Aprovechando el partido... se voto el presupuesto

El Senado convirtió en ley el Presupuesto 2007

Fue con el apoyo del oficialismo, que aportó 41 votos, contra los 22 del radicalismo y los bloques minoritarios. La norma prevé un crecimiento del PBI de cuatro puntos, una inflación de entre 7 y 10% y un dólar en $ 3,13.
El País |





Con el impulso del kirchnerismo, el Senado convirtió esta tarde en ley el Presupuesto Nacional 2007, que prevé un crecimiento del PBI del orden de cuatro puntos, un dólar en 3,13 pesos y una recaudación total de casi 170 mil millones de pesos.

La aprobación se logró con 41 votos a favor y 22 en contra, pertenecientes a los radicales y los bloques minoritarios. La norma prevé también una pauta inflacionaria de entre 7 y 10%, y un aumento de 29,3% en las partidas para la seguridad social.

La iniciativa del Presupuesto ya contaba con media sanción de Diputados y, tal como sucedió, el número del oficialismo en la Cámara alta hacía pensar que se convertiría en ley, aunque tuviese que pasar antes por un extenso debate.

Ahora, los senadores comenzarán a debatir la prórroga de la Emergencia Económica y, si no se pasa a un cuarto intermedio, la nueva ley de Educación.

Por su parte, la Cámara de Diputados aprobó esta tarde la reforma de la Ley de Financiamiento de los Partidos Políticos, que contempla un aumento del 50% de los gastos para las campañas presidenciales. El proyecto, que prohíbe además todos los gastos de terceros sin autorización de los responsables de los partidos políticos, fue aprobado esta tarde por 160 votos contra 19 y será enviado al Senado para su sanción definitiva.

Se prevé que la jornada en el Congreso se extienda por 48 horas, en las que el kirchnerismo buscará aprobar además otras dos leyes consideradas clave: la prórroga de la Emergencia Económica hasta el 31 de diciembre del 2007 y la nueva ley de Educación.

El punto más áspero lo tendrá el debate en Diputados y será seguramente la prórroga de la Emergencia Económica, ya que la alianza entre lavagnistas, macristas y radicales logró un dictamen opositor único que se enfrenta al objetivo oficial.

Ese dictamen, al que se sumó el socialismo, sólo prevé la prórroga de la emergencia laboral, que sostiene los planes jefes y jefas de hogares y le da al Gobierno 6 meses para terminar de renegociar los contratos con las empresas de servicios públicos. Así, se opone a la extensión de la emergencia educativa, financiera y económica que pretende el kirchnerismo.

Diputados también debatirá otros proyectos, como el que apuesta a reemplazar el actual Banco Nacional de Datos Genéticos por un instituto que funcionaría en la órbita de la Secretaría de Derechos Humanos.

CLARIN