Check the new version here

Popular channels

“Apoyar a Macri es equivocado"



De origen radical como Elisa Carrió pero con una posición más cercana a la de Fernando “Pino” Solanas, Margarita Stolbizer afirma que el debate dentro del Frente Amplio UNEN hoy está equivocado. La diputada que enfrentó a Sergio Massa y a Martín Insaurralde en las últimas elecciones cuestiona la puesta en escena de los cinco referentes de la nueva alianza y advierte que no sólo Carrió sino un sector de los radicales está presionando por confluir en 2015 en una fórmula con Macri o con Massa. “Hemos alimentado un candidato que no tenía la fuerza para llegar”, dice sobre el jefe de gobierno porteño.

NOTICIAS RELACIONADAS
13.08.2014Cobos y Alfonsín le pidieron a Sanz llamar a una convención para definir si van con Macri
12.08.2014Después del escándalo, Lilita se mostró con Sanz y avaló un acuerdo con Macri
En un momento en que nadie tiene claro hacia dónde va UNEN, Stolbizer reconoce que repetir un proyecto de país con eje en la honestidad no alcanza y sostiene que hay que apuntar a los huérfanos del kirchnerismo. Además, la candidata del espacio no peronista que mejor mide en la provincia de Buenos Aires opina que el frente no peronista seguirá unido, aunque es posible que algunas de sus figuras más reconocidas se vayan.

¿El encontronazo público entre Carrió y Solanas anticipa la anunciada ruptura de UNEN?

Lo que hace es poner en evidencia un debate interno que existe en el Frente Unen que a mi juicio debería resolverse previamente y hacia adentro y no llevarlo a niveles públicos de esta dimensión, arriba del escenario. Eso no nos hace bien. Pero el debate existe y creo que no hay que dramatizarlo ni sobredimensionarlo. No es distinto al que tiene el Frente para la Victoria con Scioli o el que tiene Massa que cada vez que suma a alguien ve cómo los que están dicen que se le van. Esto tiene de todas maneras algo positivo: estamos frente a un proceso distinto a todos los anteriores, hay una gran convulsión porque todos se ven con chances de alcanzar el poder en un año. Antes no porque el kirchnerismo se sucedía a sí mismo y la oposición miraba. En cambio ahora está abierto. Todos tienen dificultades internas, más o menos públicas, y deben saldarlas los partidos políticos, que son los tienen que disciplinar a sus miembros.

En el caso de Carrió, el partido es básicamente ella.


Si, si. Lo que llama la atención es que cuando se hacen las reuniones de UNEN, los de la Coalición van y firman lo mismo que los demás. Su partido institucionalmente no está planteando lo mismo que ella. Yo creo que Carrió está abriendo el terreno para tomar una decisión personal, aunque ella ha dicho que va a acatar lo que los partidos decidan. Tiene razón de todas formas en que las asambleas de los partidos todavía no se han pronunciado.

“Yo creo que Carrió está abriendo el terreno para tomar una decisión personal, porque su partido institucionalmente no dice lo mismo que ella”

UNEN juega para Macri


¿Cuál es el debate que se está dando hoy en UNEN, a su criterio?

El debate está planteado en torno a una estrategia meramente electoral. Cómo hacer para juntar más voluntades. A mi juicio, es equivocado en dos sentidos: uno porque creo que alimentar al PRO como opción electoral adentro de UNEN es estratégicamente equivocado, no sólo porque desperfila políticamente sino porque hemos alimentado un candidato que no tenía la fuerza para llegar. Macri hace ocho meses atrás no pudo hacer lista en la provincia de Buenos Aires, casi tuvo que mendigarle dos diputados a Massa en su lista.

“Apoyar a Macri es equivicado porque alimentamos un candidato que no va a llegar. Hace ocho meses no pudo hacer lista en la provincia de Buenos Aires, casi tuvo que mendigarle dos diputados a Massa”

¿Usted dice que Macri crece en las encuestas gracias a UNEN?


Crece no solamente por UNEN. UNEN alimenta su desempeño territorial en la medida en la que ya no Carrió sino también los radicales empiezan a debatir un acuerdo con Macri en los territorios. Eso le da a Macri una potencialidad electoral que no tenía antes. Pero lo que más ha hecho crecer a Macri es que el gobierno decidió ponerlo enfrente porque, así como se siente cómodo en la pelea con los buitres, se siente cómodo en la pelea con Macri. El oficialismo prefiere que sea Macri y no Massa su contrincante o su sucesor.

