Check the new version here

Popular channels

Arquitecto que diseñará las ciudades del futuro



Desde su estudio en Rotterdam, Daan Roosegaarde no descansa. Está obsesionado con que los alcaldes de las grandes ciudades se den cuenta de que es posible solucionar problemas como la polución o el gasto energético de una forma bella, eficiente y por qué no, llena de fantasía.

El arquitecto ya conmocionó al mundo con su propuesta para eliminar el 75% de niebla contaminante de un parque en la ciudad china de Beijing. ¿Cómo? Con una especie de ventilador elegante que dispersa la polución y crea un túnel de aire limpio desde el que los transeúntes pueden avistar el cielo azul. También causó sensación su propuesta lumínica a base de un material que genera luz cuando alguien lo toca, y que ya se ha instalado en la ciudad holandesa de Almere.

Pero lo que puede hacer que este visionario pase de ser un arquitecto utópico a un ingeniero del futuro es la autopista inteligente. Se trata de sustituir las líneas de pintura y algunas señalizaciones por un material que se carga con la luz solar y que brilla por la noche. Es decir, carreteras fluorescentes. La idea ya se implementó en un fragmento de autopista en su país, a la altura de Oss. Ahora es probable que la autopista entre Londres y Birmingham adopte la misma tecnología de las estrellitas adhesivas que muchos pegábamos al techo de nuestro dormitorio.

Roosegaarde se ha reunido con los técnicos de la capital británica y con el alcalde Boris Johnson. Primero probarán la idea del arquitecto holandés en los carriles bici de Londres y, si les convence, la autopista hasta Birmingham podría transformarse en ocho meses: "Hace seis años este proyecto nunca habría sido posible. Las empresas y gobiernos estaban en su zona de confort. Ahora nos estamos deslizando o chocando con lo desconocido en términos sociales y económicos. Estamos creando un prototipo de ese nuevo mundo", explicó Roosegaarde a Wired. De hecho, el Ministerio de Infraestructuras holandés acaba de financiar otro tramo de carretera fluorescente en Afsluitdijk. Pero el objetivo de Roosegaarde es llevar este proyecto a países de África o a la India, donde sería muy interesarte desconectar de la dependencia energética para hacer más seguras las calzadas.


link: https://www.youtube.com/watch?v=heYGD2Cbx1k

El arquitecto holandés está orgulloso de que las bandas fluroescentes instaladas en Oss permitirán ahorrar dinero, pero también de que "un niño pueda proponerle a la niña que le gusta ir a ver la carretera. Combino el lado poético con el pragmático". Roosegaarde imagina los paisajes del futuro, y contrapone las visiones apocalípticas de las ciudades a ideas desbordantes de belleza. El ejemplo más sensible de su trabajo quizá sea el carril bici campestre que se encargó de iluminar cerca de Eindhoven: en vez de instalar farolas, Roosegaarde llenó el camino de unas piedras brillantes creando el efecto de un bosque mágico. Para ello se inspiró nada menos que en el pintor Vincent Van Gogh, y en su cuadro Noche Estrellada.

0
0
0
0No comments yet