Check the new version here

Popular channels

Argentina: Trabajan hasta 217 días al año sólo para pagar im



Para la evaluación del impacto de la carga tributaria formal, la entidad que conduce Nadin Argañaraz consideró cuatro casos familiares con ingresos de $9.742, $21.111, $31.856 y $48.095. Según el análisis, el fisco se llevó un 47,2%, un 53,1%, un 58,4% y un 59,5% del sueldo de los respectivos grupos

La presión tributaria ya digiere entre un 47% y un 60% de los ingresos de las familias asalariadas, de acuerdo con un relevamiento elaborado por el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF). La recaudación de los tres niveles de Gobierno -nacional, provincial y municipal- ha pasado de representar un 23% del producto en 2001 a llegar a un 35% en 2013, evidenciando así un crecimiento del 45% a lo largo del período.

Según el IARAF, este fenómeno se explica no sólo en la creación de nuevos impuestos, sino también en la falta de un ajuste por inflación en el cálculo de ciertos tributos y el aumento de las alícuotas legales en otros.

La entidad lleva adelante hace cuatro años el cálculo de la carga tributaria formal, que define como "el porcentaje de ingresos que deja de cobrar una familia por el hecho de pagar diferentes impuestos". La medición engloba tanto a los tributos que se aplican en forma directa como a aquellos que se abonan de forma indirecta. Asimismo, incluye en el estudio los aportes y las contribuciones a seguridad social que, bajo su punto de vista, "funcionan en la práctica de manera similar al resto de los impuestos, pudiendo en consecuencia ser denominados bajo esta misma clasificación".

Para la evaluación del impacto de la carga tributaria formal, la entidad que conduce Nadin Argañaraz consideró cuatro casos familiares con ingresos de $9.742, $21.111, $31.856 y $48.095. Según el análisis, el fisco se ha llevado un 47,2%, un 53,1%, un 58,4% y un 59,5% del sueldo de los respectivos grupos. En la comparación con los parámetros de 2011 se advierte a nivel general un incremento en la presión tributaria, con aumentos van desde casi un punto porcentual en el ingreso más bajo hasta entre seis y once puntos en los más elevados.

El instituto incluyó además en su análisis el denominado "Día de la independencia tributaria" (DTI), que cuantifica "hasta qué día del año un ciudadano debe trabajar para cumplir con todos los impuestos que inciden económicamente sobre el ingreso y el gasto llevado adelante". Según los resultados obtenidos, un asalariado formal en la Argentina debería trabajar en 2014 entre unos 172 y 217 días para cumplir con las obligaciones tributarias de los tres niveles de Gobierno. En consecuencia, el DTI se ubica en la Argentina entre el 21 de junio y el 5 de agosto, en función de cuáles sean sus ingresos. Si se lo compara con 2011, el período era entre el 19 de junio y el 5 de julio, con lo cual en tres años se incrementó entre dos y 30 días la presión tributaria.

Desagregando el estudio por tributo, el IARAF concluyó que la falta de actualización de mínimos y deducciones del Impuesto a las Ganancias ha provocado que quienes deban tributar el impuesto lo hagan a tasas efectivas mayores cada año. Esto representa entre 8 y 11 días para los tres niveles de ingresos más elevados. En el caso del nivel de ingresos más bajo, el corrimiento de dos días desde 2011 se explica "a nivel provincial y municipal", como consecuencia de los aumentos en Ingresos Brutos, seguridad e higiene, el impuesto inmobiliario y el ABL.
0No comments yet