Check the new version here

Popular channels

Argentina lanza primer satélite de fabricación propia



BUENOS AIRES.— Argentina se convirtió este jueves en el primer país latinoamericano en tener en órbita un satélite geoestacional de construcción propia, el Arsat-1, que fue lanzado el jueves desde la Guayana francesa.

El satélite proveerá servicios de telefonía celular, televisión digital, internet y transmisión de datos y permitirá llegar a zonas aisladas o con baja señal en el Cono Sur.

“Hoy es un día histórico por el lanzamiento del Arsat-1, construido con tecnología argentina, con una inversión de 270 millones de dólares y 1,3 millón de horas hombre”, dijo el jueves el jefe de Gabinete del gobierno de Cristina Fernández, Jorge Capitanich, en su habitual rueda de prensa.

El Arsat-1, fue desarrollado a lo largo de siete años y fabricado en la ciudad de San Carlos de Bariloche (1.650 km al sudoeste de Buenos Aires) por las estatales Invap y la empresa Argentina de Soluciones Satelitales (ArSat), refiere AFP.

Unos 400 especialistas participaron de la construcción del satélite geoestacionario que orbitará dando una vuelta completa en 24 horas, el mismo tiempo en que la gira sobre sí misma.

El diseño total del satélite fue realizado en Argentina, así como la integración de las partes, la construcción de los paneles y la estructura con tecnología especial de fibra de carbono, precisó la Facultad de Ciencias Exactas del país suramericano. Algunas partes fueron compradas al exterior, como la carga útil adquirida a Francia y la propulsión, a Alemania.

El ministro de Planificación, Julio De Vido, dijo hoy que el lanzamiento del satélite Arsat-1 generará un ahorro de divisas de 25 millones de dólares anuales y ubica a la Argentina "entre un grupo selecto de ocho países” que maneja esa tecnología, como son Estados Unidos, Rusia, China, Japón, Israel, la India y la Unión Europea, según Telam.

La decana de la Facultad de Ciencias Astronómicas y Geofísicas de la Universidad Nacional de La Plata, Alicia Cruzado, sostuvo que la mayor importancia de esto radica “en que la puesta en funcionamiento de este satélite le mejorará la calidad de vida a mucha gente, permitiendo que muchas personas que viven en lugares alejados de las grandes ciudades accedan a los medios de comunicación más modernos.

“Además, en estos tiempos en los cuales existe una gran inquietud por ampliar las incumbencias del astrónomo, el lanzamiento y puesta en funcionamiento del Arsat-1 es muy alentador para nuestros estudiantes y graduados que analizan la posibilidad de dedicarse a la investigación en temas relacionados con satélites artificiales”, concluyó.

El equipo de la estación de Arsat en Benavidez, localizada a 50 km al norte de Buenos Aires, quedará a cargo del control del satélite y de su operación durante toda su vida útil.


0No comments yet