Check the new version here

Popular channels

Arroz con leche, me quiero casar

"Arroz con leche, me quiero casar, con una señorita de Portugal, Israel"




"A San Antonio, como es un santo casamentero, pidiendo matrimonio le agobian tanto"
(La Mazurca de las Sombrillas, Segundo Acto de la Zarzuela de Luisa Fernanda)


Tal vez no es "arroz con leche, me quiero casar" lo que están cantando decenas de árabes residentes en países vecinos. Es más probable que sea "pita con hummus, me quiero casar". Y tampoco no es a San Antonio a quien le piden matrimonio y lo agobian tanto, sino al Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel.
Un reciente artículo en un periódico israelí informa que decenas de árabes en el Medio Oriente han expresado interés en conseguir novias israelíes.

Un ciudadano de Arabia Saudita, en una reciente carta al Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel, expresa su deseo de casarse con una mujer israelí: "He escuchado que las israelíes son mujeres muy inteligentes y muy bellas. Estoy dispuesto a pagar una dote apreciable en camellos, o, si lo prefieren, en dinero".

Docenas de cartas similares, todas con "fines serios" llegan cada año al Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel, procedentes de Irak, Yemen, Arabia Saudita, los Emiratos Árabes Unidos, y Egipto. Los firmantes se identifican con sus nombres completos, y dan su dirección y número de teléfono.
Hace poco un residente de Bagdad envió una carta al Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel, donde escribe que, aunque ya tiene cuatro esposas, desea que lo pongan en contacto con alguna chica israelí que podría interesarse en casarse con él. "Estoy seguro que se llevaría muy bien con mis otras esposas, pues las cuatro son muy simpáticas", escribió.

El Ministerio contesta cortésmente a cada uno de los pretendientes informándoles que entre sus servicios no está incluido el de casamentero.


Fuente: Mi Enfoque
0
0
0
0
0No comments yet