Check the new version here

Popular channels

Argentino Se Hace El Vivo En Rusia,Termina Sopre

Un joven argentino quedó preso en Rusia por llevar un cigarrillo con marihuana


"Estoy encerrado por un motivo ridículo", sostuvo Kevin Hoistacher, quien asegura que las autoridades le habían prometido que lo iban a liberar el mismo día que lo detuvieron.



El joven argentino que se encuentra preso en Rusia luego de que le encontraran un cigarrillo de tabaco mezclado con marihuana aseguró que está "encerrado por un motivo ridículo" y que las autoridades le habían prometido que lo iban a liberar el mismo día que lo detuvieron.

"He pasado por muchas mentiras para terminar aquí incomunicado por una semana y como siempre sólo puedo confiar en mí mismo", dice Kevin Hoistacher a través de un diario que escribe en prisión y fue publicado en Facebook, donde ya se creó la página Liberen a Kevin, para recaudar los 18 mil dólares que se le exigen para recuperar su libertad.

"En momentos como este pienso cuánto desvaloricé mi libertad, cómo desvaloricé mis viejos, mis amigos, señora, y por sobre todo mi madre", afirma el muchacho.

Sobre su detención, dijo que se produjo cuando al llegar a la frontera entre Rusia y Finlandia, le revisaron el pasaporte en la Aduana y como era nuevo y no registraba sus anteriores ingresos, pensaron que era "falso".

"Mientras esperé me inspeccionaron el auto entre varias personas y un perro hasta que buscando entre medio del tabaco, encontraron unas pocas hojas (de marihuana) que le dieron lugar a destruirme el auto en búsqueda de más material", asegura.

Luego, afirma que lo interrogaron durante 12 horas hasta que lo llevaron a la ciudad de Vyborg, donde le prometieron que lo iban a dejar en libertad el mismo día, lo cual no sucedió, ya que finalmente fue trasladado a San Petersburgo.

"Rusia está muy dura para mí y yo me ablandé mucho en Finlandia, pero cuando salga de esto ya tendré más de una lección aprendida", reflexiona en una parte del diario.

Agrega que en la cárcel ha "perdido la noción del tiempo", ya que no puede tener reloj ni básicamente nada, y que en el calabozo, el primer día, se la pasó durmiendo "para no tener hambre ni sed".

Luego, cuenta que le acercaron alimentos y "paquetes de cigarros para calmar los nervios", aunque un oficial le dijo que esa cárcel "es un una mierda y si molesta lo van a dejar inconsciente a golpes.



0No comments yet