Check the new version here

Popular channels

Asesinan a una mujer delante de su hijo

El crimen ocurrió en el barrio Colinas del Country, donde un hombre disparó en contra de un motorizado. El conductor de un Laser celeste que pasó un par de minutos después del tiroteo vio al pequeño llorar delante del cadáver de Marilyn Josefina López García

La imagen de un niño llorando delante del cadáver de su madre, quien acabada de recibir un balazo en la cara, no es de una película. Es de la vida real y pasó en el oeste de Maracaibo. Es el caso de Marilyn Josefina López García, de 39 años, quien caminaba junto con su hijo cuando unos delincuentes abrieron fuego contra un motorizado que iba en la misma calle. Ella y su pequeño, de siete años, quedaron en medio de la línea de fuego.
El homicidio ocurrió ayer, a las 7.05 de la mañana, en la calle 94 con avenida 87B del barrio Colinas del Country, parroquia Francisco Eugenio Bustamante. Por esa esquina, López y el pequeño irían a la casa de Carmen Albornoz, encargada de cuidar al infante, quien reside en el barrio Cassiano Lossada. En sentido contrario iba el conductor del vehículo, quien divisó a dos hombres con actitud sospechosa.
Nadie supo si el conductor de la moto reconoció a los sujetos o simplemente obedeció a un acto instintivo por temor a un robo cuando decidió dar la vuelta. Al ver que el motorizado regresaba por donde venía uno de los hombres que estaba parado esperándolo, sacó un arma y abrió fuego en varias oportunidades. Una de esas balas alcanzó a López en la cabeza, mientras que la persona a la que iban dirigidas salió ilesa y logró huir a toda velocidad.
Piedad
El homicida y su cómplice escaparon también. Los vecinos escucharon los tiros, pero nadie salió por temor. El conductor de un Laser celeste que pasó un par de minutos después del tiroteo se encontró con la escena del niño llorando al lado del cuerpo de López. A gritos le repetía a su madre que se levantara. El chofer se detuvo e interrogó al joven, quien pidió que lo dejara en la casa de Albornoz. Allá contó todo a los mayores, quienes se comunicaron con la familia de la occisa.
Para cuando la dama encargada del pequeño se acercó hasta el sitio, los vecinos rodeaban el cadáver. Las hermanas de la víctima no tardaron en llegar. Tras los interrogatorios de los funcionarios de la Policía Nacional, las mujeres comentaron que, al parecer, la ultimada iba a dejar a su hijo en casa de Albornoz para luego trasladarse hacia su trabajo como empleada de mantenimiento en una oficina de PDVSA, en la que solo tenía un mes laborando.
Trascendió que López residía sola con su pequeño a una cuadra de donde la mataron. Tenía seis meses separada del padre del niño, quien reside en Valencia por cuestiones de trabajo.
0
0
0
1
0No comments yet