Check the new version here

Popular channels

Argentino vendia secretos nucleares a Venezuela

El científico argentino, Pedro Mascheroni, responsable de la trama, ha sido condenado a cinco años de prisión seguidos de tres de supervisión




Mascheroni, de 79 años, prometió construir 40 armas nucleares para Venezuela y diseñar una bomba que tuviera como blanco Nueva York, con el fin de desarticular el sistema eléctrico de la ciudad, según grabaciones secretas del FBI.

El científico, aseguró a los supuestos venezolanos que las bombas lograrían prevenir una potencial invasión de EEUU a Venezuela. «Serviría de amenaza, al mostrar al mundo entero lo que tenemos», afirmó a continuación.

«Esto es muy peligroso, lo hago por dinero. Voy a ser el jefe, con dinero y poder», le dijo el argentino a su esposa, con la que compartió la supuesta negociación secreta, según las grabaciones dadas a conocer en los tribunales.

Parece ser que Mascheroni, quien, aunque nació en Argentina, es ciudadano estadounidense, lo tenía todo planeado para dar un giro radical a su vida. Lo que no esperaba es que el interlocutor al que estaba haciendo la oferta no era un representante del gobierno venezolano, sino agentes encubiertos de inteligencia estadounidense. Su proyecto, por tanto, se vino abajo al instante.

«Eres un representante del gobierno de Venezuela, ¿no?», pregunta el científico al interlocutor, sin imaginar que estaba siendo grabado y mucho menos, que se trataba de los servicios de inteligencia de EEUU, informa la «BBC».

Según los documentos presentados ante la corte de Albuquerque, Nuevo México, Mascheroni aseguró a los agentes que podía ayudar a desarrollar una bomba nuclear para Venezuela en 10 años.

Además, les garantizó que el país podía desarrollar un reactor nuclear secreto, bajo tierra, para producir y enriquecer plutonio.

El FBI ya ha requisado todo lo que considera de utilidad: teléfonos celulares, libros, ordenadores, fotografías y cartas de la pareja, radicada en Los Álamos.

Mascheroni negó la conspiración

El científico se defendió asentando que era víctima de una maquinación del gobierno federal en su contra por haber criticado públicamente la política nuclear de Estados Unidos.

Su proyecto era una mezcla de información cogida de internet e ideas producto de su imaginación, según declaró el científico.

«Estaba vendiendo ciencia ficción», dijo ante el juez de distrito, William P Johnson.

Mascheroni fue sentenciado el miércoles a cinco años de prisión seguidos de tres de supervisión. Su esposa no está libre de cargos. En agosto de 2014 fue sentenciada a un año y un día de prisión. por conspirar junto a su marido para vender secretos nucleares.
0
0
0
0No comments yet