Arroyo Salgado pidió mayor seguridad para ella y sus hijas.




Hizo una presentación ante el juez federal Luis Rodríguez, que le envió el requerimiento al ministerio de Seguridad.



La jueza federal de San Isidro y ex esposa del fiscal Alberto Nisman, Sandra Arroyo Salado, le pidió a la Justicia que se evalúe el esquema de seguridad de ella y sus hijas y si se necesita modificarlo.

Arroyo Salgado solicitó que un oficial especialista en seguridad determine si la seguridad con la que cuenta actualmente es suficiente o es necesario modificarla.

La presentación fue hecha ante el juez federal Luis Rodríguez, quien tiene a su cargo la causa por las amenazas vía mail que recibió años atrás Nisman, Arroyo Salgado y sus hijas.

El magistrado remitió la presentación al ministerio de Seguridad de la Nación para que determine el planteo de Arroyo Salgado.