¿Y cuál cree que debería ser el debate de UNEN?


El proyecto de país que pretendemos y cómo se construye poder y se construye gobernabilidad desde un espacio como el nuestro. Yo lo digo de manera casi autocrítica: estamos equivocando nuestra estrategia de construcción porque estamos en una estrategia fotográfica y no le damos importancia a los acuerdos programáticos. La foto de las fiestas patrias está agotada. ¿Se construye poder buscando la foto en el diario al día siguiente o se construye convocando a la ciudadanía?


Los honestos no gobiernan


Sanz dice que hoy la disyuntiva de la hora es “república versus populismo decadente”.

Me parece que es imposible llegar a la gente hoy con ese discurso. Creo que es más claro el planteo del gobierno de los corruptos o el gobierno de los honestos o si planteas que la gente pueda andar por la calle tranquila, que los chicos tengan clase. Después, está la estrategia y la táctica de cómo hay que hacerlo y ahí otra vez me parece que la discusión cerrada entre los cinco que se reúnen a discutir qué hacemos, tampoco ayuda.

¿El gobierno de los honestos o la alianza de decentes, que también plantea Carrió, no contiene en sí misma el riesgo de fracasar a la hora de gobernar?

Si, creo que es insuficiente. Ni con la república ni con los honestos le cambiaste la vida a la gente. Si no incorporamos la perspectiva del ciudadano, de los derechos de las personas, del transporte, la seguridad y la educación, nos quedamos con un discurso de consignas.

¿Qué quiere decir que Scioli, Massa y Macri encabecen las encuestas?


Más allá del rol que le otorgan los medios y del dinero que tienen para hacer campaña, si ellos están en ese lugar alguna virtud tendrán para estar y algún defecto tendremos nosotros.

¿Cuál sería esa virtud?

Primero que nada, la capacidad de mostrar una gestión, no sólo tenerla sino venderla. Nosotros lo mejor que tenemos es Santa Fe pero tenemos terribles pruritos para mostrarla. Es mucho mejor que la gestión de Scioli que es desastrosa pero tiene un marketing de instalación enorme. Nosotros no lo explotamos.

¿Cómo ve el anunciado pase de Insaurralde al massismo?

A mi más que lo que hace Insaurralde, lo que me preocupa son los encuestadores que dicen que tiene un 40 por ciento de intención de voto. Es un hombre que no sé si fue alguna vez al Congreso, no tiene actividad parlamentaria ninguna, sigue ejerciendo como intendente de Lomas de Zamora y se pasea por los canales bailando o en los desfiles de modelo. Que tenga 40 por ciento de intención de voto, nos obliga a cuestionarnos como sociedad. ¿Cuál es la diferencia que hay entre Scioli y Massa? No la hay. Entonces eso le permite a Insaurralde bailar de un lado para el otro y quedarse con cualquiera.

¿Con Scioli o con Massa, la política de seguridad en la provincia seguirá siendo la misma?


Si, plantean las mismas cosas y el macrismo también es parte de lo mismo. Es el populismo demagógico y la represión como respuesta excluyente a la inseguridad. Todo pasa por aumentar las penas. No apuntan jamás a la desigualdad ni a los negocios de la policía.

¿El regreso del bipartidismo?


Usted repite seguido que el kirchnerismo representó a sectores de la sociedad que después dejó huérfanos.

Eso para mi es algo central. Yo creo que hay una sobreoferta de opciones por derecha, con manodurismo como propuesta fundamental, de un pragmatismo sin valores. Es un error del UNEN ir a buscar entre esos sectores. En cambio, me parece que hay una porción del electorado muy grande, que aportó para llegar al 54 % de los votos de Cristina, los que en algún momento acompañaron al kirchnerismo creyendo que era una opción honestamente progresista.

¿Dice que los defraudados por el kirchnerismo pueden inclinarse por UNEN?


