas zonas europeas el sabor de ciertos vinos y otros productos sensibles a las variantes ambientales, entre otras evidencias perturbadoras.





Después de que la NASA ha revelado lo obvio de las consecuencias de esta catástrofe --no solamente por los graves perjuicios de los llamados gases de efecto invernadero generados por la contaminación de combustibles fósiles--sino también por la irracional y metódica destrucción de los bosques y zonas naturales de captación de agua, lo cual ha permitido apreciar en todo su horror, la autodestructiva irracionalidad de nuestra especie.

El cambio climático --o mejor dicho-- las perturbaciones causadas por el ser humano al ambiente --unida a ese espectro malthusiano que se creía un febril delirio de un especulador-- están conformándose en forma sinérgica, atestiguando una sequía que está superando el récord del siglo pasado, con los graves daños para la producción de alimentos, proyectándose como un factor recurrente.

Hoy se acepta científicamente que el apocalipsis malthusiano y el cambio climático son escenarios reales e inevitables, pudiendo ser tal vez situaciones no generalizadas, sino efectos focalizados en sociedades muy vulnerables --como la nuestra-- donde la falta de educación y el nulo desarrollo de tecnología permitirán experimentar en toda su crudeza las consecuencias extremas de la inaudita destrucción de nuestros recursos naturales, así como la depredación y extinción masiva de la biodiversidad, lo cual como apuntó recientemente Stephen Hawking --una de las mentes más brillantes que hayan nacido--, el aniquilamiento y abandono de este planeta por sus propios habitantes, es solamente una cuestión de tiempo.
0No comments yet