Check the new version here

Popular channels

Argentina tiene menos renta per capita que en el 1998

CON MUCHA MÁS INFLACIÓN

Son cálculos de expertos de la UBA y la Universidad de Harvard; según el Indec, hubo un crecimiento de 1,4%

icillof la miraba embelesado. Con tono calmo, el que tradicionalmente usa cuando pisa territorio extranjero, Cristina Kirchner dijo: "Tenemos el mayor crecimiento económico de toda nuestra historia". Era fines de abril y buscaba atraer a decenas de empresarios rusos que la escuchaban en Moscú, deseosos de saber si la nueva alianza con Vladimir Putin podría traducirse en negocios.

La Presidenta ofrecía datos oficiales elaborados por el desmantelado Indec, hoy convertido en usina del relato kirchnerista. En cambio, especialistas de la UBA y de Harvard y consultoras privadas estimaron que la economía cayó durante el mandato que concluirá en diciembre. Es más: según precisaron, el PBI per cápita en dólares sufrió una retracción de 1,6% en los últimos cuatro años. Ese dato posiciona a la Argentina en el anteúltimo lugar del ranking regional. El último puesto, claro está, se lo lleva la Venezuela de Nicolás Maduro. Para el Indec, en ese mismo período la economía creció 1,4%.

Incluso, el PBI per cápita nominal que calculó Ariel Coremberg -coordinador del proyecto Arklems y ex técnico de Cuentas Nacionales del Indec- quedó en 7399 dólares, muy por debajo de los 8303 dólares de 1998.

"El Indec cambió la base de cálculo del PBI a 2004 para no pagar el cupón de ese bono en 2013, pero sobre todo para inflar el ingreso de los argentinos", afirmó Coremberg. Con los datos del Indec, el PBI per cápita nominal a 2014 es de 12.813 dólares, afirmó el especialista.

Sólo a modo de comparación, según datos del Banco Mundial actualizados a 2013, Australia tenía un PBI per cápita de US$ 67.463, mientras que el de Canadá era de 51.964 dólares. Al nivel del PBI argentino -calculado por Arklems- se encontraban Botswana (US$ 7315), Bielorrusia (US$ 7557) y Azerbaiyán (US$ 7811).

La consultora Ecolatina también estimó que entre 2012 y 2015 el ingreso que cada argentino genera fue negativo (-0,8%). "Tras años de crecer a tasas elevadas, el PBI per cápita se estancó durante el segundo mandato de Cristina Kirchner", señaló ese estudio.

Las causas que impulsaron esa caída, según la consultora que dirige Marco Lavagna, fueron el cepo cambiario, la caída de la inversión, la mayor inflación, el atraso cambiario, los déficit gemelos (fiscal y de balanza comercial), el default parcial de la deuda reestructurada y la baja del precio de las commodities.

"Luego de subir hasta 2008 gracias al viento de cola, los precios de la soja en dólares, el crecimiento y la posterior apreciación de la moneda, cae el ingreso per cápita en dólares de los argentinos. La mejora fue sólo transitoria", afirmó Coremberg, y agregó: "Se acabaron los motores que generaron el crecimiento. Se terminaron las tasa chinas. Hoy volvemos a estar en niveles de la convertibilidad, aunque para este año se espera un leve repunte como consecuencia de la apreciación cambiaria. Pero no es sostenible", agregó.

Otros ven un escenario más oscuro. "En ese período, la economía no creció nada, mientras que la población pasó de 40,6 millones de habitantes a 41,9 millones. Por eso, ya en los últimos tres años se viene observando una caída de la actividad económica per cápita de 3,1%", estimó Fausto Spotorno, economista de Orlando Ferreres y Asociados. La consultora incluso ubica a la Argentina por debajo de Venezuela en la región.

En cambio, entre 2003 y 2007 (presidencia de Néstor Kirchner), el país encabezó el ránking regional de crecimiento (7,8%) de esa medida, según Ecolatina. Esto se debió a "la capacidad instalada ociosa y los trabajadores disponibles, la fuerte expansión de la inversión y la baja inflación, los superávit gemelos y el tipo de cambio real alto, la reestructuración del 75% de la deuda pública en default y los crecientes precios de las commodities", estimó.

DESARROLLO HUMANO

El uso del PBI per cápita para calcular la riqueza de un país es habitual, pero es criticado por muchos especialistas, que afirman que esa medición esconde cómo se distribuye lo que se produce. Para eso, los expertos lo completan habitualmente con los índices de Gini o de Atkinson.

En los últimos años, no obstante, se utilizó además el índice de desarrollo humano (IDH), elaborado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). En esa estadística, que congrega datos de educación, salud y riqueza, la Argentina apareció en el puesto 49° en 2014, por debajo de Letonia, Croacia, Kuwait, Cuba o Barein.

No obstante, en América latina sólo Chile (41°) la supera. Vale aclarar que los datos usados por el PNUD para calcular el llamado "índice de la felicidad" en el caso argentino son del Indec.


0
4
0
0
4Comments
      GIF
      New