Check the new version here

Popular channels

Argentina: Reducción de la pobreza

Argentina

Reducción de la pobreza

La cantidad de personas debajo de la línea de pobreza en valores absolutos pasó de 9.969.489 a 3.799.025 entre 2003 y 2013, una reducción aproximada del 60 por ciento. Y la pobreza medida según los indicadores de Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI) cayó de 11,11 por ciento a 8,53 entre las puntas. Los economistas Agustín D’Attelis y Pedro Gaite publicaron un libro con los resultados de la Medición y Estudio de las condiciones de vida en la Argentina 2003-2013, elaborado en conjunto con la diputada Andrea García, titular de la Comisión de Acción Social y Salud Pública y el titular del cuerpo, Julián Domínguez.

Ese trabajo indaga sobre los distintos enfoques multidimensionales para medir la pobreza, con el objetivo de contrarrestar las mediciones que sólo toman la variable de los ingresos y las canastas básicas, como lo hacía el Indec hasta que interrumpió su publicación o el Observatorio de la Deuda Social de la UCA, utilizado actualmente por los grandes medios. La conclusión de este trabajo es que la pobreza disminuyó en el país y aun en aquellos hogares que no pudieron salir de ella –según una medición por ingresos– mejoraron su situación a partir de una reducción de las NBI.

Según los autores, la medición de la pobreza a partir de un enfoque multidimensional abre un debate político más que técnico. Por ejemplo, el trabajo de la UCA, que sólo basa sus resultados en la variable ingresos, realiza su muestra casi exclusivamente en los hogares considerados pobres. Esto es reconocido por el propio Agustín Salvia, responsable del Observatorio de la UCA. Por ende, sus resultados tienden, por definición, a dar un número elevado de pobreza. La investigación de D’Attelis y Gaite, presentada en la Cámara de Diputados en julio de este año, pretende suplir, por un lado, la ausencia de los datos oficiales del Indec, y por el otro, el sesgo metodológico/ideológico de la UCA y otras instituciones. El estudio toma cinco grupos de NBI:

- Hacinamiento: las NBI que corresponden a esta categoría cayeron de 8,35 a 7,06 por ciento, lo que representa una caída de 15,43 por ciento.

- Condiciones de la vivienda: este grupo partía de niveles bajos en 2003. En ese entonces, el porcentaje de hogares que contaba con una vivienda en malas condiciones era de 0,75 por ciento. Al último trimestre de 2013, ese porcentaje se ubicó en el 0,67 por ciento de los hogares, una caída del 16 por ciento.

- Acceso a servicios sanitarios: si se considera pobres a todos aquellos que no cuentan con agua de red pública o con perforación con bomba a motor, este indicador pasó de 1,30 por ciento a 0,31 por ciento, es decir una baja del 75 por ciento. Si se considera pobres a quienes no cuentan con agua dentro de su terreno, este indicador también mostró una mejora: pasó del 1,33 por ciento de los hogares a 0,22 por ciento, es decir, una diferencia de 83 por ciento. Y si se considera pobres a todos los hogares que no poseen agua de red pública, hubo una mejora del 40 por ciento, al pasar del 15,84 por ciento de los hogares con esta dificultad al actual 9,84 por ciento.

- Acceso a la educación: la baja de este indicador no resultó muy significativa, ya que según los autores D’Attelis y Gaite, también se partía de valores muy bajos. En diez años se pasó de 0,85 por ciento al 0,65 por ciento, una disminución del 23 por ciento.

- Capacidad económica: este indicador explica la cantidad de personas dentro de un hogar con trabajo. “El índice nos muestra los hogares donde menos de uno de cada cuatro habitantes trabaja, y el que lo hace no completó tercer grado. Entre puntas, cayó un 28 por ciento, al pasar de 0,41 a 0,29 por ciento.

La medición de la pobreza por un método combinado de Necesidades Básicas Insatisfechas complejiza el enfoque y, a su vez, las posibles explicaciones y respuestas para la exclusión social. Según el trabajo citado, la pobreza coyuntural, es decir los pobres medidos por canasta básica y no por NBI pasaron del 36,12 por ciento al 11,42 por ciento entre 2003 y 2013, es decir una reducción del 49,58 por ciento. Y la pobreza crónica o estructural cayó de 9,06 por ciento al 3,62 por ciento.
0
0
0
0
0No comments yet
      GIF
      New