El gobierno tuvo una estrategia comunicacional muy eficiente y muy hipócrita también en la que ellos defendían los grandes valores nacionales, los derechos humanos: empezaron descolgando el cuadrito de Videla y terminaron subiendo el de Milani. Esa gente que quedó defraudada es lo que yo quiero representar. No lo va a representar ni Scioli ni Massa ni Macri.

Siempre fue muy critica del PJ y del radicalismo…

Aunque yo crea que hoy no son una opción en sí misma, no es posible conformar una opción política hacia adelante que no se nutra de esas culturas políticas previas. Ahora yo creo que hay un sistema bipartidista agotado, que el radicalismo es un partido de principios –más allá de los errores que cometieron muchos que lo condujeron y conducen- que debe incorporarse dentro de un frente político con otras opciones. El error es creer que pueden solos o ir a buscar otra vez el candidato que les asegure conseguir cargos. Lo hicieron con Lavagna, con De Narváez y muchos piensan hacerlo con Macri o con Massa.

“El bipartidismo está agotado, el radicalismo debe integrarse en un frente. El error es creer que pueden solos o ir a buscar un candidato para conseguir cargos. Lo hicieron con Lavagna y De narváez y ahora piensan hacerlo con Macri o Massa”


¿Pero UNEN, si logra subsistir y crece, no va camino a fortalecer el bipartidismo?

Depende de la actitud de los que hoy somos parte. Si dejamos que los radicales tomen todas las decisiones, si. Son el partido político más grande, con desarrollo territorial, con cantidad de legisladores, eso está bien. Lo que no podemos permitir es que la estrategia la termine definiendo el radicalismo porque, la verdad, ya han demostrado que se equivocan cuando lo hacen.

¿Por qué no quiere volver a ser candidata en la provincia, si obtuvo buenos resultados?

No tuve buenos resultados, nunca me conformaron. Yo criticaría a otra persona que después de ser candidata tres veces y perder, insiste. No es bueno insistir con un candidato que perdió las elecciones. Lo que conviene en una elección presidencial la figura del gobernador tiene que acompañar y servir para instalar figuras nuevas. Solamente del GEN, hay cuatro candidatos que podrían ser.



¿El FAP no debería haber mantenido la alianza con De Gennaro y Lozano?

Si hay alguien que respeto en lo ideológico, en lo personal, en lo humano es a De Gennaro. Pocos dirigentes debe haber a los que respete tanto. Para mí es excepcional desde todo punto de vista. Con ellos tal vez sea hasta más dolorosa la distancia porque después de haber protagonizado juntos aquel encuentro de Rosario de 2001, formamos el FAP en 2011 llevando la candidatura de Binner a Presidente. Fue un reencuentro de una enorme alegría para los que habíamos participado de aquella experiencia y no nos dejamos cooptar por la mentira del kirchnerismo. La separación ahora fue traumática porque nosotros tenemos con ellos puntos de coincidencia muy fuertes.

¿Cómo termina el debate dentro de UNEN?


En el terreno de la opinión y especulación personal, me parece que termina bien en términos de que el FAUNEN no va a hacer un acuerdo con Macri y que los partidos que están van a seguir. Pero la parte negativa de esto es que creo que –como algunos de los partidos no tienen capacidad disciplinadora sobre sus cuadros- aún cuando orgánicamente haya una decisión, otros terminen haciendo otro tipo de acuerdos por abajo.

¿Es decir que Carrió se va de UNEN?


No sólo Carrió se puede ir sino que algunos de los radicales pueden terminar haciendo acuerdos para su conveniencia con Massa o con Macri a nivel nacional. Por eso, el gran desafío –más allá de los acuerdos y las candidaturas- es que podamos darle volumen, contundencia y seriedad a lo que estamos haciendo para que la gente pueda visualizarlo. La única forma de disciplinar a un intendente para que se quede es que yo le pueda ofrecer una herramienta para que pueda conservar su territorio.

“La única forma de disciplinar a un intendente para que se quede es que yo le pueda ofrecer una herramienta para que pueda conservar su territorio.”

¿Se salda antes de las PASO la discusión interna?


Si, si.

Algunos como Carrió y como Martín Lousteau dicen que esto lo va a definir la gente en las primarias.

Eso es lo que piensan los que quieren hacer acuerdo con Macri. Ni siquiera en términos formales o institucionales lo podés hacer antes de las PASO.


0No comments yet