Argentina presume Satélite propio

Es el primero que se fabrica íntegramente dicho país y será trasladado a Guayana Francesa para ser puesto en órbita en octubre





























Buenos Aires: - El ARSAT-1 era trasladado el sábado en avión desde Bariloche, 900 kilómetros al sur de Buenos Aires, hacia la Guayana Francesa, desde donde partirá a mediados de septiembre para entrar en órbita.

Brindará servicios de televisión, acceso a internet y servicios de datos y de telefonía sobre IP a todo el territorio argentino y sus países limítrofes.

Implicó una inversión total cercana a los 250 millones de dólares, que incluye traslado, lanzamiento y seguros internacionales.

"Todo esto no es milagro ni suerte, tampoco viento de cola. Es voluntad política, decisión de gobierno y política de Estado. No tengas dudas", dijo Fernández.

Añadió que se trata "de #SoberaniaSatelital porque Gran Bretaña estaba detrás de una de las dos posiciones que pudo retener la Argentina".


SAN CARLOS DE BARILOCHE. - El enorme avión Antónov AN 124-100 se divisó entre las montañas ayer, cerca de las 11, y media hora más tarde pisó la pista de aterrizaje del aeropuerto internacional de esta ciudad, donde permaneció ayer hasta partir con un cargamento especial: el primer satélite de telecomunicaciones fabricado en el país, Arsat-1, que será llevado a Guayana Francesa para su lanzamiento al espacio.

La presidenta Cristina Kirchner celebró este acontecimiento histórico para el país con una serie de mensajes en Twitter: "Argentina se suma al selecto club de países que producen este tipo de satélites, USA, Rusia, China, Japón, Israel, India y la Eurozona", escribió ayer en uno de sus tuits.

El satélite fue construido en Bariloche por la empresa estatal de Río Negro Invap y la estatal nacional Arsat, con una inversión de US$ 270 millones en el contexto del sistema satelital geoestacionario argentino de telecomunicaciones, que prevé la fabricación de otros tres satélites.

El Arsat-1 es el primer satélite íntegramente fabricado en el país, con una vida útil prevista de 15 años, que ofrecerá servicios de telecomunicaciones como televisión, acceso a Internet, datos y telefonía para la Argentina y los países limítrofes, desde una distancia de 36.000 kilómetros de la Tierra. El lanzamiento está previsto para el 16 de octubre, desde la base de Kourou, en Guayana Francesa. El recorrido para llegar allí será de Bariloche a Ezeiza, luego al aeropuerto de Cayenne y de ahí por vía terrestre hacia la base.

El presidente de Arsat, Matías Bianchi, dijo días atrás que la fabricación y puesta en órbita de satélites "le permitirá a la Argentina acrecentar su soberanía satelital" e ingresar así al selecto grupo de ocho países con capacidad para desarrollar satélites.


El satélite, el primero fabricado en Argentina de una serie de tres, fue desarrollado por la Empresa Argentina de Soluciones Satelitales (ARSAT), y su diseño y construcción estuvieron a cargo de la estatal Invap.

Posee casi cuatro metros de alto y más de 16 de largo -con los paneles solares extendidos- y se ubicará a 36,000 kilómetros de distancia de la Tierra.