Canales populares

Argentina se expone a sanciones por las "trabas"

Según un panel del organismo, el país violó reglas internacionales de comercio mediante las licencias no automáticas La Organización Mundial del Comercio falló en contra del país, en una demanda iniciada por la Unión Europea, Estados Unidos y Japón



GINEBRA/BUENOS AIRES.- La Organización Mundial del Comercio (OMC) falló ayer en contra de la Argentina en un reclamo que presentaron la Unión Europea (UE), Estados Unidos y Japón a raíz de las trabas aplicadas a las importaciones provenientes de esos países. Un panel de la OMC formado por tres árbitros dictaminó en Ginebra que la Argentina violó reglas internacionales de comercio al aplicar, desde febrero de 2012, licencias de importación no automáticas.

La medida responde a un reclamo que en mayo de 2012 realizaran la UE, los Estados Unidos y Japón, que consideran que el mecanismo que rige para el ingreso a la Argentina de productos importados “no es transparente, se aplica de manera arbitraria y restringe ilegalmente el comercio”. El reclamo surgió después de que el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner instrumentara las Declaraciones Juradas Anticipadas de Importación (DJAI), para resguardar el saldo de la balanza comercial y ante la escasez de dólares. Fueron creadas por la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), organismo donde se empezaban a tramitar, pero requerían de una autorización ulterior del ex secretario de Comercio, Guillermo Moreno.

El panel de la OMC pidió a la Argentina que “tome las medidas necesarias para volver a respetar las normas internacionales de comercio”. La reacción de Estados Unidos no tardó en llegar: “se trata de una gran victoria para los trabajadores, productores y granjeros estadounidenses”, dijo el representante comercial de Estados Unidos, Michael Froman. El funcionario añadió que las medidas de Argentina influyen ampliamente en las exportaciones estadounidenses y afirmó que el gobierno estadounidense va a seguir trabajando por que los socios comerciales jueguen según las reglas.

El informe final del Grupo Especial será comunicado oficialmente en la próxima reunión, prevista para el viernes 29 en Ginebra, y a partir de ese momento la Argentina podrá apelar, por un plazo de 60 días. Si la apelación fuera rechazada y el país mantuviera las restricciones, los demandantes podrían solicitar a la OMC una autorización para aplicar sanciones. Se estima que el proceso podría demandar más de un año.

La Argentina puede enfrentar el año próximo una pérdida de dólares comerciales de hasta U$S 5.000 millones, debido al fallo de la OMC que la obliga a desmantelar todo su sistema destinado a controlar las importaciones. Así lo estimó el titular de la consultora especializada en comercio internacional DNI, Marcelo Elizondo.

En tanto, el presidente de la Cámara de Exportadores (CERA), Enrique Mantilla, explicó que la entidad solicitará al gobierno la apertura de un proceso de consultas para tratar las implicancias del fallo de la OMC, que fuera adverso al sistema de administración de importaciones argentino.

Mantilla puso de relieve que “esta situación, afectará en el corto plazo las negociaciones UE-Mercosur y de no adecuar el sistema del régimen de importación dentro de los plazos dispuestos originará retaliaciones a nuestras exportaciones”. (DPA-DyN)


0No hay comentarios